fbpx ¿Qué hacer en Tandil en 3 días? – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

¿Qué hacer en Tandil en 3 días?

Ubicada en la provincia de Buenos Aires, Tandil es una ciudad con diversos atractivos para los turistas. Es ideal para darse una escapada de fin de semana, relajarse con los paisajes naturales, disfrutar hermosas vistas y conocer hermosos lugares. La distracción estará asegurada para grandes y pequeños.

El Eco

Uno de los países de América Latina más visitados por turistas de todo el mundo es Argentina. Su extensión de más de 2 millones de km2 hace de este territorio una de las naciones más grandes del mundo, por lo que alberga una gran diversidad de culturas y lugares hermosos que vale la pena explorar.

Hay muchas ciudades muy interesantes para visitar en este país. Una de éstas es Tandil, ubicada en la provincia de Buenos Aires, la cual destaca por tener una gran variedad de destinos turísticos  para ofrecer.

Es un destino ideal para los amantes de la naturaleza, pues las sierras y paisajes que se encuentran en la ciudad, son de extraordinaria belleza. Por esta razón, el turismo es una de las actividades que más ingresos generan en la ciudad.

Al ser una ciudad con gran afluencia de turistas, el sector del alojamiento se ha desarrollado en la zona, sobre todo los de tipo campestre, que se adecúan al paisaje y ambiente. Una de las opciones por las que más se decantan los visitantes, es escoger entre las hermosas cabañas en Tandil disponibles para alquilar. Son lugares acogedores, que se complementan muy bien con el ambiente natural de la zona.

Las cabañas disponibles en Tandil son sitios cómodos, acogedores, seguros y muy agradables, sin duda, ideales para descansar. Complementan el ambiente natural que tiene para ofrecer la ciudad. 

Mucho por hacer en tres días

Si el plan es darse una escapada de fin de semana, son diversas las actividades disponibles para todos los gustos, con total seguridad, serán tres días de completo disfrute.

Una vez se haya elegido un alojamiento adecuado, será hora de empezar a explorar. Tandil es una ciudad tranquila y agradable, con muchos lugares naturales donde descansar y tomar mate. No será difícil encontrar un lugar para tomar fotografías, beber mate (té argentino) y disfrutar con toda la familia.

Entre todo lo que tiene que ofrecer Tandil, destaca el Parque Lítico La Movediza, allí se encuentra la famosa Piedra Movediza, que le da nombre al lugar y es prácticamente un icono cultural de Tandil, tanto es así, que forma parte de su logo oficial.

Es importante resaltar que la piedra real, que pesaba unas 300 toneladas, se mantuvo en equilibrio durante años. Lamentablemente cayó y se rompió el 29 de enero de 1912. Hay diversas teorías sobre este acontecimiento, algunos dicen que fue obra de vándalos, mientras que otros argumentan que cayó de forma natural.

Hoy en día se puede apreciar la réplica que fue colocada en 2007, la cual está sujetada con un gancho para simular el estado de la original. Además, es posible observar los 3 pedazos de piedra restantes después de la caída de la original, los cuales siguen presentes en el parque.

El Mirador de Parque Independencia es otro lugar muy recomendable para los viajeros. Es tan conocido que tiene el ostentoso título de “El Mirador de la Ciudad”, pues en sus alturas se puede contemplar toda la zona urbana de Tandil, desde un mismo lugar

Es un espacio multicultural, pues la entrada de granito fue donada por la comunidad italiana, mientras que el hermoso Castillo Morisco que se ubica en el mismo lugar, lo regaló la comunidad española. Desde allí se pueden observar los hermosos atardeceres en lo más alto de la ciudad, razón por la que se recomienda acudir por la tarde.

Es posible almorzar, cenar y tomar mate en el mirador, para así pasar un rato relajante con el hermoso paisaje de fondo. Además, en una de las laderas se encuentra el anfiteatro Martín Fierro, donde se puede disfrutar con interesantes eventos.

El Casco Histórico es el lugar ideal para aquellos que aman la historia y la cultura. Recorriendo este circuito es posible admirar las esculturas francesas de la Plaza Municipal, disfrutar las visitas guiadas del Palacio Municipal de Tandil, conocer los museos, como el Tradicionalista y el de Bellas Artes, y hacer una caminata por la Calle de los Tilo, un camino interesante que verdaderamente vale la pena conocer.

Las mejores cosas que hacer en Tandil con niños

La planificación de un viaje resulta más sencilla cuando solo van solo adultos, pero cuando toda la familia debe asistir, hay que ampliar los horizontes en cuanto a las actividades a realizar. Los niños siempre están llenos de energía y de ganas de probar cosas nuevas, razón por la que hay que tenerlos en cuenta a la hora de viajar.

Afortunadamente, Tandil es una ciudad tan variada que cuenta también con actividades muy divertidas para los más pequeños, quienes con toda seguridad siempre recordarán la experiencia.

Lo ideal es hacer el circuito del lago en Tandil, que cuenta con lugares muy interesantes. La feria artesanal ofrece una gran cantidad de objetos y recuerdos artísticos, shows y gastronomía, siendo ideal para llevar a los niños más creativos, que quedan maravillados con el arte. 

Cerca de allí se encuentra la Villa del Lago, con paisajes sorprendentes que suelen dejar la boca abierta. Pero algo de mayor interés para los niños, se puede mencionar el monumento a Don Quijote y Sancho Panza, unas esculturas (junto a su molino, tal como en la novela) con aspecto caricaturesco, que deleitarán tanto a los pequeños como a los mayores. En la zona también se encuentra un parque de juegos especial para los niños.

La buena comida debe ser parte de todo viaje, y es algo que incluso a los pequeños les encanta, por esto, una parada indispensable en Tandil, es el local de Época de Quesos. Un lugar que además de contar con un ambiente tradicional, pone a disposición de los visitantes una gran cantidad de quesos autóctonos de la localidad.

La variedad de tamaños, colores y sabores es bastante llamativa, y los aromas que desprenden estos deliciosos quesos, llenan el lugar de un ambiente inigualable, que cautivará a todo el que lo visite.

Finalmente, no se puede dejar de mencionar el Parque del Bicentenario como un lugar ideal para llevar a los más pequeños. Proporciona una gran cantidad de espacio para que los niños puedan correr y divertirse, mientras los padres toman fotografías a los bellos árboles y a las zonas verdes; y por qué no, también pueden divertirse y jugar junto a sus adorados hijos, para tener una linda experiencia familiar.

 

Nota proporcionada por :

  • ElEco

Deja un comentario