fbpx La Asamblea por las Sierras reclamó detener el avance de loteos en la zona del Ramal H – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

La Asamblea por las Sierras reclamó detener el avance de loteos en la zona del Ramal H

Horas después de la inauguración del Parque del Origen, la Asamblea en Defensa de las Sierras de Tandil, a través de un comunicado, reclamó a las autoridades municipales y al Defensor del Pueblo de la Provincia de Buenos Aires que “actúen urgentemente para evitar la construcción en la cuenca del Ramal H. Construir en esta zona sería una negligencia imperdonable, que se pagaría muy caro con inundaciones”.

Agregaron que “hace unas semanas ha comenzado un desmonte y apertura de calle” y advirtieron que “la modificación hará que el agua que es retenida por el monte y la cobertura del área serrana baje más rápido. El área corresponde a la sierra que continúa el Cerrito del Libertador General San Martín, que hoy tiene un monte que empieza a la altura de Hernández y Fugl y se extiende en uno de sus frentes hasta lindar con la torre Falucho. Recientemente se observó cómo topadoras sacaron los árboles, abriendo una calle”.

Y evaluaron que “el dique del Ramal H se encuentra aguas arriba y por lo tanto, toda modificación en el área que hoy está sin construir derivará en un escurrimiento más rápido y de mayor magnitud, agravando el riego de inundaciones”.

Prevención
vs. negocios

En el apartado titulado “prevención de inundaciones versus promoción de negocios inmobiliarios”, los asambleístas manifestaron que “de acuerdo a la información relevada, en representación de Cavia SAC.I.F, Jorge Octavio César Caputo, pidió y consiguió del Municipio un convenio urbanístico (el número 5, rubricado por Ordenanza 14535) que le habilitó un uso que está prohibido en esa zona, dando una excepción para construir 18 departamentos de dos dormitorios”.

En este aspecto, recordaron que “está prohibido el parcelamiento para su destino a usos urbanos y suburbanos: ‘En terrenos donde las condiciones geológicas o hidrológicas no aconsejan su edificación’ (Ordenanza 11.198)”.

Por otra parte, remarcaron que “en solo 14 años es evidente la magnitud de la modificación del área y cabe alertar sobre la necesidad de detener las acciones que pudieran agravar los riesgos de inundaciones”.

Una presa
costosa

Para brindar más argumentos, desde la Asamblea reseñaron que “el dique del Ramal H es una obra costosa, reclamada durante muchos años y realizada con el objetivo de ‘dar tranquilidad’ al barrio Falucho, el cual había sufrido ya numerosas inundaciones”.

Sumado a esto, citaron su función de “regular la cantidad de agua que entra al entubamiento”, lo que “contribuye a evitar anegamientos en otras zonas de la ciudad”.

Por ese motivo, alertaron que “de poco servirá el dique del Ramal H si la modificación de su cuenca genera un escurrimiento más rápido y de mayor cantidad de agua” y destacaron que “el Plan de Desarrollo Territorial vigente reconoce el riesgo de inundaciones. Por lo tanto, le cabe a las autoridades la responsabilidad derivada de todas las acciones que permitan por acción u omisión”.

En cuanto a las consecuencias, los preservacionistas manifestaron que “el conocimiento sobre el riesgo de inundaciones obliga a las autoridades a tomar medidas de prevención. Es indelegable el rol de las autoridades municipales en el ordenamiento y gestión territorial, y no ejercerlo adecuadamente conlleva asumir responsabilidades políticas y jurídicas”.

El reclamo

Por último, en el comunicado destacaron que “prevenir es la mejor obra”, entonces reclamaron “dejar sin efecto el Convenio número 5 y declarar a la cuenca del Ramal H no habilitada para construcción ni otras modificaciones de su cobertura natural”.

Además, “declararla zona especial de interés urbanístico y ambiental, con los objetivos de construir un corredor con el Cerrito del Libertador, del cual es continuación natural y garantizar la preservación de sus funciones hídricas y ecológicas, absteniéndose de realizar por sí o de habilitar a terceros a modificar sus características naturales”.

Para cerrar, evaluaron que “la ciudad cuenta con innumerables espacios donde se pueden realizar construcciones sin que le cueste a Tandil la pérdida de áreas serranas, degradación de cuencas hídricas y mayor riesgo de inundaciones”.

Nota proporcionada por :

Deja un comentario