fbpx Con el brillo de Messi, Barcelona pasó a cuartos – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis
LIGA DE CAMPEONES

Con el brillo de Messi, Barcelona pasó a cuartos

Vapuleó 5-1 a Lyon, tras el empate de la ida. El rosarino anotó dos goles y dio una asistencia.

Festejo de Messi y el chileno Arturo Vidal.

Agencia

Barcelona, con un doblete del argentino Lionel Messi, se metió hoy en los cuartos de final de la Liga de Campeones goleando 5-1 a Lyon, en el partido de vuelta disputado en el Camp Nou (0-0 en la ida).
En un partido dominado por los locales, Messi abrió el marcador de penal (17’), antes de que Philippe Coutinho hiciera a puerta vacía el 2-0 (31’), mientras Tousart recortó distancia (58’) sólo para ver como Messi (78’), Gerard Piqué (80’) y Ousmane Dembelé (85’) sentenciaban el encuentro y el pase.

Barcelona, con Arthur distribuyendo juego, se instaló en campo contrario en el primer tiempo, ante un Lyon, que sin la pelota buscaba hacer daño al contraataque.

Un disparo raso de Tanguy Ndombele (10’) que se fue fuera lamiendo el poste demostraba que el peligro francés existía, pero llegó el primer gol azulgrana cuando Luis Suárez cayó en el área en un choque con Denayer que el árbitro castigó con penal.
Messi se encargó de transformar la pena máxima para adelantar a los azulgranas.

Lyon llegaba en destellos esporádicos al área de Marc-André Ter Stegen con tiros de Moussa Dembelé, pero la peor noticia para el equipo francés fue la lesión de su portero Anthony Lopes tras un choque con Coutinho.

El arquero portugués, tras ser atendido en el campo, siguió jugando unos minutos, en los que vio como Suárez recortaba en el área para irse hacia adentro y ante la salida del portero dar el balón a su izquierda, donde apareció Coutinho para marcar a puerta vacía.
A la vuelta de la pausa, Lyon dio un paso adelante y buscó manejar el balón.

Disparos de Nabil Fekir (56’) y de Ferland Mendy (57’) fueron la antesala del gol francés cuando Lucas Tousart cazó un rechace soltando un disparo que significó el 2-1.

Cuando peor lo estaba pasando Barcelona, apareció Messi para desatascar al equipo y meter el gol de la tranquilidad.
El capitán azulgrana se fue con la pelota, gambeteó a dos defensas y soltó un disparo flojo que entró ajustado al palo, al que seguirían los goles de Gerard Piqué a puerta vacía y Dembelé. (NA).

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario