fbpx Con un máximo de diez alumnos, los jardines maternales municipales retomaron las actividades presenciales – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Con un máximo de diez alumnos, los jardines maternales municipales retomaron las actividades presenciales

El Eco

Con el cumplimiento de una serie de medidas establecidas en el protocolo sanitario, este lunes todos los jardines maternales municipales iniciaron el proceso de reinicio gradual de las actividades presenciales.

A lo largo de la jornada las cinco instituciones infantiles comunales -Cocomiel, CAI Mater, María Teresa Díaz, Adolfo Pérez Esquivel y Rincón de los Niños- recibieron a los grupos de niñas y niños de las salas de dos años.

La presencialidad se había suspendido en el inicio de la pandemia, en marzo del año pasado, y durante los meses siguientes se mantuvo contacto con los padres y se realizaron encuentros virtuales con los pequeños para garantizar la continuidad pedagógica.

A partir del trabajo articulado entre las autoridades educativas del Municipio y los integrantes del Comité de Seguimiento del Covid-19 en Tandil, se estableció un protocolo que permitió retomar las actividades presenciales de forma gradual desde este lunes 1 de febrero.

Siempre respetando un máximo de 10 alumnos, esta semana comenzaron las salas de 2 años, el próximo lunes lo harán las de deambuladores y a partir del 17 de febrero las de lactarios, siempre y cuando las condiciones sanitarias lo permitan.
En esta primera etapa los encuentros tienen una duración máxima de dos horas, y de acuerdo a la evolución de la situación epidemiológica de la ciudad podrían ampliarse a partir de marzo.

El intendente Miguel Lunghi estuvo en el Jardín Maternal María Teresa Díaz, en el barrio Parque Movediza, y resaltó la importancia de poder retomar la presencialidad en esos espacios.

El jefe comunal estuvo acompañado por el secretario de Gobierno, Miguel Lunghi (h), el subsecretario de Cultura y Educación, Alejo Alguacil, la directora de Educación, Guillermina Cadona, y el concejal Mario Civalleri.

Además, Lunghi resaltó las tareas de todas las personas que trabajaron para establecer los protocolos y generar las condiciones para su cumplimiento. “Estamos a casi 11 meses de que se tuvieran que suspender las clases por esta tragedia que afecta a todo el mundo y que tuvo consecuencias sanitarias, económicas y sociales. Afortunadamente hoy los chicos pueden volver a estos espacios tan importantes para su formación y que son un apoyo fundamental para las familias, porque los padres y madres pueden dejar a sus hijos a resguardo para poder ir a trabajar”, agregó.

Por su parte, Cadona señaló que “en todo el día hemos observado muy buena predisposición por parte de los papás y las mamás y mucha alegría en los niños. Las docentes están muy contentas de retomar el contacto con las familias y con los chicos”.

“A lo largo del año pasado los directivos y maestros de nuestras instituciones hicieron un gran trabajo y desde abril se garantizó la continuidad pedagógica, con un contacto permanente con padres, madres y alumnos a través de redes sociales y grupos de WhatsApp y trabajos de forma virtual”, completó.

Nota proporcionada por :

  • ElEco

Deja un comentario