fbpx Con diversos actos, Tandil se sumó a la convocatoria de plantar algunos de los 30 mil árboles por la memoria – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Con diversos actos, Tandil se sumó a la convocatoria de plantar algunos de los 30 mil árboles por la memoria

“Plantamos Memoria” fue la consigna y más de seis ejemplares de distintas especies se arraigaron en diferentes puntos de la ciudad. Con estas nuevas vidas resignificaron la de los 30 mil detenidos desaparecidos en 1976, y buscaron que su cuidado y el de la memoria vayan a la par. Partidos políticos, organizaciones sociales e instituciones conmemoraron los 45 años del golpe de Estado para que no suceda Nunca Más.

Mariano Leunda

A 45 años del Golpe de Estado que castigó al país en 1976, la sociedad civil, instituciones y organizaciones de la ciudad se adhirieron a la propuesta nacional planteada por el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible y los organismos de Derechos Humanos de plantar 30 mil árboles a lo largo y ancho del país, en conmemoración de los 30 mil detenidos desaparecidos durante la dictadura.

Así, tanto el martes como ayer, en el Día Nacional de la Memoria por la Verdad y la Justicia, una serie de actos se llevaron a cabo en distintos puntos de la ciudad, entre ellos la tradicional vigilia en la Plaza Independencia.

Este año, como el anterior, debido a la emergencia sanitaria que con sus restricciones impide realizar las ya instaladas movilizaciones, los organismos promovieron una jornada diferente con la intención de que “el recuerdo de los desaparecidos trascienda las redes sociales”. De esta manera incentivaron también a la sociedad en general a plantar un árbol para decir Nunca Más.

“La memoria, al igual que la semilla, viene cargada de futuro. Contiene toda la información genética para poder llegar a ser el árbol que late en su destino”, sostuvieron desde Abuelas de Plaza de Mayo, una de las entidades convocantes. En tiempos de incendios, deforestación y cambio climático, invitaron a plantar vida como un acto de memoria y futuro, y desde lo local hubo una variable repercusión. “Porque el recuerdo de cada compañero detenido desaparecido trae consigo el legado de lucha por un país más justo y solidario”, comprendieron.

Ceibo, el árbol nacional

Por su parte, la Unión Cívica Radical de Tandil también se sumó al plan nacional y realizó un acto ayer a la mañana en la plaza José Santamarina, donde se emplaza el Monumento a la Democracia y contra los Golpes de Estado.

Ante la presencia del intendente Miguel Lunghi, el presidente del Comité local Juan Pablo Frolik y referentes de la Juventud Radical, entre varios más, Maridé Condino y Mariano Martina se ocuparon de dejar plantado un Ceibo.

La vicepresidente del Comité, Matilde Vide, tomó la palabra y destacó que el motivo del encuentro fue hacer memoria de todo lo que pasó en 1976, pero también lo que ocurrió en 1966, cuando fue derrocado el presidente radical Arturo Illia por un golpe cívico militar.

“Hoy es para conmemorar toda esa vida que en algún momento se detuvo y desaparecieron, porque todavía las buscamos”, sostuvo la directora de Políticas de Género del Municipio y exclamó que estos hechos se llevaron muchas vidas, sonrisas y hasta instituciones. Ejemplificó que una de ellas es la Justicia, por la cual aseveró que todavía se está pregonando para que funcione.

Vide también resaltó la necesidad de saber la verdad, ya que el no saberla hace a la permanencia de ese golpe. Asimismo, recordó los logros de Raúl Alfonsín que devolvió “el legado más preciado que es la democracia y que hay que sostenerlo”. Lamentó que en el marco de la pandemia algunos derechos se están viendo limitados con algunas medidas extremas, como el de acceso a la salud, referenciando principalmente a lo que ocurre en Jujuy.

Finalmente, puso en relevancia el proyecto de los 30 mil árboles en un contexto de cambio climático y desastres ecológicos, donde plantar vida servirá tanto para el medioambiente como para la memoria de las nuevas generaciones para que no haya otro hecho igual.

A su turno, la presidenta de la Juventud Radical Ximena Fuentes, afirmó que tienen el deber de que las generaciones venideras también recuerden lo que ocurrió hace 45 años.

En ese marco, recordó la labor indispensable de la junta coordinadora nacional como el hecho militante que dio lugar al triunfo del pueblo argentino y la recuperación de la democracia. Entre otras, expuso como un legado humano y ciudadano a la lucha de Madres y Abuelas de Plaza de Mayo y de los militantes de la Unión Cívica Radical que “siempre tuvieron un rol activo en la recuperación de la vida política”.

Finalmente, el acto dio lugar a que Vide presente a Lidia Laplace y Victorino Pugliese, “dos grandes referentes que en esos años pasaron momentos muy duros y les costó sostener la militancia”, quienes depositaron una corona de flores en ofrenda a los desaparecidos.

Construcción de memoria colectiva

El Frente de Todos también rindió su sentido homenaje ayer en la plaza Eva Perón, donde además de los militantes de La Cámpora, se acercaron vecinos a compartir el acto de plantación de un ejemplar de Cina Cina. A la vez, la juventud leyó el poema del desaparecido Joaquín Areta, que recitó Néstor Kirchner en esta fecha del 2005.

Entre los presentes estuvo la concejal Guadalupe Garriz, quien se refirió a la jornada como “algo muy emotivo y lindo”, asegurando que se generó un verdadero acto de encuentro alrededor de la propuesta de plantar un árbol y plantar memoria.

Dijo que allí pudieron compartir reflexiones y pensar, una vez más, el sentido que constituye el corazón y las tareas de la actividad militante cotidiana. “Entendemos que hacer de la memoria un ejercicio constructivo es clave para poder poner en perspectivas los procesos históricos sociales que vivimos y para entender la vigencia de aquellas luchas de los compañeros que perdieron su vida y pasaron las situaciones más adversas y horrorosas que son absolutamente imposibles de dimensionar”, repasó.

En ese sentido, manifestó que justamente los que los mueve y encuentra es la construcción de la memoria colectiva, de transcender las individualidades para pensar “este gran rompecabezas” del tejido social y, con él, la necesidad de pararse desde la defensa “más grande y más amorosa” de los Derechos Humanos.

En ese camino también, dijo, es que perfilan su búsqueda política. “Es nuestro faro y nuestro norte, con cuestiones que están vinculadas a la búsqueda de justicia social, de la restitución de derechos”, aseveró.

La memoria vive en los árboles 

En la mañana del martes, vecinos de Cerro Leones plantaron dos ejemplares autóctonos: un Aguaribay y un Jacarandá. A la acción conmemorativa la realizaron junto a autoridades de las instituciones educativas y alumnos del paraje, miembros de Memoria por la Vida en Democracia, de la Secretaría de Extensión de Unicen y el titular de la UDAI de Anses en Tandil, Federico Martínez, que además forma parte de la comisión organizadora de la Fiesta del Picapedrero.

Martínez destacó  la participación de los estudiantes de primaria y secundaria, y contó que buscaron precisamente hacer una analogía con respecto a la memoria y al cuidado que hay que hacer de ella.

“El árbol representa la vida, pero hay que cuidarlo para que sus raíces sean fuertes”, señaló y planteó la responsabilidad que les toca a esos niños de sostener a esos ejemplares en pie.

Fueron esos mismos chicos de Cerro Leones los que plantaron los árboles, con ellos hicieron el pozo. “Estuvo emotivo, hubo muchos vecinos que se acercaron y como también el objetivo de estas actividades es generar identidad en el barrio, fue una linda mañana”, sostuvo.

Las piedras de los desaparecidos

Ese mismo día, pero pasado el mediodía, también se realizó una acción similar en el predio de Granja Los Pibes, donde Walter Fernández recordó a sus compañeros detenidos durante la dictadura militar y descubrió una escultura hecha por Silvia Cabezudo.

En compañía de sus familiares y algunos representantes del Frente de Todos local, como el referente Rogelio Iparraguirre, compartió memorias de esos tiempos que siguen doliendo y contó cómo fue que decidió poner las cuatro piedras en honor a los desaparecidos Omar Mariocchi, Gustavo Yotti, Andrea Calvo y Ricardo Cuesta.

Allí se plantó un Cina Cina, árbol frondoso que cuando florece da destellos amarillos. Sin dudas, Fernández aseveró que en cada hoja, en cada rama, en cada flor “va a estar toda la sangre, la garra, los ideales, la memoria y la carga genética de ese proyecto de liberación nacional que fue el más puro que puede haber surcado por estas tierras”.

Un árbol, una vida

En tanto que ayer por la mañana, en las inmediaciones de la fábrica recuperada Ronicevi, la Unión de Trabajadores de la Economía Popular, el Movimiento Evita y la Corrientes Clasista y Combativa (CCC) dijeron “Nunca Más” al plantar un Siempreverde.

Allí Lucas Gelabert, militante del Movimiento Evita, mencionó que se adhirieron al plan de los 30 mil árboles para conmemorar los 45 años de la última dictadura cívico militar.

“Más allá de tener un valor histórico, por lo que significa para nosotros como sociedad haber tenido 30 mil desaparecidos, también hay que considerar el aspecto ambiental, que no es para nada menor”, expresó contento de que las iniciativas se estén tomando con perspectiva ambiental.

“Con cada árbol le estamos dando vida a esos miles de desaparecidos”, figuró, asumiendo que la memoria quedará allá físicamente, para que cada vez que alguien pase pueda reflexionar sobre lo ocurrido.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Comentarios

  • MEMORIA SELECTIVA no es MEMORIA, tampoco reflejo de la REALIDAD VIVIDA es solo un RELATO OPORTUNISTA de un GOBIERNO DE AMORALES, que niegan lo que hizó el Dr Raúl ALFONSIN

  • Memoria, Verdad y Justicia. Habría que recordar (hablando de MEMORIA) que TODOS los jóvenes deberían leer el Nunca Mas original (el prologado par Ernesto Sábato), para no tener malas interpretaciones a partir de repetir lo que otros dicen y los hace entrar en confusiones, para conocer la VERDAD completa y que hagan JUSTICIA recordando quien fue el que tuvo los “atributos” bien puestos para impulsar y dar el apoyo político a la justicia para juzgar a los criminales de lesa humanidad. MEMORIA, VERDAD Y JUSTICIA para que sea verdaderamente NUNCA MAS.

Deja un comentario