fbpx Desbarataron una fiesta clandestina que se estaba realizando en un campo durante Semana Santa – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Desbarataron una fiesta clandestina que se estaba realizando en un campo durante Semana Santa

El Eco

Las actuaciones de la Dirección General de Inspección y Habilitaciones del Municipio no se centraron solo en los locales de expendio de bebidas y comidas sino que también debieron intervenir en algunas fiestas y reuniones clandestinas que se celebraron a lo largo del fin de semana largo.

La primera intervención la hicieron el jueves por la noche en un local de venta de bebidas alcohólicas, donde luego de la hora de cierre un grupo de jóvenes se había reunido. Como eran más de diez, fueron infraccionados.

El viernes se multaron a algunos establecimientos comerciales por funcionar luego del horario permitido –dos de la mañana- y el sábado por la noche la Patrulla Rural solicitó el apoyo para controlar una situación que se estaba dando en un campo.

“La Policía Rural había determinado que pasando el curvón de la Escuela Granja había una gran cantidad de vehículos que entraban a un campo. Entonces pidió el acompañamiento de la Dirección y se realizó la infracción porque se estaba desarrollando una fiesta”, contó Javier Camgros, director del área.

Explicó que se infraccionó al titular del predio por violar la ordenanza 17079 y organizar un evento sin autorización.

En lo que respecta a la cuestión organizativa de este tipo de encuentros, clamó el director de Inspección que “se nos está complicando más la intervención” porque se están haciendo después del cierre de los bares.

Hasta febrero se hacían en simultáneo, ahora se hacen a las tres de la madrugada. Entonces antes era más fácil detectar el movimiento, porque si a las 23 advertías gran flujo de autos en la ruta, ya sabías que había algún evento. Igualmente lo que sucede es que se realizan en zona de campo, bastante alejados de la ciudad”, señaló.

De cualquier forma, aseguró que con los inspectores tratan de mejorar cada semana y ser más hábiles, teniendo en cuenta que los organizadores de estas reuniones suelen ingeniárselas para burlar los controles.

Por ejemplo, contó que algunas de las medidas que implementaron fue dejar los autos más lejos y llegar caminando a los lugares, y “así logramos infraccionar a los bares donde hay personas bailando”.

Nota proporcionada por :

  • ElEco

Deja un comentario