fbpx Luis García dijo que las medidas del Gobierno para el agro son “un manotazo de ahogado para conseguir dólares” – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Luis García dijo que las medidas del Gobierno para el agro son “un manotazo de ahogado para conseguir dólares”

Desde la Federación Agraria, como varias entidades agropecuarias, rechazaron el paquete de medidas que espera reforzar las reservas en dólares del BCRA reduciendo las retenciones para incentivar las ventas. No se sienten beneficiados. Para García el Estado “está desesperado” y “no se les cae una maldita idea y no saben gobernar”.

El Eco

El Gobierno nacional anunció un paquete de medidas que conciernen al campo y el sector agroindustrial del país, donde a través de la baja de retenciones para la carne y la soja buscan, en cierto modo, promover el ahorro en pesos y reforzar el sistema del Banco Central con dólares.

Principalmente tiene que ver con una baja de impuestos a los derechos de exportación del tres al cero por ciento en los bienes finales industriales, y una disminución del tres por ciento en las retenciones a la soja, o sea que pasa del 33 al 30 por ciento, aunque de forma escalonada, desde octubre a diciembre.

Lejos de ser bien receptadas por el sector agropecuario, las diferentes entidades manifestaron su desacuerdo con dicho paquete asegurando que son medidas aisladas y no de fondo. Así el titular de la Federación Agraria en Tandil, Luis García, dejó bien clara su postura y aseguró que no se ven beneficiados “en nada”, sino que los favorecidos serán “los mismos de siempre”, como los exportadores y los acopiadores que pueden tener guardada la producción y no liquidan.

“La desesperación del Gobierno por dólares es tan grande que no sabe de dónde buscarlos y los lleva a prometer esta baja de retenciones, que aparte es escalonada”, expresó sin rodeos en conversaciones con el ciclo radial “Cosas que Pasan” por Tanfil FM (104.1), asegurando que se trata de “manotazos de ahogado”.

Con una serie de fuertes declaraciones, con un tinte de hartazgo, el referente de los pequeños y medianos productores, también recordó que todavía están en deuda por las retenciones que habían prometido devolver desde el Ministerio de Agricultura y aún no lo hicieron. Además, reveló su envida para con Uruguay, donde los expresidentes y el actual son capaces de sentarse a debatir sobre el rumbo del país, lamentando que aquí se siga poniendo el foco en la pelea.

“No se les cae una maldita idea”

La decisión fue anunciada sin ser acordada con las entidades gremiales del campo y el objetivo tal como expresaron desde el Estado es  ” generar fortalezas, buscando acumular reservas”. “Estabilizar a la economía es un proceso”, sostuvo el titular del Palacio de Hacienda, que estuvo acompañado por los ministros Matías Kulfas, de Desarrollo Productivo; Luis Basterra de Agricultura; y la vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca.

Así se habló de avanzar en una baja temporal de las retenciones para la soja (del 33 al 30 por ciento para el grano y al 28 por ciento para la industria de subproductos), entre otras medidas. Esto, en un contexto de brecha cambiaria que exige a los productores a refugiarse en los granos como reserva de valor.

En este contexto, García memoró que todavía están esperando la devolución de las retenciones que había prometido Basterra al principio de su mandato. Garantizó que de ahí en más ni siquiera anuncios hubo para su sector y el miércoles “menos que menos”. “No vemos representado nada en las manifestaciones”, confesó.

En tanto, enunció que si alguien se va a poder ver beneficiado son “los mismos de siempre”, como los exportadores y los acopiadores que pueden tener guardada la producción y no liquidan.

“Los pequeños y medianos, y muchos de los grandes, en el momento de la cosecha la liquidan porque no tienen espalda para poder aguantarlo”, explicó.

Considerando que el que tiene soja hoy contempla un precio de dólar que no es al que realmente se vende, dijo no visualizar que haya un estímulo interesante para despojarse de esa producción en este momento. Además, señaló que es un momento internacionalmente de suba del precio de ese comodity, por lo tanto el que logró guardarla hasta ahora no se ve remediado con un tres por ciento menos de retenciones.

Enojado con la propuesta, su análisis lo llevó a plantear que “no se les cae una maldita idea, a ninguno de los políticos que tenemos en este país”. “Realmente no entiendo cómo pudieron llegar a ser Gobierno de la gente que trabaja. Una sarta de vagos inútiles que no sirven para nada y no saben gobernar”, sostuvo con clara irritación.

Sin embargo, admitió que sí podría tener un poco de aliciente la baja del cuatro por ciento a la carne, porque es apoyar una producción que es lerda en reaccionar porque tienen cuatro años por delante en poder recuperar. “Es un punto positivo dentro de los otros que no sirven para nada”, dijo.

Sin incentivo

De acuerdo a su estimación, acá hay dos sectores que se van a ver favorecidos y son la minería y la industria, ya que las medidas apuntan a una baja a cero de las retenciones en la primera, mientras que la segunda al contrario del agro tiene devoluciones, “o sea que en vez de retenerle, le dan plata por exportar”.

Consideró que es hacia este camino al que se dirige el Gobierno para salvar al país, pareciendo no comprender aún que Argentina es agroexportador. “Mal que nos pese nunca tuvo una industria eficiente, a no ser por las subvenciones del Gobierno”, admitió y cuestionó la falta de incentivo para industrializar los productos.

Aseguró que no tienen acceso a nada, entonces explicó que cuando logran comprar algo para mejorar la tecnología, no los dejan importar los repuestos, pero tampoco pueden traer maquinaria de afuera.

Así las cosas, manifestó la necesidad de que “venga alguien que entienda que no nos podemos seguir peleando como chicos”, porque mientras se cuente con “un Congreso que se preocupe en resolver solamente el problema de una persona” las cosas no van a cambiar nunca.

Envidia a Uruguay y una fórmula para la solución

Por otro lado, señaló que la toma de medidas no fue consultada previamente con las entidades y los referentes fueron invitados cinco minutos antes como para que puedan sacarse la foto y mostrar quienes están conformes, pero calificó de “acertadas” las respuestas de los presidentes que indicaron que no podían ir. “Los felicito y los aplaudo por no haber asistido a prestarse para la foto porque esto es bochornoso”, determinó.

Asimismo, reveló no entender cómo el ministro Basterra “tiene la cara de sentarse ahí” habiendo dado la palabra de devolver a los pequeños y medianos productores el aumento de las retenciones, y seguir después de diez meses “en veremos”. Lamentó que ni siquiera han logrado determinar cómo implementar esa acción prometida.

“Estamos muy preocupados con una pandemia y todavía nos seguimos peleando”, sostuvo, y añadió creer que Argentina está en un lugar de depresión. En este sentido reveló que veía al actual presidente de Uruguay intercambiar en una mesa de diálogo con los mandatarios anteriores a él y eso le generó envidia.

“Ellos pueden hacer eso y la única medida que ha tomado este Gobierno desde que entró es criticar al anterior y yo creo que no pasa por ahí”, reflexionó. Su propuesta, ante esto, es poner “un manto de olvido” sobre lo que puede haber pasado en la previa gestión y ponerse a trabajar.

A modo de ejemplo e incentivo detalló que cuando en el campo se pierde una cosecha, lo que hacen  es salir a arbitrar los medios para volver a sembrar, haciendo todo lo que se pueda hacer, incluso empeñarse, achicar todos los gastos y cerrar la tranquera para trabajar hacia adentro y ponerse a producir. “Esa es la fórmula para salir del problema”, aseveró al concluir.

“La falta de dólares es una consecuencia de las pésimas políticas de exportación”

La comisión de Enlace de Entidades Agropecuarias consideró que las medidas anunciadas por los ministros Guzmán, Kulfas y Basterra “son insuficientes y no abordan la problemática real de los productores agropecuarios”. Mencionaron que las dos reuniones que mantuvieron con Alberto Fernández, tanto en su condición de candidato como de presidente electo, sostuvo que su Gobierno no tomaría medidas que afectaran al campo sin consultar a la Comisión de Enlace. “Este no ha sido el caso”, aseveraron.

Reiteraron, como en otras oportunidades, que los productores no son los causantes “de la dramática y persistente situación económica que atraviesa el país”, y aseguraron que la falta de dólares es una consecuencia de “las pésimas políticas de exportación que se han tomado”, mirando solo la recaudación y desalentando el crecimiento de la producción exportable.

Todo lo expuesto por los funcionarios coincidieron que son “medidas aisladas, que asemejan parches, pero no definen pasos a seguir ni son políticas integrales”. “Parecieran sólo buscar resolver problemas fiscales serios, que como entidades conocemos, pero este no parece ser el camino adecuado”, indicaron desde Coninagro, Confederaciones Rurales, Sociedad Rural Argentina y Federación Agraria., insistiendo en la necesidad de pensar propuestas para producir dólares genuinos.

Enfatizaron que los anuncios no contemplan el crecimiento “federal o armónico” de las economías regionales para generar más empleo, crecimiento y financiamiento para mejorar la situación de los productores, más allá de lo que declamen los funcionarios.

Explicaron, entonces, que entre los meses de octubre y febrero, los productores liquidan su stock para hacer frente a todos los costos ante la ausencia de instrumentos de financiamiento alternativos. En este sentido, destacaron que nunca han podido abordar la creación de herramientas crediticias adecuadas con el Gobierno.

“Para ser claros: una baja circunstancial y temporal de unos puntos de retenciones no resuelven ninguna situación. De hecho, sólo beneficia a algunos actores, que en particular no somos los productores agropecuarios. En rigor, estos anuncios están orientados más bien a una transferencia de los productores a otros sectores de la economía”, manifestaron.

Asimismo, reiteraron que el problema es mucho más hondo, e “interpela la confianza y los gestos cotidianos que el Gobierno tiene para con el campo en general, que alteran permanentemente las condiciones a partir de las cuales llevan a cabo las actividades”. Lamentaron también que la imprevisibilidad y la incertidumbre no les permiten pensar en perspectivas a futuro. “Por todo esto, creemos que los anuncios demuestran que los funcionarios desconocen la dinámica comercial y logística de la producción de granos. El verdadero objetivo de las medidas, la reimplantación del diferencial, ha quedado expuesto”, develaron.

 

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Comentarios

  • Luis, recordás cuando lo defendías a Basterra porque les devolvería las retenciones para quebrar la mesa de enlace?? por este mismo medio te dije lo que pasaría…… y pasó, porque siempre pasa, porque hace 70 años que hacen lo mismo porque no saben hacer otra cosa. Y siguen haciendo las mismas cosas aunque les salga mal, muy mal o pésimo, porque no tienen ideas. Hacen pancartismo en las campañas y luego hacen lo que siempre hacen y el problema es que gente buena, honesta y trabajadora les cree (como le creyó en su momento la FAA) lo votan y ganan las elecciones y se golpean el pecho mostrando como ganaron en el “interior chacarero”. Luis, hermano, son eso y nunca dejarán de ser eso, por eso jamás se les caerá una idea, porque no saben que es una idea, porque jamás usaron las manos para trabajar la tierra, ni jamás tuvieron que juntar las monedas para pagar un sueldo, por eso lo único que saben hacer es cobrar impuestos y ni locos bajarse sus sueldos. Luis estoy 100% de acuerdo con lo que decís ahora, jamás esperes de algún integrante de esa “coalición” que devuelvan 1 peso, y si alguna vez por azar del destino te devuelven algo, seguro hay un enjuague en el camino que les permite pelliscar algo. Cero ideas, cero objetivo, mucho de rapiña…… espero que no los vuelvan a engañar. Abrazo

  • Destila odio y no propone nada constructivo. Es una actitud muy soberbia. Parecen creer que los únicos que tienen derechos son los que venden en dólares. Con cada devaluación multiplican lo que ganan mientras a todos nos multiplican el costo de los alimentos. Toman de rehenes al resto de la población y deberían parar de considerarse los únicos que trabajan. Tenemos mucha paciencia como pueblo con estos sectores.
    No son “vehementes” cuando gobiernan los que endeudan al país a 100 años y se rifan los dólares para fugarlos, hasta quedar en default. Hacen desastres y luego cuando el gobierno que sigue se tiene que hacer cargo de la crisis, se hacen los cocoritos. Una minoría interna es más difícil que los buitres.

Deja un comentario