fbpx Reclaman al Legislativo consensuar políticas para resolver el “infierno” de las motos en el Parque – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Reclaman al Legislativo consensuar políticas para resolver el “infierno” de las motos en el Parque

Reductores de velocidad en la zona de la diagonal Illia

El Eco

Tras vivir un fin de semana de pesadilla en la zona del Parque Independencia, el empresario del rubro de los seguros y dirigente deportivo Horacio Morrone formalizó un reclamo por los ruidos molestos y el riesgo que ocasionan las motos que se congregan y circulan a alta velocidad por la diagonal Illia. El pedido de una pronta solución ingresó al Concejo Deliberante el último martes y tomará estado legislativo en la sesión de hoy.

A título personal, Morrone escribió una nota en la que solicitó que los distintos espacios políticos con representación legislativa trabajen en conjunto para resolver en forma definitiva el problema que aqueja tanto a su barriada como a diversas zonas de la ciudad.

En diálogo con El Eco de Tandil, expresó que “se sufre por la gran cantidad de motos que no solo corren picadas y carreras sino que realmente se paran o andan con unas explosiones tremendas. No dejan dormir. A las doce, una, dos o tres de la madrugada. Creo que uno tiene algún derecho, aunque sea a descansar. Los vecinos del Parque, como cualquier otro, trabajamos; nos levantamos, en algunos casos, temprano. En mi caso me levanto 5.30 y casi toda la noche tengo el concierto de las motos, que son explosiones tremendas”.

Como frentista del Parque, convocó a los concejales a visitar la zona y presenciar la escena que se repite todos los días, pero que se agrava los fines de semana y feriados. “Parecería que exageráramos, pero es un infierno. Es como estar en una guerra, en medio de un campo de batalla. Y a eso se suma que se juntan un montón de vehículos con equipos de música a todo volumen que tampoco dejan dormir”, describió.

Anticipó que “este fin de semana largo va a ser un infierno, salvo que estén sobre aviso de que va a haber alguna intervención, entonces hay una calma bárbara. Ha ocurrido algunas veces que hemos protestado”.

Por otra parte, citó que algunos contribuyentes optaron por mudarse ante la falta de respuestas efectivas por parte de las áreas municipales y de las fuerzas de seguridad.

A partir de su preocupación constante y luego de un fin de semana de incesantes ruidos molestos, Morrone escribió una nota con el objetivo de peticionar ante el Legislativo que impulse una alternativa tendiente a resolver un conflicto de larga data que el Municipio no ha logrado encausar.

Peligro
latente

“Alguna vez he planteado esto, pero dicen que no se puede hacer gran cosa porque no se los puede correr, porque disparan. No digo que los corran, pero a veces estos chicos están parados, con las motos, están sin casco, bebiendo. Es tremendo, va a ocurrir una desgracia importante”, advirtió Morrone.

Además de las noches en vela que suman los vecinos, reparó en que los fines de semana los motociclistas se congregan también por la tarde, poniendo en peligro a las familias que utilizan el paseo público para descansar o hacer actividades recreativas.

“Cuando se juntan a la tarde, por ejemplo los fines de semana y feriados, hay mucha gente en la Plaza de las Banderas y el Jardín de la Paz, y por ahí se va a cruzar algún nene o chiquito, va a ocurrir una desgracia y va a traer alguna otra porque va a reaccionar la gente”, anticipó.

En cuanto a la dimensión de estas reuniones nocturnas, estimó que se reúnen entre 200 y 300 motos, algunas hacen piruetas y otras solo se detienen y aceleran, generando explosiones. En el último caso, comparó los ruidos con los fuegos artificiales del Tandil Brilla que afectan a mascotas y personas una vez al año, mientras que la “sinfonía” de las motos la padecen todo el año.

Horacio Morrone elevó una nota al Concejo Deliberante por los ruidos molestos que producen las motos en la zona del Parque Independencia.


Por un esfuerzo
mancomunado

Inquieto por el escenario que observa hace unos tres años, sostuvo que “alguna solución tiene que haber. Se lo planteo al Concejo porque no quiero que se interprete que estoy molestando a las autoridades del Ejecutivo. Creo que se deben reunir los concejales de los distintos partidos, de los distintos bloques, para que entre todos consigan la solución, con distintas opiniones de ellos y de los espacios políticos. Me parece que va a ser más saludable que una respuesta solo del Ejecutivo”.

Insistió en la necesidad de encontrar una herramienta para impedir el descontrol en el Parque. “Me gustaría que las autoridades, los concejales, fueran de incógnito, cualquier día de semana, un sábado, domingo o viernes a la noche -tal vez han ido y todo el mundo sabía, entonces ese día no ocurrió nada-, de imprevisto y en silencio, y quisiera saber si lo pueden soportar”, interpeló.

Morrone se mostró expectante ante el tratamiento que los concejales le puedan dar al tema. “Tengo una opinión muy particular sobre el gobierno. En las ciudades, me parece que tienen que trabajar en conjunto las distintas facciones políticas y después, tres o cuatro meses antes de las elecciones, que se peleen, discutan, se critiquen, que hagan lo que quieran. Pero en el resto del tiempo, en una ciudad como Tandil, donde nos conocemos todos, en lugar de hacer críticas el oficialismo a la oposición y la oposición al oficialismo, que trabajen juntos, si se conocen desde que nacieron. No puede ser que estemos siempre en la vereda de enfrente”, opinó.

Llamó a buscar una alternativa en conjunto y convocó a los legisladores a visitar el Parque para que puedan corroborar que los vecinos no exageran sobre la gravedad del problema. “Realmente es de terror. Los chicos se despiertan sobresaltados. Tengo nietos que no pueden dormir. Y si hay algún enfermo, ¿cómo puede vivir así la gente? No puede ser”, cuestionó.

El expresidente de la Liga Tandilense de Fútbol expresó que “creo que los chicos tienen derechos, pero también quienes vivimos ahí o en cualquier otra zona tenemos algún derecho. He llamado a la policía y realmente han concurrido. Lógicamente no se pueden pasar todas las noches allí de guardia”.

Los operativos

En cuanto a los operativos, dijo que conoce y entiende al personal de Control Urbano Vehicular, de la Policía Local y de la Provincia. “Sé que tienen la mejor voluntad y tratan de cometer los menores errores posibles, pero paso yo y me piden los documentos, pasa un matrimonio y le piden los documentos, pasan los motomandados y les piden los documentos, pero a todos estos chicos no los para nadie, ni les dicen nada. Alguna vez les dije que los comprendo, que están haciendo una estadística, un operativo el sábado y controlan 40 vehículos de los que están en regla justamente”.

Morrone anticipó su pedido de disculpas ante la posibilidad de ofender a algún sector, “pero es la realidad, lo que uno ve a diario. El sábado y el domingo que pasó fue tremendo. No se puede vivir así. Es una ciudad que se merece algo mejor. Los sábados y domingos a la mañana en la diagonal Illia van a observar gran cantidad de botellas y a la gente de la Municipalidad juntando eso, que lo hace muy bien porque en un rato limpia todo”.

Por último, Horacio Morrone llamó a la reflexión a los padres de las chicas que circulan como acompañantes de los motociclistas, ya que las ponen en riesgo con la velocidad y el consumo de alcohol sobre los rodados.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario