fbpx Kevin Pinto regresó a su casa luego de permanecer internado durante más de dos meses en el Hospital – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Kevin Pinto regresó a su casa luego de permanecer internado durante más de dos meses en el Hospital

Kevin Pinto, el jóven que en julio había sufrido un accidente en Pujol y Reynoso y que desde entonces se encontraba luchando por su vida en el Hospital Ramón Santamarina, continuará con el tratamiento desde su casa.

Kevin Pinto regresó a su casa

El Eco

Kevin Pinto, el joven de 19 años que había sufrido un accidente en Pujol y Reynoso en la madrugada del 21 de julio y que estuvo internado en el Hospital Santamarina con asistencia respiratoria mecánica durante, aproximadamente, dos meses, ya se encuentra en su casa, donde continuará su tratamiento mediante una internación domiciliaria.

El siniestro se produjo alrededor de la 1, cuando Kevin circulaba por Quintana en dirección a Reynoso y al intentar pasar Pujol con el semáforo en verde se topó con otra motocicleta, que no respetó la señal.

Jorge Rastelli, el único testigo del hecho, había declarado a El Eco de Tandil que efectivamente  una motocicleta cruzó a alta velocidad la avenida cuando la luz estaba en rojo. “Tras el hecho, yo en principio pensé que lo había chocado a Kevin, pero después vimos con los peritos que la moto no tenía impacto. Así que es posible que Kevin haya perdido el control al tratar de esquivarlo”, indicó el remisero.

Producto del accidente, la moto Honda, guiada por Pinto, impactó contra un Fiat Siena color blanco, de la agencia de remises Brayam, que esperaba que el semáforo le habitara el paso. En tanto, el joven, quien no llevaba casco, golpeó su cabeza contra la cinta asfáltica, lo que le produjo un traumatismo de cráneo grave.

Tras estar varias semanas internado en el Hospital y al presentar avances en su estado de salud, informaron días atrás desde el nosocomio que Kevin se encontraba con cuidados por las secuelas del accidente y se estaba trabajando para que pudiera continuar su tratamiento mediante una internación domiciliaria, hecho que, finalmente, se concretó el martes primero de octubre.

“Es un guerrero, en 20 días ya estará caminando”

Ramón Pinto, abuelo de Kevin, dialogó con El Eco de Tandil y destacó la fortaleza de su nieto, quien tras luchar durante casi 75 días por su vida, finalmente se recuperó.

“Kevin ya superó la etapa más difícil; volvió a nacer. Así que estamos acá todos muy contentos, la familia, los amigos, los vecinos, todos”, manifestó Ramón, y destacó el emocionante recibimiento que le hicieron al joven cuando llegó a su casa.

Resaltó también que “él es un guerrero” y que, más allá de que, lógicamente, se haya debilitado desde lo físico en este tiempo en el que estuvo en el Hospital sometiéndose a diferentes operaciones, hoy está más fuerte y “pienso que en 20 días ya va a salir caminando”.

Agregó además que hoy Kevin ya puede comer “todo lo que le dan” y que eso le viene muy bien y le hace falta para poder recuperarse también físicamente. “Está débil después de todo este tiempo, pero internamente tiene mucha fuerza”, sentenció.

Emotivo recibimiento

Al enterarse de la noticia de que Kevin volvería a su casa, sus amigos más cercanos se acercaron hasta la puerta de su domicilio para recibirlo.

Alrededor de 20 de sus más allegados se congregaron con sus motocicletas en la plaza que queda frente a su hogar, en el Barrio Procrear, y al verlo bajar comenzaron a accionar sus motores, dándole la bienvenida.

Kevin descendió de la ambulancia en la camilla y, al observar a sus amigos allí, elevó su puño en señal de que todo estaba bien y que había logrado sobreponerse al crítico estado de salud con el que había arribado el 21 de julio al nosocomio.

“Quedó todo en la nada”

“Los médicos están haciendo todo lo posible, pero la que no lo está haciendo para dar con los tipos que se lo llevaron por delante es la Policía”, había acusado Ramón Pinto en una nota que brindó con este medio.

No obstante, días más tarde de aquella entrevista, efectivos de la comisaría Tercera secuestraron una moto Honda XR 250 la cual, según las cámaras de vigilancia y las declaraciones de los testigos, habría sido la implicada en el choque. Asimismo, el conductor de la motocicleta, también de 18 años, fue notificado de la causa que se prosigue en su contra, quedando a disposición de la Fiscalía. De acuerdo al parte emanado, en el domicilio de avenida Lunghi el personal policial fue recibido por una persona de sexo masculino con las mismas características y la motocicleta referidas, “que no serían ajenos a la  investigación”.

Sin embargo, Ramón aseguró que luego de eso “se calló todo, quedó en la nada” y no hubo mayores avances en la causa. Los padres del adolescente que sufrió el accidente no quieren que se haga demasiado “ruido”, pero el abuelo confió en que hablará con ellos “para empezar a mover ahora, porque hay que ver qué pasa”.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario