fbpx Hoteleros y gastronómicos piden auxilio y advierten que están “a un paso de la desaparición del sector” – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Hoteleros y gastronómicos piden auxilio y advierten que están “a un paso de la desaparición del sector”

Se reunieron con el Municipio para solicitar medidas que ayuden a paliar la compleja situación que viven. Además, los gastronómicos plantearon la necesidad de poder abrir hasta las 23. Desde que comenzó la pandemia cerraron entre 8 y 12 comercios del rubro de hotelería y alrededor de 8 gastronómicos, pero ante el nuevo escenario muchos están considerando cerrar sus puertas.

El Eco

Luego de que desde la Asociación de Hoteles, Restaurantes, Bares, Confiterías y Afines de Tandil advirtieran a través de un comunicado estar “a un paso de la desaparición del sector”, el viernes tuvieron una reunión con el Municipio donde plantearon su preocupación ante la crítica situación que atraviesan y la necesidad de que se tomen medidas para poder sobrellevar este complejo panorama.

En diálogo con El Eco de Tandil Mario Wisner, de la Asociación de Hoteles, Restaurantes, Bares, Confiterías y Afines de Tandil, explicó que “tanto el sector gastronómico como el de alojamiento está llegando a un punto más que complicado, realmente se está poniendo muy feo”.

Planteó que la gastronomía si no tiene la posibilidad de trabajar al menos hasta las 23 está muy complicada y más aun teniendo en cuenta que deben trabajar con las mesas afuera, considerando las bajas temperaturas que está haciendo en esta época del año.

“Pensar en que se puede llegar a trabajar como para salvar costos al mediodía es realmente complejo. No existe casi posibilidad, salvo algún día lindo de sol. No creemos que pueda llegar a ser una solución o algo que pueda aliviar al sector una apertura con mesas afuera hasta las 18. Indefectiblemente el sector necesita de la noche”, remarcó.

Y añadió que “al menos el sector necesita trabajar hasta las 23 como para hacer un turno de cena, porque aparte la gente no está acostumbrada a salir a almorzar. Lo del almuerzo terminan siendo las promociones de plato del día que a gatas sirve para salvar los costos y mantenerse en línea, para no perder clientela”.

En ese contexto, manifestó que la principal complicación en ese sentido es el clima, porque “si fuera verano invirtiendo un poco más sería diferente pero en esta época del año es prácticamente imposible en cuanto a la gastronomía”.

Los alojamientos

Respecto al sector de alojamientos, enfatizó que “sin turismo no funciona. Y trabajando con sólo esenciales, que el fin de semana que viene no se puede tener turismo otra vez, y encima hay que decirle a los clientes que a las 18 se tienen que encerrar, pedir un delivery y cenar en la habitación”.

“El sector está en estado crítico, mucho peor que el año pasado que nos había agarrado con alguna reserva y con algo más de optimismo, se te terminan las ganas, psicológicamente estas idas y vueltas te matan”, expresó.

Informó que de acuerdo a un relevamiento que dio a conocer Fehgra la semana pasada, 11.800 comercios del rubro hotelería y gastronómico quebraron en el país durante la pandemia.

Al respecto, señaló que “Tandil no es ajeno a ello. Nosotros contabilizamos que deben haber cerrado mínimo 8, 12 hoteles, algunos cerrados definitivamente, algunos los alquilan para geriátricos y hay otros tres mínimo que cerraron momentáneamente hasta que pase un poco esto. Es más barato tener el hotel cerrado que abierto con una o dos habitaciones ocupadas”.

“Esta semana yo en el hotel trabajé con una habitación diaria y son unos chicos que están hace casi 30 días porque tienen un nene en neo, y al hacer los números conviene estar cerrado. En el caso de la gastronomía también hay muchos restaurantes que han cerrado, algunos momentáneamente y otros definitivamente, a vuelo de pájaro no menos de 7, 8”, indicó.

Y contó que “muchos piensan cerrar momentáneamente hasta que pase todo esto porque en esta época del año entre calefacción y luz termina siendo mucho gasto”.

La reunión

El viernes tuvieron una reunión de la que participaron referentes del sector turístico con el intendente Miguel Lunghi y funcionarios del Municipio y en la cual plantearon la situación.

“Le planteamos que necesitamos que nos ayuden, que hemos perdido el manejo del negocio porque es el Estado ahora quien maneja los horarios y de qué forma se puede abrir, así que pedimos que nos den una mano ante las autoridades nacionales, y provinciales para expresar la necesidad de la gastronomía de trabajar hasta las 23, y adentro, porque en esta época del año es imposible trabajar afuera”, manifestó.

Y agregó que también solicitaron que “evalúen qué se puede hacer con tasas, si puede hacerse alguna ayuda directa a los trabajadores, si se puede hacer algo con la Usina, con Cretal porque tenemos muchos socios que le compran energía a Cretal, y sobre todo con la Usina que es el socio del Municipio”.

“Creemos que lo único que se puede hacer no es correr los vencimientos, o planes de pago, porque todavía hay gente que está tratando de pagar los planes de pago del año pasado, lo mismo con los créditos que se tomaron el año pasado para acomodarse a la pandemia, al servicio que se da ahora que es un servicio distinto”, indicó.

A su vez, solicitaron que los ayuden a gestionar con Camuzzi algún paliativo. “Entendemos que el Municipio tiene fuerza como para que le presenten atención”, manifestó.

“El Estado nos pide pero nos acompaña poco”

Por otro lado, contó que “se resolvió hacer una mesa de crisis, mañana -hoy- hay una reunión donde van a participar todos los sectores, incluso el Concejo estaba trabajando en algún tipo de ordenanza como para ver si se puede tener llegada a la Provincia o a la Nación, nosotros designamos dos personas una del rubro gastronómico y otra hotelero que mañana (por hoy) se reúnen”.

“El viernes participaron más de 80 personas, lo que refleja la desesperación del sector para que haya tantas personas en un zoom para charlar con el Intendente y su equipo”, resaltó.

Respecto al Repro, explicó que “en Tandil alcanzó en lo que es hotelería y alojamiento cerca del 40 por ciento, y el gastronomía ronda el 30, con lo cual la ayuda en la ciudad llegó a muy pocos, indudablemente si para el próximo mes no llega a toda la actividad va a estar más que complicado”.

“Acompañamos las medidas, entendemos que el momento es durísimo sanitariamente, lo que queremos que entiendan es que así nuestro sector se va a terminar extinguiendo”, manifestó.

Y aseguró que “más de la mitad del sector va a quedar en el camino, nuestro sector no es el lugar por donde circula el virus, las medidas siempre nos pegan a nosotros, estamos cansados de ser siempre el sector que la liga primero y el último que va a salir”.

“Nuestro sector hasta acá ha acompañado en todo lo que nos han pedido, se ha aggiornado para ponerse al día con la situación, para todas las medida sanitarias, pero el Estado nos pide y nos acompaña poco, en las tres esferas nacional provincial y municipal”, sostuvo.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario