fbpx Durante la cuarentena, la tarea de los graduados en Ciencias Económicas se ha incrementado – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Durante la cuarentena, la tarea de los graduados en Ciencias Económicas se ha incrementado

En la región son más de 700 los profesionales matriculados, de los cuales 600 pertenecen a Tandil y el resto se reparte entre Rauch, Ayacucho y Benito Juárez. Con la pandemia la demanda de sus gestiones ascendió, pero deberion amoldarse para poder lograr un buen desempeño. Por otro lado, aquellos que se están formando, también adoptaron nuevas técnicas de estudio con éxito.

El Eco

Allá por el año 1971, el Consejo Profesional de Ciencias Económicas de la Provincia de Buenos Aires estableció el 15 de junio como el Día del Graduado en Ciencias Económicas, en honor a la asamblea constitutiva que se reunió en esa fecha, pero 25 años antes, y dio forma al Consejo Profesional.

Esta es una de las fechas conmemorativas para la profesión, ya que vale destacar que también el 2 de junio han hecho honor a Manuel Belgrano, quien fuera considerado el primer economista argentino. Además, el 17 de diciembre es el Día del Contador Público, que abarca a una de las ramas más convocantes de esos estudios.

Desde noviembre del año pasado que el rauchense Juan Esteban Bassagaisteguy preside la Delegación local del Consejo Profesional de Ciencias Económicas, marcando un hito histórico, ya que es la primera vez que queda al frente de la entidad alguien que no desempeñe su oficio en la ciudad de Tandil.

El perfil del Consejo Profesional es el mismo para todas las delegaciones, que son 22 a lo largo de toda la provincia. Principalmente sostienen la prestación de servicios a los graduados, que desde Tandil abarcan tanto a los locales como a los de Rauch, Ayacucho, Benito Juárez y Barker. El titular contó que actualmente tienen un registro de 700 matriculados, de los cuales 600 se concentran nada más que en tierra tandilense, mientras que los 100 restantes pertenecen a Benito Juárez, Ayacucho y Rauch.

Contó que el desafío actual, en medio de esta situación tan peculiar para el mundo entero, es desempeñar la profesión de forma remota, a distancia, ya que no todos los estudios estaban preparados tecnológicamente para que puedan trabajar desde sus casas. De todas formas, aseguró que de a poco todos se fueron acomodando.

A la fecha, ya las cosas se han ido flexibilizando y recordó que la primer habilitación de circulación para su rubro sucedió en Tandil el 23 de abril, mientras que el 29 sucedió lo mismo en Benito Juárez y el 30 hizo lo propio Rauch, quedando por último Ayacucho que recién abrió el 15 de mayo. De todas formas, advirtió que la delegación permanece trabajando a puertas cerradas.

Si bien las tareas se están realizando casi con normalidad, resaltó que lo único que no se ha podido resolver es la situación de los nuevos matriculados por una cuestión jurídica que lo impide. En este sentido, reveló que el número es más o menos parejo cada año, rondando los 20 nuevos profesionales que se afilian. “Solemos hacer una jura anual que este año está prevista para el 2 de octubre, pero veremos si se puede celebrar”, dudó.

Lo más difícil fue abril

Desde sus conocimientos, la tarea en estos tiempos se ha incrementado porque tanto desde Nación, como Provincia y Municipio han sacado infinidad de normas. La lectura para el entendimiento de las mismas es lo que más tiempo les ha requerido, para de esa forma poder asistir a los clientes con los distintos tipo de permisos necesarios y habilitaciones. “El productor agropecuario, por ejemplo, no tiene mucha idea de cómo resolver esas cuestiones y recae en nosotros”, explicó.

Bassagaisteguy admitió que lo más dificultoso transcurrió durante abril principalmente, ya que tenían los estudios cerrados ni podían acercarse hasta la casa de sus clientes para llevar documentación a fin de liquidar el impuesto al Valor Agregado, que fue el único que no tuvo prórroga de vencimiento.

Sus expectativas de aquí en adelante son buenas, aunque aseguró que la caída en la actividad económica es enormemente notable. “Vamos a salir pero con una nueva realidad, el distanciamiento social, la higiene y el método de atención al público se van a mantener”, estimó.

La demanda de la carrera y las clases virtuales
Por su parte, Alfredo Rébori, doctor en Ciencias Económicas actual Decano de esa Facultad de la Universidad Nacional del Centro (Unicen), explicó cómo se han desempeñado desde el inicio de la cuarentena en el ámbito educativo. Reveló que desde el 16 de marzo, antes de dictarse el aislamiento obligatorio, se reunieron y decidieron  suspender las clases presenciales.
“Rápidamente nos propusimos mitigar los efectos de este fenómenos en todos los grados de enseñanza”, dijo. Para esto armaron un plan de contingencia que, como ya el 70 por ciento de las materias realizaba de alguna u otra manera actividades virtuales a través de la plataforma Moodle, no generó grandes inconvenientes.
“Las clases pudieron implementarse enseguida por lo que en abril ya estábamos con esta metodología”, explicó y agregó que hasta el momento el rendimiento es positivo y “sorpresivamente bueno”.
A través de una encuesta pudieron determinar con profesores y alumnos que hay una organización bien llevada, aunque con algunas dificultades y sobreactividades. Ante esto, Rébori aseguró que se trata de un “desafío” sobre todo cuando llegue el momento de las evaluaciones finales, que será en julio y agosto.
Cabe destacar que son alrededor de 1400 los alumnos que están cursando actualmente, aunque se habían anotado unos 170 más, lo cuál es normal que suceda en el primer cuatrimestre de cada año. De todas formas, señaló que hay una leve tendencia en la demanda de la carrera y desde la institución es muy significativo sostener estos números.
“En esta profesión se trabaja con la escasez en búsqueda de eficacia y nos convocan para hacer mejor las cosas, lo que la vuelve más atractiva”, indicó, asegurando que principalmente lo que le tiene que gustar al que elije la carrera es trabajar en equipo para lograr los distintos objetivos. “Es trasversal a todas las actividades humanas”, sostuvo.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario