fbpx El Municipio pedirá que se considere la diferencia regional para flexibilizar la cuarentena – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

El Municipio pedirá que se considere la diferencia regional para flexibilizar la cuarentena

Con el respaldo que da la ausencia de contagios en más de un mes y ante el último rechazo a la apertura de actividades, el Ejecutivo local solicitará a la administración provincial que tenga en cuenta las favorables características sanitarias de la zona para autorizar la reactivación de ciertos sectores. El pedido se gestionará de forma conjunta con las ciudades vecinas. La región busca distinguirse de los grandes centros urbanos -en los que hay circulación viral- para encarar una nueva normalidad.

El Eco

Tras el rechazo del Gobierno bonaerense a la habilitación de las actividades deportivas y físicas, el Ejecutivo local avanzará con la solicitud de una gestión diferenciada en esta zona, amparado en la inexistencia de casos positivos de Covid-19 en la ciudad.

Así lo confirmó el jefe de Gabinete, Oscar Teruggi, en diálogo con este medio, quien expuso que si bien conocían el decreto que prohíbe la realización de dichas actividades en todo el territorio provincial, pidieron una excepción a la normativa contemplando los requisitos y protocolos necesarios. Pese a estos lineamientos, no tuvieron eco en la administración de Kicillof, que el domingo denegó todas las autorizaciones.

Ahora, trabajarán en dirigir los esfuerzos en conseguir que se declare a Tandil y los alrededores como una  “región sana”, sin circulación viral, atendiendo la extensión y heterogeneidad de la Provincia y el  favorable cuadro epidemiológico del que goza el interior, en contraposición a la elevada cifra de contagios que se registra en el conurbano.

“Vamos a insistir con lo que tiene que ver con los protocolos, la situación sanitaria es muy buena. En las ciudades vecinas sucede lo mismo, pretendemos que se haga una excepción diferenciada de lo que es el interior y la zona metropolitana”, explicó.

Gestión conjunta 

En este sentido, el intendente Lunghi tomó contacto con la ministra de Gobierno bonaerense, María Teresa García, para trasladar su inquietud y activar redes que le permitan a la comuna obtener mayor autonomía para gestionar sus decisiones.

“Los jefes comunales de los partidos vecinos estarían dispuestos a acompañar la solicitud, para avanzar después en un intercambio entre ciudades”, indicó Teruggi.  De este modo, los distritos del centro provincial impulsarán una causa común para enmarcarse dentro de la “nueva normalidad” y presentarán un escrito que avale la situación.

“Empezamos a visualizar que si podemos mantener estrictos los controles de ingreso, podríamos ir recobrando la normalidad en la ciudad”, señaló el funcionario.

La negativa a la reanudación de prácticas deportivas y apertura de gimnasios y otros espacios, desalentó también la presentación de nuevos pedidos y protocolos para otros sectores como  el gastronómico, por considerar que, siguiendo la misma lógica, no van a tener éxito en la plana mayor. “Lo que tenemos que hacer es ir por la diferenciación de la región respecto a la toma de decisiones u otorgamiento de permisos. Si no hay expectativas de generar aperturas, no tiene sentido”, remarcó Teruggi.

Una provincia, muchas realidades 

El dispar escenario que se cierne sobre el territorio provincial ha complicado la flexibilización de la cuarentena en ciertas ciudades, que aún ven restringidas sus posibilidades. En un panorama como el actual, se vuelve complejo disponer de un solo paraguas normativo para contener situaciones tan diversas como las que se plantean en los grandes aglomerados urbanos y los distritos del interior.

Si bien los intendentes tienen cierta autonomía para definir cuestiones importantes en el marco del aislamiento y la declaración por parte del Concejo Deliberante de la Emergencia Sanitaria amplió estas posibilidades, las municipalidades aún quedan supeditadas a la autoridad del Ejecutivo provincial.

En esta línea se pretende progresar, para que la Gobernación establezca definiciones en torno al funcionamiento de cada partido, en base a sus características y la nula circulación comunitaria del virus, facilitando así la reactivación de diferentes sectores que aún pujan por volver al sistema. En el caso de General Villegas, Pehuajó, Tres Arroyos y Sierra de la Ventana, por ejemplo, ya se habilitaron las actividades deportivas, y  Ayacucho permitió la apertura de gimnasios, lo que significa un buen precedente para canalizar la demanda que urge a nivel local.

El caso de los natatorios

Diego Bustos es uno de los referentes del natatorio Escualo, una institución de reconocida trayectoria en Tandil, que cuenta con 29 empleados y sufre los coletazos de la recesión económica producto de la pandemia. El espacio forma parte del grupo de más de 80 entidades orientadas a la actividad física y deportiva, que armaron un frente unido para elaborar protocolos y pedir la vuelta al trabajo, frente al crítico camino que transitan.

“Sin ingresos la situación es cada vez más difícil, cada espacio tiene sus particularidades y nosotros tenemos una estructura muy grande para mantener de empleados y de instalaciones”, contó en conversación con el programa “Cosas que pasan” (104.1 Tandil FM).

Bustos refirió que hace dos meses y medio que están sin facturar, pero cubriendo los gastos fijos que se originan pese a la suspensión de clases y tareas. Para limitar los costos, determinaron vaciar las piletas y cerrar todo, debido a lo oneroso de mantener una infraestructura como la que posee el centro de actividad acuática. “Es elevado mantener tres piletas calefaccionadas y limpias sin facturar. Ya no sabemos qué más hacer”, se sinceró.

En Escualo no sólo  concurren quienes usan la pileta de modo libre, sino que funciona una escuela de natación y competencia, y se utilizan las piscinas para llevar adelante distintas practicas de rehabilitación e hidroterapia.

“Dependemos de que el Municipio nos autorice, hacemos las cosas como corresponde, usamos protocolos y acá no hay casos desde hace un mes. Hemos tenido reuniones con Oscar Teruggi, nos han recibido muy bien, pero no nos queda claro hasta dónde tiene potestad el Intendente para decidir él, más allá de lo que venga de la Provincia. Entendemos que hay Municipios que sí están habilitando la actividad física”, inquirió.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario