fbpx Desde la Mesa Girsu están preocupados por la respuesta de Civale sobre las gestiones en el relleno sanitario – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Desde la Mesa Girsu están preocupados por la respuesta de Civale sobre las gestiones en el relleno sanitario

Desde la Mesa habían advertido que el relleno estaba al borde del colapso. Ante esto, el presidente de la Usina afirmó que cuando aparezca un proyecto viable económicamente será contemplado. La respuesta generó repudio, ya que aseguraron que sus dichos faltan a la verdad y demuestran "que desconoce las bases de una gestión integral de residuos sólidos urbanos".

Por Luciano Villalba (Mesa GIRSU)

El Eco

Tras haber alertado que el relleno sanitario de Tandil está al borde del colapso y exhortar a las autoridades competentes a actuar al respecto, desde la Mesa Girsu no se conformaron con la respuesta que brindó el presidente de la Usina, Matías Civale. Al contrario, manifestaron preocupación al respecto.

En retórica al cuestionamiento sobre la Gestión integral de residuos sólidos urbanos (Girsu), el titular de la empresa de economía mixta declaró ante este Diario que estudian distintas alternativas para el tratamiento de la basura. “Lo que estamos planteando es valorizarlos con cualquier tecnología”, dijo.

En cuanto al espacio, sostuvo que “se puede pasar a otro terreno y seguir manteniendo la disposición final con un relleno sanitario. La idea es que, cuando tengamos que ir a otra tierra, tengamos otra tecnología”.

La explicación provocó que desde la Mesa Girsu profundicen su inquietud respecto al asunto, ya que consideraron que dichas declaraciones faltan a la verdad y muestran que “desconoce las bases de una gestión integral de residuos sólidos urbanos”.

Una afirmación “inadecuada y estrecha”

“Cuando aparezca un proyecto que sea viable en términos económicos, vamos a tomarlo”, sostuvo Civale y la afirmación fue considerada como “inadecuada y estrecha” por lo integrantes de la Mesa.

“Primero, porque aísla la fase de la disposición final de residuos, que tiene a cargo, de las fases de recolección, reciclaje y disposición inicial, con las cuales esta debe ser mutuamente solidaria”, argumentaron, puesto que todos los tratamientos requieren una recolección diferenciada determinada, incluso señalaron que hasta el relleno sanitario debiera tenerla, ya que no hay sentido en usarlo para residuos de poda, áridos, reciclables, neumáticos, ni mucho menos residuos electrónicos.

“Avanzar mirando sólo una de las fases es un error grave”, expusieron. Por otro lado, contemplaron que al decir desde Usicom que están a la espera de un proyecto que sea “viable en términos económicos” para tenerlo en cuenta, reduce análisis al factor monetario.

Plantearon, entonces: “¿Qué sucede con las familias de los recuperadores que viven de lo que separan en el relleno? ¿Cuál es el impacto ambiental combinado de los cambios en todas las fases? ¿Cuán mejor podría ser otra alternativa?”.

Generación de biogás y otras alternativas

Vale recordar que la Usina Popular y Municipal de Tandil SEM solicitó un estudio a la Facultad de Ingeniería de la Unicen para que observe la factibilidad técnica y económica de la generación de biogás en el relleno sanitario, actualmente gestionado por Usicom.

Ante esto, desde la Mesa percibieron un mandato muy concreto, la generación de biogás a través de captación en el relleno y digestión anaeróbica, “aparentemente”. Por ende, cuestionaron por qué no se analizan otras alternativas de tratamiento de la materia orgánica como compostaje centralizado o descentralizado, producción de larvas de la mosca Soldado, entre otros, o una combinación de estas.

“¿Por qué mejor no hacemos rentable el reciclaje y el compostaje, dándoles incentivos y haciendo controles estrictos para darle ventaja relativa a una actividad que genera empleos y realmente disminuye el impacto ambiental?”, se preguntaron.

A modo de resumen, advirtieron que se está mirando sólo la fase final de la gestión y evaluando sólo el aspecto económico. Aseveraron que con esa mirada “y desde el despacho de una empresa”, se pretende definir el futuro de la gestión de los residuos en Tandil.

A la vez, postularon que si el director de la Usina hace sus cuentas considerando sólo los cambios que impactan en la última fase, “tranquilamente puede suceder que el costo de la recolección se dispare” o bien que los residuos no lleguen en la forma necesaria para el tratamiento. “Es decir, que haya un fracaso asegurado”, determinaron.

Monitoreo continuo versus planificación estratégica

En cualquier gestión hay decisiones estratégicas, tácticas y operativas, según consignaron desde la Mesa Girsu. Explicaron que el monitoreo continuo, en general, sirve para tomar las decisiones operativas, de corto plazo, y algunas veces las tácticas, de mediano plazo.

Las decisiones estratégicas, aquellas que se enfocan en el largo plazo o son extremadamente importantes porque involucran mucho capital y condicionan las posibilidades futuras, dijeron que se toman analizando el entorno y en base a la visión a largo plazo de la organización. Mientras que las asociadas a la ubicación y diseño de un relleno sanitario no dependen de un “monitoreo continuo” del relleno que se termina, sino que es una decisión “estratégica”.

“Lo que sucede en el marco de una política pública como debiera ser la gestión integral de los residuos sólidos urbanos es que la visión a largo plazo no la puede definir una sola persona. Menos que menos si esta persona no cuenta con las herramientas para tener una mirada integral y, además, tiene intereses particulares”, interpretaron.

Faltar a la verdad

Finalmente, desde la Mesa se propusieron esclarecer dos cuestiones. En primer lugar, señalaron que, contrariamente a lo que dijo Matías Civale, no les fue suministrada toda la información solicitada en el pedido de acceso a la información pública que realizaron, ya que no les dieron los últimos resultados de los pozos de monitoreo del agua subterránea 1 a 7, es decir los más viejos.

En este sentido, aseguraron que tampoco les mandaron copia del expediente a través del cual solicitaron a la Autoridad del Agua un permiso de vuelco.

En segundo lugar, aclararon que la Mesa Girsu no está integrada por “agrupaciones estudiantiles de la Universidad”, aunque afirmaron que  bien podría serlo y sería en realidad una buena noticia. “Sí hay un representante de la Unicen, quien ha dirigido diversos proyectos relacionados a la gestión de residuos sólidos urbanos en la ciudad de Tandil”, concluyeron.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario