fbpx Desde Tránsito entre Todos clamaron por la implementación de una campaña vial para concientizar a la población – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Desde Tránsito entre Todos clamaron por la implementación de una campaña vial para concientizar a la población

Juan Pedro Larraburu, referente de la ONG Tránsito entre Todos, exclamó en diálogo con este medio que es imperante la necesidad de implementar una campaña de concientización vial para reducir el número de accidentes y de lesionados tras los siniestros ya que la disponibilidad de camas, en el marco de la emergencia sanitaria por el Covid-19, es muy limitada.

El Eco

Mientras las camas de terapia continúan estando al límite por la gran cantidad de personas contagiadas de coronavirus que requieren internación, lo cierto es que las plazas también se siguen ocupando por ciudadanos que protagonizan accidentes viales, algunos de ellos muy graves. Por tal motivo, desde la ONG Tránsito entre Todos clamaron por la implementación de una campaña de concientización.

Durante los primeros meses de aislamiento, cuando eran varios los que debían confinarse, lógicamente los siniestros disminuyeron. No obstante, a medida que se fueron flexibilizando las restricciones, esa cifra se fue incrementando y muchas camas en nuestra ciudad fueron ocupadas por los protagonistas de los choques.

“Lamentablemente esos accidentes, en muchos casos, también ocupan camas, entonces me llama la atención que no haya una campaña exhaustiva para evitar una entrada a internación que no sea para personas que con Covid-19”, remarcó Juan Pedro Larraburu, referente de la ONG, en comunicación con el programa Tandil Despierta, que se emite por Eco TV y Tandil FM 104.1.

Remarcó que durante la pandemia estuvieron tratando de que la gente tome consciencia sobre el tránsito y apuntó que el ámbito en el que mayormente se movieron fue el escolar, además de algunos flyers que publicaron.

“Realmente tenemos que tomar consciencia, tenemos que manejar más despacio. Yo sé que en estos tiempos la cabeza de los tandilenses, de los argentinos y de todas las personas del mundo está en otra cosa. Son momentos de mucho conflicto personal, pero si además de todo eso le sumamos un accidente de tránsito, estamos muy complejos”, aseveró.

Reconoció que entiende que las autoridades estén abocadas a lanzar campañas contra el coronavirus para evitar los contagios, pero enfatizó que una buena cruzada vial es muy importante en este momento, teniendo en cuenta que la disponibilidad de camas es muy escasa.

“Además, no sabemos en estos casos cuánto van a tardar en recuperarse. Porque hay gente que tarda mucho. Entonces es momento de reflexionar y tomarnos un segundo. Obviamente nadie lo hace adrede, pero si aumentamos las campañas viales y damos algunos consejos, podríamos colaborar”, aseguró y agregó: “Porque más allá de este coronavirus, la pandemia de la cual veníamos hablando hace ya muchos años, sigue estando. Que es el accidente de tránsito”.

El proyecto del observatorio, en un cajón

Subrayó Larraburu que hay muchos siniestros de los cuales la ciudadanía no se entera y destacó que eso se debe a que no hay un observatorio vial o algún departamento que sirva para llevar las estadísticas de lo que está ocurriendo.

Al respecto, cercioró que el proyecto que habían presentado hace ya varios años “quedó en un cajón, como la mayoría de los que vienen de un lugar que no sea el oficialismo”, y lamentó que habían logrado reunir a varios estamentos sociales, habían coordinado con la Cámara Empresaria, los productores de seguros, algunos abogados, la Unicen, el Colegio de Arquitectos y Estrellas Amarillas.

“Era una situación muy linda para juntarnos todos los que estábamos en el tema, personas que teníamos datos, que intentábamos mejorar eso. Pero fue cajoneado deliberadamente, sin ningún tapujo, y nunca más se pudo sacar”, declaró.

Indicó que el año pasado Estrellas Amarillas retomó la idea y presentó un plan, pero señaló que desde el Municipio también evitaron llevarlo adelante.

En tanto, recordó que el Ejecutivo local había comprado en su momento un observatorio vial en el que se volcaban todas las estadísticas, “pero como no eran buenas, se fue dejando de publicar”. Asimismo, sostuvo que ese observatorio había llegado a la conclusión de que habían capacitado a menos personas de las que habían logrado instruir él y un amigo suyo desde Tránsito entre Todos.

“Por un lado eso y por otro había cada vez más accidentes, más lesionados. Entonces era un buen motivo para ver las estadísticas reales de lo que estaba ocurriendo”, exclamó y completó: “Si hubiera observatorio vial, a esta altura Primera Junta y Espora tendría semáforo. Porque hay una gran cantidad de choques ahí. Pero no hay un observatorio, no hay estadísticas, y si están, no se publican”.

Un año perdido

Remarcó que los accidentes de tránsito, en muchas oportunidades, dejan secuelas de por vida y evaluó que “es increíble cómo te pueden cambiar la vida, no hay situaciones que se puedan prever”.

En ese sentido, informó que de acuerdo a las últimas estadísticas nacionales 22 personas pierden la vida por día por siniestros viales y otras 36 quedan con secuelas.

Al respecto, explicó que en Tandil son muchos los ciudadanos que sufren las consecuencias de los choques y resaltó que varios de ellos deben acudir a la Municipalidad para solicitar una ayuda ya que no encuentran la posibilidad de insertarse laboralmente.

“Entonces me parece que hay muchas variables que deberíamos ir acomodando. Este iba a ser un buen año, porque iba a servir para ir solucionando cuestiones que tienen que ver con la movilidad, el transporte y demás, pero realmente no se ha hecho. Hemos perdido este año de pandemia en lo que refiere al tránsito, porque se podrían haber armado diferentes campañas”, suspiró.

Ante la postura de aquellos que sostienen que estamos atravesando una pandemia y que otras son las prioridades, expuso que el tránsito continúa y los accidentes se siguen registrando, como así también las muertes producto de estos.

“Entonces, cuando todos estaban en sus casas, era un buen momento para realizar campañas viales así cuando tuviéramos la posibilidad de salir, estuviéramos más educados vialmente”, añadió.

La velocidad en las avenidas, un grave problema

Si bien los siniestros se producen en diferentes arterias de la ciudad, lo cierto es que hay algunas intersecciones en las que se registran varios de ellos, y la gran mayoría de las esquinas involucran a una avenida. Entre los puntos más críticos podría citarse a la ya mencionada Primera Junta y Espora, Marconi y 11 de Septiembre, y Marconi y Roca.

“El problema es la alta velocidad que se da en las avenidas, sobre todo en Marconi y España. El mundo ha tomado la determinación de reducir la velocidad en estas arterias y, desde hace un tiempo, se viaja a 30 o 40 kilómetros por hora, porque a esa velocidad se puede frenar y los impactos no son mortales”, explicó.

Sin embargo, informó que si uno ingresa al centro de la ciudad por Espora y agarra la onda verde que lo conecta con Marconi y luego España, puede llegar a alcanzar los 80 kilómetros por hora. “Entonces ese es el problema, porque cuando se produce un choque, es de importantes dimensiones”, concluyó.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario