fbpx En una marcha, Juan Rosso recibió un fuerte apoyo de referentes culturales y educadores – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

En una marcha, Juan Rosso recibió un fuerte apoyo de referentes culturales y educadores

La madre del detenido, Natalia Gargiulo, aseguró que hay pruebas que lo desvinculan a su hijo del hecho pero que no han sido ingresadas a la causa. En tanto, confió que “nosotros pensamos que no hubo ningún abuso” y afirmó que su hijo “no conoce el baño de la escuela”. “Juan no está solo”, enfatizó su padre, Martín Rosso, al ver la importante manifestación para pedir por su liberación.

Rody Becchi

Ayer en horas de la tarde, una importante cantidad de personas se movilizó para clamar la inocencia de Juan Rosso, el docente de teatro imputado por el abuso sexual de un menor de 4 años en el Jardín 901, y exigieron que la Justicia investigue.

Los manifestantes se congregaron en el estacionamiento de la Facultad de Arte, situado en Belgrano al 600,  a partir de las 17.30. Además de los padres del acusado, los abuelos, la hermana y demás familiares y amigos, la movilización tuvo un importante apoyo de la comunidad cultural y docente, tanto de la Universidad como del Jardín 901 y otras instituciones.

Tras la leyenda “Que la Justicia investigue. Juan es inocente” la multitud se encolumnó y avanzó por Belgrano para luego dar la vuelta a la Plaza Independencia y posteriormente recorrer las calles céntricas. La movilización se desarrolló en completo silencio y sólo hubo unas pocas palabras de agradecimiento al final del recorrido, en la Glorieta.

Llamó mucho la atención que no hubiera efectivos policiales cortando las calles, lo cual habitualmente sucede en estas movilizaciones. Por tal motivo, cuatro o cinco manifestantes se encargaban al llegar a cada esquina para cortar el tránsito por su cuenta, lo cual generó malestar en muchos automovilistas que tocaban bocina insistentemente y querían avanzar a toda costa.

En primera fila, caminaron los padres y abuelos de Juan Rosso, visiblemente quebrados por el dolor. “Todos los niños dicen la verdad. Justicia para Juan”, “Justicia y libertad, Juan no puede estar preso”, “Queremos que se investigue, el culpable está suelto”, decían algunos de los carteles que llevaban las personas que participaban de la marcha.

“Justicia, verdad y respeto”, “Un derecho no es lo que alguien te debe dar sino lo que nadie te debe quitar”, “Juan, yo sé que sos inocente”, “Que no se manipulen las pruebas”, “Juan es inocente, el niño sigue en peligro”, “Por la libertad de Juan”, “Los docentes no somos monstruos”, expresaban otras pancartas en apoyo a Juan Rosso.

“Ojalá sea la única marcha

que tengamos que hacer”

Una vez en la Glorieta, la multitud aplaudió en señal de apoyo y los padres y familiares se fundieron en un abrazo cargado de tristeza sin poder contener las lágrimas.

Luego, Martín Rosso agradeció a todos por el apoyo. “Juan se va a enterar de la marcha y el apoyo que está teniendo de la comunidad, la verdad que lo necesita, así que ojalá sea la única marcha que tengamos que hacer”, expresó y no pudo continuar hablando al quebrarse en llanto.

Momentos después, se recuperó y contó que el domingo lo van a ir a visitar a la cárcel por si alguna persona desea enviarle algún mensaje, alguna carta, porque “necesita leer que la gente está con él”.

Por último, la hermana de Martín, que es de Necochea, Marina Rosso, tomó la palabra para agradecer. “No me alcanza la vida para agradecerles el amor, el apoyo que le están dando a mi hermano y toda la familia”, afirmó.

“Juan no está solo”

En diálogo con El Eco de Tandil, Martín Rosso explicó que “estamos en un momento donde le toca a la fiscalía poder entregar todas las pruebas que tiene para lograr la detención preventiva de Juan o dictaminar la falta de mérito de Juan, tiene 15 días que se cumplirían el lunes de la semana que viene y ahí tiene derecho el fiscal a pedir otros 15 días para seguir, si considera que todavía no tiene todas las pruebas suficientes”.

La madre del acusado, Natalia Gargiulo consideró que “hay pruebas suficientes que lo desvinculan a Juan, eso es lo que estamos reclamando, no las están tomando en cuenta”.

“Nosotros confiábamos en la Justicia, por eso nunca habíamos salido a contestar ni organizamos marchas, nunca salimos en los medios, ni Juan Martín ni nosotros como padres, pero nos han llamado a este juego que tiene que ver con lo mediático y me parece que el fiscal no está trabajando como debería. Sabemos que hay pruebas que lo desvinculan a Juan”, afirmó.

En tanto, Martín Rosso manifestó que “el abogado nos dice que se están dejando presionar por la cuestión mediática, por eso Juan antes de la detención sale con un documento, porque el abogado defensor veía que estaban direccionando las pruebas para intentar su detención”.

“La verdad que estuvieron cuatro meses sin encontrar pruebas, pero no incluyeron tres de las Cámaras Gesell que lo desvinculan del hecho, la única es la que salió en El Eco, que es la única que nombra a Juan”, sostuvo.

“Pensamos que no hubo ningún abuso”

Natalia Gargiulo admitió que “sinceramente nosotros pensamos que no hubo ningún abuso, y sí que hay otra persona pero no creo que sea abuso”.

Rosso añadió que “las dos pericias médicas dicen que no hubo abuso. No podemos dar muchos datos, pero sí sabemos que no se tuvieron en cuenta las cuatro Cámaras Gesell, estamos de acuerdo con que los chicos no mienten pero todos no mienten, no uno solo, hay tres que dijeron otra cosa, que no coincide con lo que dice el primero”.

“Juan nunca fue al baño”

“También es llamativo que no llaman a los docentes que están pidiendo declarar porque ellas saben que Juan nunca fue al baño, él fue sólo a dos clases, de las cuales una el nene supuestamente abusado no fue, osea que se supone que en la primera clase sucedió el abuso, y es muy raro que un chico de 4 años sepa el nombre de un profesor que vio por primera vez”, afirmó.

Y agregó que “además Juan les daba sólo media hora de clase en cada sala, no hay recreo entre medio. La sala celeste donde va el chico se dio en el SUM, donde no sólo estaba la maestra de sala, sino que había dos maestras más auxiliares que estaban limpiando el SUM para el 9 de Julio. Juan nunca fue al baño”.

Su mujer remarcó que “no conoce el baño, los profesores no pueden acompañar a los niños al baño, y lo sabe Juan a eso porque es lo primero que les dicen. La Justicia es la que debe investigar, tanto para el lado de Juan como para el lado del niño vulnerado, nosotros sostenemos que no es un niño abusado, puede ser abusado en otros aspectos, no sexuales”.

“Que algo está pasando, algo está pasando, pero el deber de la Justicia es investigar todo, no quedarse con una sola prueba”, subrayó.

En tanto, Rosso afirmó que “tenemos una hipótesis que debería investigarse pero no lo podemos decir, que la sacamos de hablar con las docentes, con Juan, las Cámaras Gesell, hay muchos datos y muchos que todavía no están ingresados a la causa y eso nos preocupa, porque hay datos que yo los sé y no los ingresan a la causa. Por ejemplo, hay una auxiliar que cuida el baño y quiere declarar porque estuvo todo el día ahí y no la llamaron”.

“Esto (sobre la movilización) lo va a saber Juan porque una de las cosas que le gritaron cuando entró a fiscalía es ‘estás solo’, pero hay toda una comunidad educativa, teatral, artística que lo apoya porque lo conoce, lo formó, sabe qué tipo de persona es, no vinieron por capricho. A la mitad de la gente que está hoy acá no la conozco, no vinieron porque me conocen a mí, lo conocen a él. Juan no está solo”, concluyó.

 

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario