fbpx Bruggesser coincidió en que aplicar una dosis y extender la segunda es una opción para lograr mayor inmunidad – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Bruggesser coincidió en que aplicar una dosis y extender la segunda es una opción para lograr mayor inmunidad

La nueva ola de contagios es inminente y entre las posibilidades proponen distintas estrategias. La infectóloga Florencia Bruggesser aseguró que todo dependerá de las variantes del virus que circulen, el porcentaje de población vacunada y el comportamiento individual. Aseguró que más organizados y con la experiencia del año pasado, la situación parece más alentadora.

El Eco

En medio del faltante de vacunas contra el coronavirus a nivel mundial, que repercute fuertemente en el país, y mientras ya se avizora la llegada de la segunda ola de contagios de Covid-19, desde el Ministerio de Salud provincial están analizando la posibilidad de aplicar una sola dosis para inmunizar.

En un análisis sobre esta eventual dinámica, la infectóloga Florencia Bruggesser, integrante del Comité de Seguimiento del Covid-19 en el partido de Tandil, señaló que es una opción que va a depender de los datos que haya de cada vacuna y su eficacia al ser dada en una sola dosis.

Explicó que están en conocimiento de que en el caso de la de Oxford–AstraZeneca la segunda dosis se puede posponer hasta los tres meses de aplicada la anterior, ya que incluso a las 12 semanas la eficacia es mejor que a las cuatro.

“La recomendación es, en realidad, no dejar de dar dos dosis, sino posponer la segunda aplicación”, dijo. Efectivamente, en el caso de la Sputnik V, como tiene dos componentes, es necesario que se den las dos.

Prolongar la segunda aplicación

Esta intención de alcanzar a mayor cantidad de personas inoculadas ante la llegada de la nueva ola, advirtió que dependerá de muchas variantes.

En el caso de la rusa, explicó que la primera dosis tiene una eficacia que prácticamente llega hasta el 80 por ciento de inmunidad, en tanto que el segundo componente cumple una función de fijar esa condición y hacer que sea más duradera.

“Lo que uno puede hacer es utilizar más dosis como primera y alargar la otra aplicación por más tiempo”, sostuvo. No obstante, señaló que hay otras cuestiones que se están evaluando y hacen referencia a que las personas que ya tuvieron Covid pueden llegar a recibir una sola dosis.

En este sentido, explicó que algunos estudios demuestran que cuando uno ya tuvo el virus y, además, adquiere la vacuna, genera una buena respuesta de anticuerpos.

Incluso reveló que se está viendo la posibilidad de que si alguien contrae coronavirus entre la primera y segunda dosis, alargar la aplicación hasta después de los tres meses. “Sabemos que ese es el tiempo que dura la inmunidad de la enfermedad”, indicó.

Pocos vacunados

Viendo el ritmo en que están llegando las vacunas a la provincia y la región, y considerando que el Intendente ya estimó que para el 20 de abril la segunda ola se estaría empezando a sentir en la ciudad, Bruggesser consideró que la cantidad de vacunados es poca como para pensar que se va a tener una inmunidad de grupo para esa fecha.

“Sí me parece importante que lleguemos a un buen número de lo que son poblaciones de riesgo, logrando vacunar al ciento por ciento de los adultos mayores de 60 años”, planteó.

Mencionó que ya con el personal de salud se tiene un índice muy alto, porque en la mayoría de las instituciones de salud tienen casi a todo el personal inoculado, salvo algunas pocas excepciones que al principio se negaron y ahora están aguardando dársela.

Entonces, esto, sumado a un buen alcance en los adultos mayores, beneficiará a generar un menor impacto en los servicios de salud.

“Sabemos que todas las vacunas son casi el ciento por ciento efectivas para prevenir internación y mortalidad”, aseveró y consideró que eso ya da un buen parámetro y reduce la posibilidad de que el sistema se sature.

Nuevas cepas y expectativas

Por otro lado, si bien desde que se inició la pandemia a hoy se han incorporado nuevas camas, equipamiento y aparatología, la capacidad no ha aumentado exponencialmente ni se sabe qué traerá consigo el nuevo curso del virus.

La expectativa, según postuló la infectóloga, es ver a qué porcentaje de población se va vacunando y estar atentos a si aparece alguna de las variantes del virus que están circulando en otros países, que son más transmisibles. “Eso genera un poco de intranquilidad”, confesó.

Si se llega con un buen nivel de inmunizados y ninguna de estas cepas aparece por acá, cree que se arribará “dentro de todo, bien”.

Con respecto a esas variables que están circulando, anticipó que están muy atentos a lo que va sucediendo en otros países de la región, sobre todo si hay personas que llegan a Tandil desde esos destinos, y recibiendo información constantemente.

Cabe recordar que en su momento enviaron una muestra de un paciente que había estado en Brasil, pero afortunadamente no se registró ningún tipo de mutación.

“La segunda ola va a llegar indefectiblemente, como ha pasado en otras regiones, pero acá tenemos la ventaja de que será con la vacunación ya en curso”, afirmó. Asimismo, señaló que está la experiencia del año pasado a favor, que se ha podido mitigar la pandemia, sin sobrecargar del sistema, ya que no hubo faltante de camas, aunque sí mucha ocupación.

“Hoy un poco más organizados, con algunas camas más en el sistema público y mayor experiencia en el manejo de pacientes, la situación es un poco más alentadora”, reflexionó, aunque insistió en que dependerá de cuáles sean las variantes que circulen, del porcentaje de población inmunizada y del comportamiento individual.

 

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

1 comentario

Deja un comentario