fbpx Quemaduras, ¿qué debo hacer? – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Quemaduras, ¿qué debo hacer?

El Eco

El fuego, el hielo, la energía nuclear, las sustancias químicas, la electricidad, son parte de la evolución humana, y han producido infinidad de beneficios pero también daños que antes no existían.

Una quemadura es una lesión en los tejidos del cuerpo causada por el calor, el frío, sustancias químicas, electricidad, el sol o radiación.

Si bien durante todo el año hay consultas por quemaduras, generalmente en el verano tienen mas que ver con el sol, el asado del fin de semana, quemas de pastizales, o la pirotecnia en las fiestas, y en el invierno con el uso de estufas, velas y calentadores. Cada una tiene su gravedad, pero estas últimas suelen ser peores porque se dan en espacios cerrados, afectando además, las vias aereas por respirar aire caliente, o la posibilidad de explosiones en algunos casos.

Las escaldaduras por líquidos calientes y vapor, y las quemaduras por sustancias químicas se dan todo el año, sobre todo en el hogar, al cocinar o limpiar, y sufrir un descuido o manipular las sustancias sin protección.

La gravedad de las quemaduras y sus secuelas depende de la zona afectada, de la extensión de la superficie corporal quemada, y de la profundidad.

  • Las zonas graves son:

La via aerea, generalmente se debe a la inhalación de sustancias químicas, de vapor caliente o de aire caliente, y es una urgencia médica, porque así como se produce una ampolla en la piel cuando uno se quema, esa misma ampolla también se puede producir en la vía aerea, y comprometer el pasaje de aire y la respiración.

El Rostro y el cuello son  otras de las zonas graves por sus implicancias estéticas y funcionales

Los pliegues son otra zona que puede generar grandes compromisos funcionales, como por ejemplo axilas, codos, muñecas, ingles, huecos popliteos, tobillos, y dedos de las manos y pies.

Los genitales, por último, son otra zona a tener en cuenta por la gravedad de sus secuelas.

  • La extensión de la quemadura en la superficie corporal se puede medir de diferentes maneras, pero una forma práctica de hacerlo es con la palma de la mano de la persona afectada, cada palma representa el 1% de la superficie corporal y la sumatoria nos dara el porcentaje final.
  • Por último la profundidad se puede clasificar en:

Quemaduras de primer grado, que dañan solamente la capa externa de la piel (como por ejemplo la quemadura solar), la piel se pone colorada, duele mucho y puede haber ampollas,  curan en una semana aprox.

Quemaduras de segundo grado, que dañan la capa externa y la que se encuentra por debajo de ella (como por ejemplo quemaduras con agua caliente) generalmente son quemaduras más graves, donde hay daño de los tejidos mas allá de la piel superficial, pueden aparecer zonas blanquecinas y paradojicamente duele, pero menos que las superficiales. Pueden curar espontaneamente con el tratamiento adecuado en 2 a 4 semanas, si se complica requerirá de injertos de piel.

Quemaduras de tercer grado, que dañan o destruyen la capa más profunda de la piel y los tejidos que se encuentran debajo de ella (generalemente se deben a fuego directo, sustancias químicas o electricidad). Son las de mayor gravedad, la piel puede quedar blanca, marrón o negra, no duelen, y requieren siempre de tratamiento médico quirúrgico para remover los tejidos afectados y mejorar la zona para poder recibir un injerto de piel o colgajos.

Entonces ante una quemadura, descartar quemadura de vía aerea, lo cual es una urgencia, sobre todo si cambia el tono de voz, si la quemadura es de piel, lavar la zona con agua y jabón, y secar con una gasa o toalla limpia, no colocar pasta dental, aceite, aloe vera, hielo, ni otra sustancia casera. Si la quemadura es solar o superficial se puede tratar con hidratación,  gel postsolar, o sulfadiazina de plata en el hogar, siempre y cuando no sea muy extensa, porque en esos casos requerirá de consulta médica ya que se puede acompañar de fiebre y otros síntomas generales. Las demás quemaduras requieren de consulta médica temprana. Con un buen manejo médico, no requieren de antibióticos orales si la herida se encuentra limpia, pero si de toilettes médicas periódicas. Con una buena evolución, cicatrizará con el paso de los días, aunque en algunos casos requerira de injertos de piel o colgajos para lograr restituir la cobertura cutánea. Las quemaduras graves en cambio, requieren de intervención médica inmediata, con toilettes de las zonas desvitalizadas e internación, infusión de sueros endovenosos, medicación, colgajos e injertos de piel.

La mejor manera de tratar esta problemática es la prevención, y si se produce consultar tempranamente con un especialista.

FELIZ DIA PARA TODOS AQUELLOS QUE TIENEN LA BENDICION DE SER PADRES

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario