fbpx Cada vez son más las personas que concurren a los locales gastronómicos – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Cada vez son más las personas que concurren a los locales gastronómicos

El empresario gastronómico Franco Cabrera trazó un balance positivo de la situación del sector. Contó, en diálogo con este medio, que cada vez son más las personas que eligen salir a comer o tomar algo y reveló que todas acatan de buena forma los protocolos, principalmente los más chicos.

El empresario gastronómico Franco Cabrera

El Eco

El empresario gastronómico Franco Cabrera dialogó con El Eco Multimedios respecto a la situación del sector en el marco de la pandemia por el coronavirus y a cómo se fue modificando el hábito de los tandilenses a medida que la situación sanitaria en nuestra ciudad se mantuvo estable, lo que permitió conservar la Fase 5 del distanciamiento social, preventivo y obligatorio.

En el marco de la apertura gradual de actividades, el 17 de junio se inició una prueba piloto para los locales de expendio de comidas y bebidas que sólo se extendió por una semana y que colmó las expectativas, aunque hubo poco movimiento de gente.

El 23 del mismo mes se llevó a cabo una reunión en la que se trazó un balance y se decidió extender el horario, a fin de dar conformidad al sector y de fomentar el consumo. Desde aquel día, los bares y restaurantes pueden abrir sus puertas al público pero acatando el protocolo vigente que, por ejemplo, les permite funcionar sólo con el 50 por ciento de la capacidad del salón.

“Estamos muy contentos con los resultados que hemos venido teniendo desde el 17 de junio hasta ahora. Empezó muy tranquilo, muy de a poco, pero ya cada fin de semana se nota una afluencia de público muy importante”, manifestó Cabrera en comunicación con el programa Cosas que Pasan, que se emite por Tandil FM 104.1, y agregó que pese a las bajas temperaturas que se están registrando en nuestra ciudad, la gente está saliendo igual.

“Bien, en general estamos muy bien. Lo digo por mí y por los otros colegas con los que he estado en contacto. Y lógicamente es en función de cómo veníamos”, completó.

Evaluó que la disposición de poder abrir sólo para la mitad de comensales los afecta pero que los mantiene activos y en movimiento, evitando así que el negocio se estanque: “Nosotros ya teníamos delivery en los locales, lo que nos ayudó a mantener la fuente de trabajo y a poder pagar la diferencia entre el ATP y el sueldo de cada empleado. Entonces ahora tenemos esa base, que antes quizá no teníamos, más los clientes que van volviendo”.

En ese aspecto, reveló que los ciudadanos poco a poco se van animando a salir y que los primeros que lo hicieron fueron los más jóvenes, aunque ya se va sumando gente de mediana edad.

Precios estables

La pandemia por el coronavirus no sólo ha generado una crisis sanitaria en todo el mundo sino que también ha profundizado una crisis económica, principalmente en nuestro país.

No obstante, reveló el empresario gastronómico que los precios de las cartas no han sufrido un incremento notable, ya que lo que pretenden es cuidar al cliente y tratar de que más personas puedan salir a comer.

Contó que si bien el valor de algunos insumos ha aumentado, como por ejemplo el vino, el pan o la manteca, muchos otros se han mantenido o incluso han bajado. Tal es el caso de la carne de ternera, de cerdo o los pollos. “Entonces no hemos subido mucho los precios. Estamos todos con miedo de perder clientes, por eso no hubo grandes aumentos”, se sinceró.

Asimismo, comentó que han dispuesto una gran cantidad de promociones a fin de favorecer la visita de los comensales.

Aceptación de los protocolos

Para poder funcionar, los locales gastronómicos deben acatar un riguroso protocolo sanitario a fin de evitar la posible propagación del coronavirus, tal como deben hacer las restantes actividades que han sido habilitadas.

En su caso, deben asegurarse, entre otras tantas medidas, que entre los respaldos de las sillas del salón, de una mesa a otra, se mantenga una distancia de al menos 1,5 metros y que en cada una de las mesas haya un dispenser de alcohol en gel.

Asimismo, es indispensable que en cada lugar se releven en una planilla los siguientes datos de cada comensal: nombre completo, número de documento, domicilio de residencia y teléfono.

Al respecto, Cabrera manifestó que la gente se ha ido adaptando favorablemente y que, particularmente, lo han hecho “muy bien” los más chicos: “Llegan y ya te ponen las manos para que les eches alcohol”.

“Los clientes se adaptan bien, y los chicos en particular también. Quizá el Día del Amigo costaba tener que separar las mesas porque eran ocho o diez, pero la gente sabe que otra cosa no queda. Ya volveremos a la normalidad”, expresó.

Finalmente, agradeció el comportamiento de todos los ciudadanos y el esfuerzo realizado por las autoridades de Salud y por los trabajadores y voluntarios de los puestos de control, que han hecho posible que la situación sanitaria en Tandil se mantuviera estable. “Si hablás con gastronómicos de otras localidades, te dicen ‘aprovechen porque están tocados con la varita mágica’. De todas maneras, tenemos que mantenernos con mucha cautela y cuidado. Por suerte, estamos bien y ojalá podamos mantener esta situación”, concluyó.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

1 comentario

Deja un comentario