fbpx El Municipio rechazó la versión del “colapso” del desagüe del Morisco y apuntó a un acto vandálico – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

El Municipio rechazó la versión del “colapso” del desagüe del Morisco y apuntó a un acto vandálico

El Gobierno salió a repudiar los actos de vandalismo en el Parque Independencia. Lo hizo después de una nueva denuncia pública del grupo Por Más Naturaleza en Tandil, que alertó sobre el “colapso” del desagüe cloacal del Castillo Morisco. Informó que el sistema funciona “a la perfección”.

El Eco

Ante una nueva embestida del grupo Por Más Naturaleza en Tandil sobre las acciones que realiza en dos espacios públicos, el Gobierno comunal salió a rechazar la versión sobre el “colapso” del desagüe cloacal del Castillo Morisco  durante el fin de semana largo y atribuyó los inconvenientes ocasionados a un acto de vandalismo.

En ese sentido, el Municipio confirmó que durante el fin de semana largo desconocidos quitaron la tapa de una de las cámaras de la red cloacal del Parque Independencia y arrojaron piedras que provocaron la obstrucción de las cañerías y problemas en el servicio.

En respuesta, las autoridades comunales repudiaron los hechos y solicitaron a los vecinos alertar a la policía ante cualquier movimiento sospechoso, y adelantaron que se está trabajando para solucionar los daños que se provocaron.

Por último, desestimaron las “versiones falaces” sobre el supuesto colapso del sistema de desagües y señalaron que la obra se completó hace varios meses y que funciona “a la perfección”, reiterando que los inconvenientes se originaron por los actos de vandalismo que se produjeron en el lugar.

La denuncia

El miércoles el grupo Por Más Naturaleza en Tandil difundió un duro comunicado en el que planteó denuncias por situaciones detectadas en la zona del Parque Independencia y de la plaza de las Banderas.

En primer lugar, el espacio alertó sobre el “colapso” del desagüe cloacal del Castillo Morisco, en referencia a la obra que el Gobierno hizo el año pasado ante el reclamo vecinal “porque vertía sus efluentes, a cielo abierto, por la ladera oeste de Parque Independencia”.

Este fin de semana largo, “una marea de aguas servidas empantanó una amplia zona aledaña al Anfiteatro y a la Casa del Deporte”, expresaron y acotaron que el martes, tras un nuevo reclamo, un camión de la Dirección de Obras Sanitarias se hizo presente en el lugar “pero el daño ya estaba hecho”.

“Caños de poca envergadura, cámaras sépticas que no tienen el tamaño apropiado, aguas servidas por todos lados, un pantano maloliente que va a quedar allí por un buen tiempo”, describieron.

Y cuestionaron que los tandilenses “seguimos pagando, con nuestros impuestos, las consecuencias de lo que los funcionarios hacen mal: contaminación, daño ambiental, construcción ineficiente, roturas, nuevos arreglos. (No estamos inventando nada, es un lugar público: pasen y vean, ¡y huelan!)”.

“¿Pero qué podemos esperar de un Municipio que, tras requerir los vecinos información a través de la Defensoría del Pueblo sobre la licitación del Morisco, nos contesta que todavía no pueden dejarnos ver el expediente porque lo están ‘reconstruyendo’?”, sentenciaron.

Las mesas de ping pong, en un “pantano”

Otro de los reclamos se centró en tres las mesas de ping pong que se instalaron en la plaza de las Banderas “por puro capricho y sin cumplir con lo reglamentado para una Zona Especial de Interés Ambiental”.

Ante la decisión del Ejecutivo de avanzar con el emplazamiento de las estructuras, el grupo reclamó, entre otros aspectos, “la falta de estudios de escurrimiento de aguas”.

“Es obvio que si la sierra tiene una pendiente que se interviene para convertirla en una superficie plana, habrá problemas cada vez que llueva” y la “respuesta de la funcionaria a cargo de Obras Públicas –vía Defensoría del Pueblo- fue que iban a esperar a que lloviera para ver qué pasaba. Pura informalidad e improvisación”, objetaron.

Entonces, se preguntaron: “¿Y qué es lo que sucede? Lo que iba a suceder: el agua se estanca y forma un pantano”.

Y continuaron con los cuestionamientos al expresar “qué se puede esperar de funcionarios que hacen un plano en donde consta que se emplazarán cuatro mesas y luego, en el momento de la ejecución de la obra, se dan cuenta de que sólo entran tres”, a la vez que indicaron que “el capricho” les costó a los tandilenses “120 mil pesos cuando el dólar valía la mitad de lo que sale ahora”.

“Hace días que no llueve y las mesas de ping pong están en medio de un verdadero pantano, cuyas aguas turbias terminan escurriendo hacia la calle Rondeau”, detallaron.

Para finalizar el duro comunicado, los integrantes de Por Más Naturaleza En Tandil hicieron una serie de aclaraciones al señalar, en primer lugar, que los reclamos “nada tienen que ver con los tiempos de campaña electoral” y justificaron que “venimos haciéndolo desde hace ya más de un año y las respuestas han sido tan escasas como irrisorias”.

Agregaron que “estos nuevos pantanos se sumarían próximamente al gran pantano del Dique”, al advertir que “el agua del Lago llega solamente a la altura de la rodilla y que en unos años, de no realizarse un dragado importante, se convertirá en un gran lodazal”.

 

 

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario