fbpx La Facultad de Arte realizó un corte de calle y asamblea pública en el marco del plan de lucha – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

La Facultad de Arte realizó un corte de calle y asamblea pública en el marco del plan de lucha

A partir de la toma del campus decidida por una asamblea estudiantil que reunió a más de 400 alumnos de la Unicen, la comunidad educativa de la única facultad que tiene su sede en el centro de la ciudad se plegó a las acciones. Cerca del mediodía de ayer, interrumpieron por un margen de dos horas el tránsito en la esquina de 9 de julio y Belgrano, para visibilizar el problema presupuestario que padece la universidad pública.

La Facultad de Arte, con el apoyo de otras instituciones educativas, se movilizaron en el marco del plan de lucha que llevan adelante los diferentes claustros de la Unicen.

El Eco

Como es de público conocimiento, la Unicen se encuentra desarrollando un plan de lucha que ha llevado a desplegar a los sectores nucleados en la casa de estudios distintas actividades para elevar su reclamo salarial y presupuestario. En esa línea, se produjo el martes la toma del Campus  -decidida  luego de una extensa asamblea estudiantil- y ayer al mediodía, miembros de la comunidad de la Facultad de Arte de la Universidad del Centro efectuaron la interrupción del tránsito sobre 9 de julio a la altura de Belgrano, para seguir visibilizando la problemática.

Estudiantes y docentes de dicha facultad, no docentes, gremios y también alumnos del Polivalente que se acercaron al finalizar la movilización al Municipio, procedieron al corte de la vía pública y la realización de una asamblea -que se prolongó durante dos horas- en el marco del reclamo que sostiene el centro educativo superior desde hace un mes. Estas acciones tienen réplicas en todo el país, concebidas bajo la premisa de la defensa de la educación pública, que ha sufrido ajustes presupuestarios que comprometen su funcionamiento y pusieron en alerta al sector universitario.

La toma del espacio público

Cerca del mediodía  se dio inicio a la convocatoria y cuando arribaron los alumnos de la Escuela Polivalente de Arte, los presentes procedieron a cortar con sillas y carteles la esquina. En ese espacio se realizó una asamblea, en la que circuló la palabra de manera libre y democrática.

Las mociones aprobadas por unanimidad determinaron que en la zona céntrica se replicará lo que suceda en el Campus . Es preciso destacar que la Facultad de Arte es la única de las facultades que conforman la Unicen, sede Tandil, que no está localizada en el predio del paraje Arroyo Seco. Las cuatro restantes: Ciencias Económicas, Ciencias Humanas, Ciencias Veterinarias y Ciencias Exactas, se hallan fuera del casco urbano central.

De aprobarse la continuidad de la toma, se hará lo mismo en el edificio de 9 de julio 430, con cortes de calles cada determinadas horas. Caso contrario, los estudiantes y demás actores involucrados acordaron que todos los miércoles a la misma hora llevarán a cabo la interrupción del tránsito y asamblea pública durante un tiempo acotado, para continuar evidenciando lo que sucede en el seno de la universidad estatal.

“Decidimos hacer una asamblea acompañando la medida de fuerza que se determinó el martes en el Campus, que ha resultado exitosa porque se logró frenar la actividad académica. Acá pudieron sumarse compañeros que no habían podido llegar al Campus por distintos motivos, ahora estamos aquí escuchando todas las voces  y usando el espacio para que la gente que pasa por el centro pueda escuchar la voz del estudiantado y la comunidad educativa en general, sobre el recorte y el vaciamiento que está sufriendo la educación pública”, manifestó Ignacio Aguirre, alumno de la carrera de Teatro.

Mientras los jóvenes se expresaban y debatían la coyuntura que les toca protagonizar, los ocasionales transeúntes vertían sus muestras de apoyo hacia ellos, aunque también se registraron quejas. “Yo creo que el apoyo está, la gente va ganando conciencia de que la educación pública no es un privilegio. Por el contrario, es un derecho, esa conciencia social se está ganando, se está ganando en estos espacios en la calle, los padres empezaron a acompañar la lucha, padres que no habían ido nunca como sucedió hoy (por ayer) en la marcha del Polivalente), hoy se revaloriza esto, que para nosotros Argentina es educación pública”, aseguró el estudiante.

Además, del espacio de debate se desprendió que mañana extenderán las acciones hacia toda la manzana, para acaparar todas las unidades académicas y escolares circundantes: Polivalente, IPAT y Conservatorio también son de la partida. Los participantes decidieron, por otra parte, pasar por las aulas de las escuelas secundarias para contar qué está pasando, articular esfuerzos y lograr que los docentes puedan acercar la problemática a sus clases, entendiendo así que la lucha del sector superior es parte de la que se da en otros niveles de la educación.

La fuerza de los estudiantes

Quien coordinó la asamblea y el uso del micrófono, fue una joven de contextura física muy pequeña pero con una determinación asombrosa para sus escasos 22 años. Ella es Guillermina Buckle, oriunda de la provincia de Chubut, quien cursa la carrera de Teatro y es parte de la agrupación Arveja Esperanza, conducción del Centro de Estudiantes de la Facultad de Arte.

En diálogo con El Eco de Tandil, la alumna señaló que “decidimos replicar las acciones del Campus y también invitar  al IPAT, al Conservatorio y al Polivalente, que están teniendo problemas con sus edificios, porque merecen  un edificio digno desde hace muchos año y no se lo están dando. Todos los niveles educativos sufrimos problemas, entonces se armó una asamblea espontánea”.

-¿Por qué llevás adelante esta lucha?

-Lo hago porque me parece que todos  los que tomamos universidades creemos en un mundo mejor. Este país ha tenido que pasar siempre por luchas parecidas, siempre volvemos a lo mismo,  tenemos que estar más fuertes que nunca porque la educación no es un privilegio, es un derecho y tener  que recordar cada determinada cantidad de años que la educación es un derecho y no un privilegio  es desgastante pero necesario, porque nuestro país logró 57 universidades públicas. Eso no es menor, es increíble. Tenemos que defenderlo y militarlo, no es algo común  en todos los países, la educación empodera, es mentira que los pobres no llegan a la universidad como dijo la Gobernadora,  creemos en una universidad inclusiva que tiene mucho camino por recorrer, pero que tiene que ir camino  a la inclusión, a la extensión y a entender que formamos forma parte de la sociedad, no somos un ente aislado.

-¿Cuál es tu perspectiva a futuro en cuanto al conflicto que atraviesan?

-Tengo mucha convicción en lo que estamos haciendo los estudiantes, vinculados con los docentes y trabajadores. A veces quisiera  tener más esperanza de la que tengo en cuanto a la resolución del conflicto, por ahora no es un clima alentador en ningún sentido. A veces cuesta tener esperanza, pera la voy a seguir manteniendo porque si no lo quieren hacer vamos a hacer que lo hagan, las esperanzas se cumplen también. Tomar la lucha y hacer que se nos escuche para que se realicen las cosas que pedimos. Es la única manera, es desgastante, pasa mucho que a veces nos sensibilizamos o angustiamos, lo bueno es que estamos todos juntos  vamos a seguir yendo para adelante. Lamentablemente, si bien no son cosas que nos gustaría pasar, las pasamos, con alegría y con mucho amor entre nosotros.

-Hacen mucho énfasis en poner el cuerpo, ¿qué significa eso para ustedes?

E-l cuerpo es nuestro instrumento, no tenemos disociada la cabeza del cuerpo, es algo que nos sucede todo el tiempo.  Poner el cuerpo es poner un montón de energías, no es solamente venir y pararse, es poner un cuerpo  que se desgasta, entonces en ese sentido el cuerpo nos significa mucho porque laburamos con eso.

-¿Qué les dirías a quienes repudian la lucha de los estudiantes y sus maneras de efectivizarla?

-Yo les diría  que por favor tengan  en cuenta el abrir los ojos. A veces uno se encierra  mucho en uno mismo, pero hay que abrir los ojos porque hay gente que en este momento está pasando hambre, hay compañeros  y compañeras de la universidad que se tuvieron que volver a sus ciudades porque no pueden estudiar porque se desfinanció la universidad. Hay menos becas, las residencias estudiantiles, que son un logro hermoso, están cayéndose y no las  pueden arreglar.

Les diría que la educación no es solo venir y estudiar, tiene que ver con la permanencia de los estudiantes, con que realmente las cosas no están bien realmente, no estamos cursando. Algunos edificios no son dignos, no es algo menor,  hay que mirar con más empatía al otro, no es solo lo que a mí me afecta.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario