fbpx Organizaciones sociales y trabajadores de diversas ramas hicieron público su repudio al decreto del semáforo – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Organizaciones sociales y trabajadores de diversas ramas hicieron público su repudio al decreto del semáforo

El Eco

Si bien la decisión que tomó recientemente el Municipio de apartarse del sistema de fases oficial aseguraron que resultó de un acuerdo logrado con un grupo de referentes del sector empresarial y de clubes locales, entre otros, hay una parte del entramado productivo de Tandil que no fue convocado, ni avala la determinación y por ende manifestó su repudio a la medida.

Así, las organizaciones sociales que conforman la Unión de Trabajadores de la Economía Popular (UTEP) de Tandil, la CTA Autónoma, ATE y Argentina para Todos, accedieron al decreto emitido por el Intendente Miguel Lunghi, el cual resuelve marginar al Partido de Tandil del sistema de Fases que rige nacionalmente, que determina en qué estadio del ASPO se encuentra cada zona del país y, por lo tanto, qué medidas hay que tomar al respecto.

Según describieron, tomaron la medida con ¨estupefacción y enorme preocupación. Así, sobre este decreto declararon mediante un comunicado que están ¨totalmente en contra del espíritu y la letra del mismo¨.

Asentaron que en este grave momento, cuando además la curva de contagio está en pleno crecimiento en el distrito, es un ¨imperativo la unidad de criterios para afrontar la batalla contra el coronavirus¨.

¨No es la primera vez que, con declaraciones y acciones que se corresponden más a las de un patrón de estancia que las de un mandatario frente a una crisis mundial, el Intendente Lunghi y miembros de su gobierno desafían resoluciones del gobierno nacional y del provincial¨, acusaron.

Aseveraron que no se les escapa la gravedad de las mismas, que contemplaron están impregnadas ¨del mismo espíritu divisionista que inspiró a otro de sus correligionarios¨, con la idea de “independizar” la provincia de Mendoza de la República Argentina.
Desde este sector entienden, y lo han manifestado repetidas veces, que ¨nadie se salva solo¨, por lo cual reafirmaron la necesidad de anular el decreto de referencia y fortalecer aún más los lazos con el gobierno nacional y el provincial, ¨para librar esta cruenta batalla en la que todos los argentinos y argentinas de bien estamos comprometidos¨.

Por otro lado, se refirieron a las consultas que realizó el Intendente con cerca de 100 instituciones, incluso organizaciones sociales para emitir este decreto. ¨Ninguna de las organizaciones que componen la Unión de Trabajadores y Trabajadoras de la Economía Popular en Tandil hemos sido consultadas en ningún momento¨, aclararon.

¨Esto nos resulta simplemente inconcebible, ya que también estamos en la primera línea de batalla contra la pandemia y el hambre en decenas de comedores, merenderos, huertas y barrios populares, sosteniendo el trabajo y garantizando el alimento, compartiendo e informando sobre las medidas de cuidado y prevención¨, señalaron.
Finalmente, exigieron que el estado municipal informe a la ciudadanía con quién ha tomado ¨semejante determinación¨. ¨Demandamos conocer con nombre y apellido esas cerca de 100 organizaciones consultadas, a fin de que todos los tandilenses sepamos de qué lado de la trinchera se encuentra cada una¨, concluyeron los trabajadores.

 

Un acto de imprudencia

Por otro lado, un amplio abanico de gremios también decidió hacer público su repudio “al accionar inconsulto del intendente de Lunghi” de salirse del esquema epidemiológico de la Nación y la Provincia para afrontar la crisis sanitaria y económica de la pandemia del Covid-19.

Tal como expresaron, asumen este decreto como “un acto de imprudencia” por parte del Ejecutivo local, dejando de manifiesto una “rotunda falta de interés por la salud de los trabajadores y sus familias”. Asimismo, indicaron que es un gran desatino tomar una decisión de estas características, flexibilizando las medidas de prevención en medio de una creciente curva de contagios. “Sobradas pruebas de ello son los números ascendentes reflejados en los partes epidemiológicos del sistema integrado de Salud de estas últimas semanas”, aseguraron.

A su parecer, es descabellado pretender que la sociedad tandilense en su conjunto cumpla con las normas de prevención, cuando desde el mismo gobierno local “se alienta a romper el orden nacional establecido”. Al respecto, advirtieron que son meses de comunicación y “mensajes contradictorios” por parte del ejecutivo tandilense para con los vecinos, “generando confusión y relajamiento” en la comunidad por no ser precisos y claros a la hora de expresarse, impulsando el desconcierto con declaraciones como “hay que poner los militares en las calles y declarar el estado de sitio” a “vamos a abrir todo sin importar lo que diga Provincia”.

A modo terminante, estipularon que decidir de forma unilateral tamaña medida es un atentado a la institucionalidad “y lo que es aún peor enmascararlo como determinación consensuada con todos los sectores representativos de nuestra ciudad dejando de lado entre muchas organizaciones e instituciones legitimas la representatividad de los trabajadores”.

Consideraron que es una “afrenta a la democracia” hablar de acuerdo con los sectores más representativos “sin sentarse siquiera a dialogar y debatir con la oposición” a la que hace apenas diez meses atrás votó el 40 por ciento de los tandilenses.

“No ponemos en discusión la legitimidad y las buenas intenciones de las instituciones que acompañan esta decisión, ni de los sectores e intereses que las mismas representan”, distinguieron y aseguraron reconocer “la responsabilidad con que conducen”.

Sin embargo, sostuvieron que “en un momento tan difícil en que la unidad y el orden es la única salida, no pueden soslayarse las voces de tantísimos otros tandilenses que no concuerdan con esta peligrosa decisión tomada a las apuradas”.

“Queremos saludar y solidarizarnos con todos los trabajadores de la salud, tanto del sistema público como privado, entendiendo que son ellas y ellos los que confrontan cotidianamente con este virus que se cobra vidas. Desde nuestro espacio, hace meses que nos preocupa lo que lamentablemente viene siendo una gestión errática por parte del Municipio en medio de esta crisis”, plasmaron. Consiguientemente, remarcaron que el gobierno local “no fue capaz de escuchar” y dejarse ayudar por cualquiera que no estuviese alineado bajo su color político.

Finalmente, solicitaron al Intendente que revierta esta decisión, “que antes de dar un paso tan riesgoso convoque al conjunto de actores e instituciones de nuestra comunidad para construir un debate democrático y constructivo que vuelva a poner a la unidad como única salida”. La comunicación fue firmada por trabajadores adheridos a los sindicatos de madereros, Educación, Construcción, Casinos, Molineros, Bancarios, Judiciales e Informáticos, entre otros.

 

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

1 comentario

  • Me uno a ustedes para mi esto es una PAYASADA. UNA VERGUENZA. ENCIMA PASARON X ENCIMA DE TODOS. PARECE UNA DICTADURA!!!!!!! SE OLVIDO Q EN EL 2020 LA GENTE TIENE VOZ Y VOTO. ESTA VEZ NUESTRO INTENDENTE SE EQUIVOKO. Y MUUUY FEO

Deja un comentario