fbpx Ácido Hialurónico y sus diferencias  – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Ácido Hialurónico y sus diferencias 

El Eco

Por Martín A. Fernández

Especialista en cirugía plástica y reparadora. Director Médico de Hope Aesthetic. Director de área quirúrgica Clínica Modelo de Tandil.

El Acido Hialurónico es un glicosaminoglicano, un polisacárido, no sulfatado de alto peso molecular que se encuentra en la matriz extracelular de todos los tejidos animales, siendo especialmente abundante en los tejidos conectivos, pero también en el tejido nervioso y epitelios. Fue aislado en 1934 del humor vítreo del ojo bovino. Es una molécula extremadamente larga con una gran capacidad de hidratación que aporta a los tejidos resistencia a presiones mecánicas y lubricación, pero también otras funciones relacionadas con la comunicación y diferenciación celular.

El ácido hialurónico tiene una gran capacidad de hidratación, es decir, de asociarse a moléculas de agua, puesto que posee muchas cargas negativas en su estructura molecular.

Así mismo esta sustancia fue sintetizada hace décadas de manera artificial y estudiada en animales humanos, ampliándose cada vez más sus aplicaciones.

La gran virtud de su utilización en estética es su capacidad de ser degradable. Los antiguos rellenos como el colágeno, eran de tipo permanente y aun vemos hoy día las secuelas de ese tipo de rellenos.

Por lo antedicho lo utilizamos como relleno y para aportar hidratación a los tejidos, según la cantidad aplicada, la técnica y la cohesividad del producto.

Existen Acidos Importados y Nacionales, y mas o menos densos, es decir con diferente G prime, según la cantidad de enlaces y reticulación que presenten. Esto además de aportarle más o menos densidad hace que se reabsorba más o menos rápidamente.

Podemos rellenar arrugas, voluminizar estructuras, realizar rinomodelacion, aumento de labios, de mentón, hidratar la piel facial, del cuello, del escote, y aplicarlo directamente con agujas, cánulas o mesoterapia.

Cada Jeringa viene prellenada con 1ml de ácido hialurónico trae consigo todas las especificaciones del producto, y dos sticker de trazabilidad, uno para el consentimiento informado y otro para que se lleve el paciente con el certificado de implante. Por ello cada producto es de uso individual y no se debería fraccionar.

Tengamos en cuenta que 1 ml es apenas un tercio de una cucharita de café, es realmente poco producto pero con una gran capacidad de hidratación.

Es de buena práctica realizar una evaluación y retoque de ser necesario a los 15 días.

La virtud del Acido Hialuronico es que ante algún efecto adverso o indeseado, puede disolverse con hialuronidasa, una encima que lo degrada y acelera la reabsorción.

Es una sustancia muy noble, solo contraindicada en los raros casos de personas alérgicas a algún componente del mismo.

Si bien como dijimos existen productos Nacionales, no son recomendables para el rostro, encontrando alguna aplicación a nivel corporal.

Los efectos adversos pueden ser: edema permanente, oclusión vascular por compresión, inyección intravascular, estas últimas pueden producir necrosis de los tejidos aledaños y representan una urgencia médica, asimetrías, y alergia.

En consecuencia aunque muchas veces la aplicación parezca sencilla, te recomiendo lo hagas con un profesional Médico capaz de resolver lo que pueda surgir.

 

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario