fbpx El Municipio apela a pasar a Fase 3 en tanto mantiene un pacto con los gastronómicos para que cierren de noche – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

El Municipio apela a pasar a Fase 3 en tanto mantiene un pacto con los gastronómicos para que cierren de noche

El jefe de Gabinete de Tandil detalló que pidieron a Provincia que se revisen los datos usados para calcular la incidencia de contagios. Sostuvo que hay distritos del conurbano donde la incidencia es igual o mayor a la de la ciudad y sin embargo están en Fase 3. Reconoció que los bares y restaurantes reciben clientes en el interior aunque esté prohibido y afirmó que el cierre a las 20 es innegociable.

El Eco

El jefe de Gabinete de la comuna, Oscar Teruggi, habló sobre la continuidad de Tandil en Fase 2, clasificación que sorprendió a las autoridades municipales, cuyo horizonte está puesto en alcanzar los parámetros epidemiológicos que permitan el pase a Fase 3 y la mayor apertura de actividades, principalmente, el regreso a las clases presenciales.

En contacto telefónico con el ciclo “Cosas que pasan” (104.1 Tandil FM), el funcionario expresó que quedaron “un poco desesperanzados” con las últimas novedades que arribaron desde la Provincia, al ratificar a la ciudad en Fase 2, porque esperaban que el escenario fuera diferente. En este punto, afirmó que le solicitaron al Ejecutivo bonaerense  que revisara los datos para reevaluar la clasificación.

Al respecto, señaló que “si bien conocemos las fórmulas usadas para establecer los criterios, no sabemos qué datos toman para determinar las fases; no ponemos en duda los criterios pero sí queremos saber qué corte de datos hacen”.

La anhelada Fase 3 

Según los cálculos y ponderaciones de la comuna, Tandil debería estar en Fase 3. En tal sentido, Teruggi explicó que “se toman a algunos  municipios del conurbano como un gran aglomerado y tienen incidencia de más de 700 casos por 100 mil habitantes”.

Uno de los parámetros para definir la categoría de riesgo o alarma sanitaria se basa en la cantidad de casos activos cada 100 mil habitantes. El distrito ronda los 700 y se pide una incidencia de menos de 500.

“Como lo toman como un aglomerado la proporción de testeos no sabemos si es inferior o superior a la nuestra. La incidencia baja cuando dividen por los millones de habitantes. Algunos distritos están por encima de 700; en esa lógica observamos que se permite que los chicos vuelven a las clases presenciales cuando además tienen otra forma de transporte, de vincularse, hay otra distribución geográfica, otra densidad poblacional”, describió y bregó por la publicación de los datos que se toman en cuenta para posicionar a los 135 municipios bonaerenses según el criterio sanitario descripto.

Aunque tras la revisión de datos tres partidos pasaron a Fase 3 y Benito Juárez fue colocado en Fase 4, por estos lares no hubo cambios aún. En tanto, Teruggi valoró que las únicas modificaciones que se implementaron en el distrito fueron la posibilidad de que haya ingreso de público en los locales no esenciales y el retorno a la presencialidad, en el día de hoy, en las escuelas rurales.

Ocupación de camas y vacunas 

No obstante, reparó en que sigue habiendo rigidez en la rotación de camas pese a que los casos confirmados decrecen. De este modo, el perfil de los pacientes internados en terapia intensiva es todavía de larga estadía, aunque los tiempos de las internaciones en sala general disminuyeron.

En este contexto, el jefe de Gabinete insistió en la vacunación y en que “hay que pedir que la gente acuda a vacunarse”

“El ritmo de la campaña en Tandil es muy bueno y hay que incentivar para que las personas se vacunen porque es el único medio seguro para frenar el avance del  virus”, añadió.

El pacto con los gastronómicos 

Además, Teruggi se refirió públicamente al tema de los gastronómicos y el acuerdo que opera para que trabajen aún en medio de las limitaciones vigentes.

“Lo planteamos en los términos de que lo único que se pide es trabajar. En ese esquema dialogamos con todos los sectores  y el cumplimiento de las normas va a hacer que Tandil pueda volver a Fase 3 lo más rápido posible”, sostuvo.

Como ya se ha informado, prevalece una especie de acuerdo tácito para permitir que durante las horas diurnas  haya aforo en el interior de los salones, pero declaró que serán inflexibles con quienes mantengan los locales después de las 20, horario en el que empieza a regir la prohibición de circulación, con la premisa de reducir al máximo el flujo de gente en la franja nocturna. Desde las 20 y hasta las 23 solo está permitido funcionar con los servicios de take away y delivery.

En esta línea, destacó que se infraccionó a quienes no cumplieron con el toque de queda  y reveló que “aunque uno evidencia que durante el día hay gente que ingresa a los locales, hemos pedido que se haga con mucha responsabilidad, tratando de evitarlo pero los días son muy fríos y hay un pacto de que si las condiciones climatológicas lo impiden, que el público entre y salgan lo más rápido posible”.

Asimismo, afirmó que es “innegociable”  el cierre a las 20 y que debe haber un nivel de fiscalización  conjunto, basado en la realización de los controles por parte del Ejecutivo y en la responsabilidad de los comerciantes.

“En este ida y vuelta con los sectores nos hemos hecho responsables de que las medidas se cumplan, es tarea conjunta porque también ellos sufren las consecuencias si algún colega no cumple con el aforo, los horarios y protocolo”, sostuvo

Finalmente, Teruggi apeló a la  responsabilidad comunitaria y observó que “a veces no cumplimos con la normas y nos quejamos de que los pibes no pueden ir a la escuela. El esfuerzo tiene que ser mayor para volver a Fase 3 rápidamente”.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario