fbpx Denunciaron robo y vandalismo en el altar de la joven que murió en un accidente en la Ruta 226 – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Denunciaron robo y vandalismo en el altar de la joven que murió en un accidente en la Ruta 226

El Eco

Familiares de Magalí Gómez, la joven que falleció tras sufrir un accidente en el kilómetro 169 de la Ruta 226 el 24 de diciembre, denunciaron ayer el robo y vandalismo del altar que habían colocado en el lugar del siniestro vial al cumplirse un mes del choque.

Cabe recordar que el siniestro vial sucedió el jueves 24 de diciembre alrededor de las 3 de la madrugada, cuando una camioneta Dodge RAM chocó por alcance a una motocicleta Gilera Smash 110 cc que se desplazaba en el mismo sentido y, producto del fuerte impacto, Magalí Gómez Acosta, de 23 años, que viajaba como acompañante en la moto, falleció.

En la camioneta Dodge RAM iba una sola persona, en dirección Azul-Tandil identificada como Daniel Portela. En tanto el rodado de menor porte era conducido por Rosendo Roberto Nahuel Agüera, de 23 años.

En diálogo con El Eco de Tandil, Nayla Gómez, la hermana de la joven fallecida, contó que “nos juntamos con dos de mis hermanos en el lugar donde fue el accidente que está el altar que le pusimos a Maga, y nos encontramos con que lo habían roto y robaron todo lo que había adentro”.

En ese momento, frenó un hombre que iba en un auto y les contó que la noche anterior vio una situación por demás sospechosa.

“Dice que frenó un auto ayer (por el jueves) a las 20 con tres masculinos y una femenina de pelo corto rubio, que primero hacía de cuenta de que estaban arreglando la rueda del auto y después fueron hasta el altar de Magalí, se hacían los que lloraban y después faltaban las cosas. Adentro estaba el cuadro con la foto de ella y un crucifijo”, indicó.

“No nos vamos a callar”

“Lo peor de todo es que creen que sacando la foto de Magalí nos vamos a callar y eso no va a pasar. Nosotros no molestamos a nadie, solamente queremos que se esclarezca el caso”, remarcó.

Y expresó que los sucedido para ellos es “horrible, porque nosotros más allá de pegar carteles, de estar un ratito donde por última vez estuvo con vida Magalí no molestamos a nadie”.

Además, contó que tuvieron otras situaciones de amenazas implícitas. “Yo trabajo en Pedidos Ya y varias veces me han encerrado con autos y todo viene de ese lado para que nos callemos la boca, nos tiran los autos encima, nos persiguen”.

 

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario