fbpx En un año complejo, la actividad económica se mantuvo estable en la ciudad – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

En un año complejo, la actividad económica se mantuvo estable en la ciudad

El presidente de la Cámara Empresaria de Tandil, Marcos Redolatti, destacó que si bien se registraron muchos cierres de comercios en la ciudad, hubo también otras tantas altas, de modo que no dudó en catalogar que en el balance, "la actividad económica se mantuvo".

Marcos Redolatti, presidente de la CET

El Eco

El coronavirus y las medidas sanitarias implementadas en el territorio argentino a fin de apaciguar el impacto de la enfermedad hicieron que el 2020 fuera un año más que complejo para muchos rubros, a tal punto que muchas empresas y emprendimientos debieron poner un punto final a sus actividades. No obstante, en la ciudad el balance comercial marcó que la actividad económica se mantuvo.

Si bien es cierto que fueron varios los locales que cerraron en Tandil, desde la Cámara Empresaria informaron que también abrieron otros tantos, de modo que no dudaron en analizar que la actividad perseveró.

“Nosotros tuvimos algunas bajas de socios por cierres pero también hubo varias aperturas. Entonces nos parece que en el balance, la actividad se ha mantenido”, declaró en comunicación con El Eco Multimedios el presidente de la CET, Marcos Redolatti, y reconoció que, de todas formas, “si uno se pone en la piel de la persona que tuvo que cerrar su negocio, en el cual tenía cierta antigüedad y un esfuerzo fijado, es una situación dramática”.

Asimismo, destacó que en la ciudad se están retomando importantes obras en el centro, lo cual era una preocupación anterior a la pandemia. Qué iba a pasar con la actividad comercial, si iba a ir mutando o si se iba a mudar de la zona céntrica porque dejaba de ser atractiva.

“Pero uno ve que los que hacen los estudios de mercado y analizan la situación siguen apostando por Tandil e invirtiendo en el centro, que era una incógnita. Entonces tenemos cierto optimismo”, aseveró.

No obstante, puso énfasis en la situación de algunos rubros que aún no lograron ser autorizados para volver a funcionar o que sí obtuvieron el permiso, la actividad se modificó sustancialmente, de modo que muchos optaron por reconvertirse.

“Vemos algunas actividades que cerraron y se tuvieron que reconvertir porque no volvieron y no sabemos cuándo lo van a hacer. Y quizá hasta se reemplacen porque van a cambiar las costumbres. Hay algunos sectores que se van a modificar significativamente y otros, como la indumentaria o los alimentos, que paulatinamente van a volver a la normalidad, que de todas formas no será la de antes”, evaluó.

Un año marcado por la incertidumbre

Respecto a lo que deparará este 2021, Redolatti reveló que lo enfrentan con mucha incertidumbre teniendo en cuenta que la pandemia aún está presente, pero con un importante bagaje de experiencia y de conocimientos que antes no se tenían.

“Creo que todo lo aprendido nos va a ayudar a transitar este año de una forma mucho más parecida a la normalidad”, afirmó el presidente de la Cámara Empresaria de Tandil.

Asimismo, destacó que el movimiento actual que se advierte en la ciudad, principalmente luego de que volvieran las clases presenciales, y remarcó que afrontamos el año con otras herramientas, pero siempre concentrados y conscientes de que el virus aún circula.

“La vacuna va a aplicarse de manera muy paulatina, entonces tenemos que seguir teniendo todas las responsabilidades que tuvimos en el 2020”, refirió.

“La realidad del otro lado del mostrador”

Fueron muchos los meses complicados para varios sectores de la economía desde marzo del 2020, cuando se decretó el aislamiento social, preventivo y obligatorio en la Argentina y solo pudieron trabajar por un lapso de tiempo los considerados esenciales.

Al respecto, Redolatti recordó que en aquellos días la gente se quejaba y decía que si estaban los colegios cerrados, por qué iban a poder abrir ciertos negocios. “Y nosotros veíamos la realidad del otro lado del mostrador, teníamos la situación de la persona que vive de esa actividad”, contó.

Agregó que fueron muchas las familias que vieron que su negocio y su modo de vida se complicaban, y fue por ello que varios decidieron unirse y reclamar.

“Y tenemos un Estado que trató de asistir, pero no le sobra liquidez y somos conscientes de que todo lo que se invirtió para que no haya despidos en algún momento lo vamos a tener que pagar. Es una realidad”, advirtió.

Hizo alusión, por otra parte, a la reunión que mantuvieron hace ya un año en el Municipio con las autoridades, cuando el panorama era completamente diferente y cuando en diversas ciudades y países del mundo se observaban sistemas sanitarios colapsados: “Al analizar la situación se tomó la situación de cerrar. Y para una economía que no venía muy bien, de golpe estar cerrada es desesperante y angustiante”.

Finalmente, basándose en todo lo aprendido y experimentado en el 2020, destacó que “este año no me imagino volviendo a ese escenario”.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario