fbpx Cambio climático: un fenómeno antropológico que parece no tener fin – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Cambio climático: un fenómeno antropológico que parece no tener fin

El riesgo de no asumir la responsabilidad en el Ártico

El Eco

El calentamiento global es un fenómeno con el cual todos los habitantes de la tierra deberían estar familiarizados, más allá de la definición teórica en sí. Cada acción que uno realiza, tiene enormes implicancias en el medio ambiente.

Por definición, el cambio climático es la “variación en el estado del sistema climático, formado por la atmósfera, la hidrosfera, la criosfera, la litosfera y la biosfera, que perdura durante periodos de tiempo suficientemente largos (décadas o más tiempo) hasta alcanzar un nuevo equilibrio. Puede afectar tanto a los valores medios meteorológicos como a su variabilidad y extremos. Los cambios climáticos han existido desde el inicio de la historia de la Tierra, han sido graduales o abruptos y se han debido a causas diversas, como las relacionadas con los cambios en los parámetros orbitales, variaciones de la radiación solar, la deriva continental, periodos de vulcanismo intenso, procesos bióticos o impactos de meteoritos. El cambio climático actual es antropogénico y se relaciona principalmente con la intensificación del efecto invernadero debido a las emisiones industriales procedentes de la quema de combustibles fósiles.”

Cambio climático: las consecuencias para Argentina

Tal es así que para el 2050 se pronostica que ciudades del sur de Vietnam, Tailandia, China, India y Bangladesh, quedarán tapadas por el océano. ¿Y lo más grave? Si en años posteriores seguimos sin actuar, el calentamiento de la temperatura de los océanos podría ser 6 veces mayor que el calentamiento total en los últimos 60 años. ¿Qué generan las aguas más calientes? Mayores precipitaciones, provocando tormentas más intensas, inundaciones y pérdida de hielo marino.

También es importante remarcar que el aumento de las emisiones de CO2 tiene un impacto negativo en el valor nutricional de ciertos cultivos. Hoy por hoy, cerca del 1% de las calorías de los alimentos se han perdido debido al aumento de las temperaturas en las zonas de su producción, implicando una grave pérdida calórica para unas 50 millones de personas.

¿Qué esperás para comenzar a reducir tu impacto diario de CO2 en la atmósfera terrestre?

 

 

Nota proporcionada por :

  • ElEco

Deja un comentario