fbpx En un clima de alegría y emoción, 50 familias recibieron las llaves de sus casas en el Procrear – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

En un clima de alegría y emoción, 50 familias recibieron las llaves de sus casas en el Procrear

Ayer por la tarde más familias tandilenses recibieron las llaves de sus casas en el desarrollo urbanístico que contempla 628 unidades. El titular de la Secretaría de Vivienda de la Nación, Iván Kerr, encabezó el acto junto al intendente Miguel Lunghi.

Rody Becchi

Ayer por la tarde se vivió una fiesta en el desarrollo urbanístico de Procrear. Unas 50 familias tandilenses cumplieron su sueño de la casa propia al recibir las llaves de sus viviendas ubicadas en el barrio, en medio de un acto cargado de emoción y alegría.

Los beneficiarios fueron los protagonistas de una nueva entrega de las unidades habitacionales que aún quedaban disponibles y cuyo proceso de adjudicación se agilizó a partir de las gestiones que impulsó el Gobierno comunal en los últimos meses.

El encuentro se desarrolló en la plazoleta ubicada en la equina de Sáenz Peña y María Graciela Toncovich, donde los organizadores montaron una carpa para reunir a las familias que salieron favorecidas en el sorteo y que completaron todo el proceso para acceder al crédito hipotecario UVA.

El secretario de Vivienda de la Nación y presidente del Procrear, Iván Kerr, encabezó el acto de entrega acompañado por el intendente Miguel Lunghi, junto al diputado nacional Carlos Fernández, autoridades de Anses, del Banco Hipotecario y funcionarios del Municipio.

El encuentro comenzó alrededor de las 17. Allí, los futuros vecinos tomaron contacto por primera vez en el inicio de un vínculo que se extenderá por años. La mayoría con hijos de distintas edades y con el acompañamiento de otros integrantes de la familia y amigos, acudieron al lugar para recibir las llaves que les permitirán acceder a la unidad habitacional asignada.

 

“Optimismo y tolerancia”

“Hoy es un gran día”, celebró el intendente Miguel Lunghi ante las familias presentes que recibieron el instrumento para entrar a su hogar, “su lugar en el mundo, para vivir con paz, dignidad y seguridad”, y compartió una reflexión: “Siempre digo que las dos cosas más importantes en la vida son tener un hijo y una casa propia y esto se va a dar”.

Destacó el impacto positivo del desarrollo urbanístico y la ubicación del predio, desde donde se permite observar la belleza de las sierras y de la ciudad. “Tandil avanza, progresa y va a seguir este camino”, pese a las “dificultades momentáneas”, expresó y en su mensaje ante los presentes comprometió “seguir haciendo casas, buscando igualdad e integración; todos tenemos que trabajar con optimismo, tolerancia y mirando hacia el futuro”.

Para finalizar, el jefe comunal agradeció la presencia de Iván Kerr en este día “tan especial”, la predisposición del titular de la regional de Anses, Mariano Pereyra Iraola, y reconoció al jefe de Gabinete Julio Elichiribehety por las gestiones impulsadas.

 

“Un día de fiesta”

“Felicitaciones y a disfrutar, que hoy es un día de fiesta”, invitó el secretario de Vivienda de la Nación, Iván Kerr.

El funcionario cerró ayer en Tandil una recorrida por distintas ciudades del país para participar de la conclusión de un proceso por el que transitaron las familias para convertirse en dueñas de sus casas. “¿Contentos? Finalmente, ¿no?”, preguntó en el inicio de su discurso.

Felicitó a los 50 beneficiarios de Tandil y deseó que puedan transformar la vivienda en un hogar “y poder arrancar un proyecto de vida con algo tan necesario”.

Por eso ratificó que los funcionarios del Estado “tenemos que poner todo nuestro esfuerzo para que las cosas se hagan bien, con trasparencia, y todos tengan su oportunidad”.

Según precisó el funcionario del Gobierno de Mauricio Macri, del barrio de 628 quedan por asignar menos de 30 unidades y aún quedan pendientes los locales comerciales, e hizo una mención especial para destacar la labor del equipo del Municipio, que “está todo el tiempo preocupado para ver cuándo se entregan las casas y esa es la manera en que se gestionan las cosas”.

En ese sentido también garantizó las acciones en conjunto con la Municipalidad para avanzar con los lotes emplazados en el macizo de tierra ubicado en La Pampa y Buenos Aires, en la zona posterior al desarrollo urbanístico, para “poder generar más oportunidades” para los vecinos de la ciudad.

Tranquilidad

En un mensaje dirigido exclusivamente a los beneficiarios, les transmitió tranquilidad y comprometió el acompañamiento del programa de créditos hipotecarios mediante un servicio de postventa para responder ante cualquier inconveniente que pueda presentar la propiedad.

Y sobre el crédito UVA, Kerr explicó que “todos tenemos algún miedo de lo que pueda pasar”, y por eso se incorporó un seguro para que, “en el caso que la inflación supere sus salarios, sólo paguen la cuota por sus ingresos”.

De este modo, “el seguro cubrirá esta diferencia y tengan tranquilidad que la cuota la van a poder pagar, con esfuerzo”, en un mecanismo que permite que “el dinero vuelva a Anses y así podamos hacer que otros argentinos puedan acceder a sus viviendas”.

“Este era mi gran objetivo”

“Trabajo un montón y este era mi gran objetivo”, confesó, entre lágrimas, Magalí Verde tras recibir las llaves y el cariño de su familia.

Señaló que esta noticia llegó “sin que lo esperara”, dado que había comenzado a comprar materiales para poder cumplir con su sueño de la casa propia en el terreno cedido por sus padres.

Así, iniciará una nueva etapa en su vida en una de las viviendas de tres dormitorios en una zona de gran crecimiento en la ciudad. “Es raro, recién estoy cayendo”, cerró.

“La tercera es la vencida”

Con el puñado de llaves que abrirá las puertas de su futuro hogar, Leonardo Portillo compartió junto a su mujer e hijo la emoción y alegría por ver hecho realidad un largo anhelo.

“Fue el tercer sorteo al que nos anotamos y esta vez salimos beneficiados. La tercera es la vencida, y en este caso fue así”, describió a El Eco de Tandil para luego indicar que pronto se mudarán a la casa de tres dormitorios asignada, “frente a una plazoleta”.

“Lucha y espera”

Hernán Ariel Araujo fue el primero en recibir de mano de los funcionarios las llaves de su vivienda. Mientras las familias presentes aguardaban con expectativas su turno, manifestó que la casa propia fue “algo que anhelé toda mi vida y se nos dio. Luchamos mucho y fueron muchos años de espera”.

“Me anoté en el primer sorteo, quedé suplente, hasta que en el segundo se me dio”, aseguró y pronto comenzarán a disfrutar de una “casa hermosa, impecable, de tres habitaciones sobre calle Mosconi”.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario