fbpx Se firmó un convenio para capacitar a los municipales en la Ley Micaela – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Se firmó un convenio para capacitar a los municipales en la Ley Micaela

La Universidad capacitará a todos los trabajadores municipales e integrantes del Ejecutivo y Legislativo. Destacaron la importancia de este avance en una fecha tan trascendental en la lucha contra la violencia de género. Asimismo, el jefe de Gabinete Oscar Teruggi subrayó que “tenemos que sentirnos orgullosos de que las dos instituciones más relevantes de la ciudad estén mirando en políticas públicas de largo plazo”.

Mariano Leunda

En el marco de una fecha emblemática en la lucha contra la violencia de género al conmemorarse un nuevo Ni una Menos, se firmó un convenio por el cual la Universidad capacitará en Ley Micaela a todos los trabajadores municipales, como así también al Ejecutivo y el Legislativo comunal.

Cabe recordar que el 3 de junio es un hito en la lucha contra la violencia de género porque en esa fecha en el año 2015 una multitud salió a las calles bajo el grito de Ni una Menos, conmovidos por el femicidio de Chiara Páez, una adolescente de 14 años que se encontraba embarazada al momento de ser asesinada. En Tandil, se trató de una movilización emblemática, convocando a unas 10 mil personas, algo que no tiene precedentes en los últimos años.

Al conmemorarse la fecha, ayer en horas de la mañana se llevó adelante la firma del convenio por parte del rector de la Universidad Marcelo Abba y del intendente Miguel Lunghi. En tanto, por la tarde, rubricaron el convenio la directora de Políticas de Género y Diversidad Sexual Matilde Vide y la directora del programa de Género de la Universidad Gisela Giamberardino, con la presencia también el jefe de Gabinete Oscar Teruggi.

Ese segundo encuentro a su vez fue compartido virtualmente por los miembros del consejo asesor en Ley Micaela y que está conformado por concejales de la Comisión de Educación (en este caso participaron Daiana Esnaola, Luciano Grasso y Guadalupe Garriz), la Mesa Intersectorial contra la Violencia (participó Yanina Venier), el Sindicato de Trabajadores Municipales (que no participaron del encuentro) Matilde Vide y Gisela Giamberardino.

Matilde Vide explicó que “la planta municipal tiene un nivel de heterogeneidad  que se requiere de mucha sensibilidad y capacidad docente para poder generar debates que apunten a cambiar prácticas cotidianas, y ni hablar de poder empezar con los funcionarios porque todos coincidimos con esa visión de que de ahí parte la política pública y la necesidad de que todos se encuentren capacitados”.

Resaltó el aporte y trabajo de Gisela Giamberardino, de Yanina Venier y de todos los integrantes de consejo asesor, como así también de Oscar Teruggi por tener “la voluntad política de poner un poco de presupuesto en esta política”.

Enfatizó que todo el consejo trabajó mucho “en el diseño marco general pero Yanina se puso un poco al hombro esa tarea de pensar los contenidos mínimos que debe tener el programa”.

Por su lado, Guadalupe Garriz, afirmó que “eso que inicialmente estaba pensado hizo un recorrido que entiendo va a dar sus frutos positivos”.

“Entiendo que es buen comienzo este convenio y que se articule con la Universidad es una apuesta grande, siempre tenemos como norte lo que está establecido en la ordenanza y en las leyes superiores”, indicó.

En tanto, Yanina Venier subrayó que “mi intervención fue intentando ser fiel a este otro espacio de trabajo intersectorial que es la Mesa, intentar expresar la diversidad propia de la misma”.

“La participación del sindicato fue muy importante, muy interesante, desde el lugar de trabajadores y  pensar en las condiciones laborales, en el vínculo de trabajo, el mundo laboral que no sólo tiene que ver con el trabajo en sí, sino con todo lo que lo rodea, muchas cuestiones importantes que los que estamos por fuera no lo vemos del todo. Así que esta conformación diversa del consejo asesor nos ayudó mucho a ese diseño curricular que llegamos a construir”, señaló.

Un avance muy importante

A su turno, Daiana Esnaola expresó que “es emotivo que sea en el marco de un 3 de junio de un Ni Una Menos, que es un hecho que irrumpió en nuestra historia. Desde 2015 hasta ahora han pasado muchísimas cosas”.

“Es un avance muy importante y celebro que se pueda realizar, también poder enmarcarlo en el movimiento feminista que vino a irrumpir y que a pesar de que todo se sigue organizando y sigue reclamando lo que es necesario en el marco de la Ley Micaela, y en nombre de Micaela García que era militante del Movimiento Evita y toda la lucha que dio su familia para que podamos estar hoy firmando este convenio para que se pueda avanzar en la implementación de esta ley es movilizante”, resaltó.

Y consideró que “esto tiene que exceder cualquier cuestión partidaria porque tiene que ver con la construcción de esta sociedad que queremos libre de violencias, y uno de los proyectos que planteamos es que la implementación también se diera en el deliberativo, porque es muy necesario legislar con perspectiva de género y trabajar también los micromachismos que abundan en todos nuestros espacios de trabajo, y que claramente en el Concejo Deliberante también existen, no por acusar a nadie pero es por las dinámicas que tiene cada espacio en una cultura patriarcal como la que vivimos”.

Orgullosos

Luego,  Oscar Teruggi agradeció el trabajo a la Mesa y al consejo asesor, así como a Gisela y Matilde “que han trabajado mucho y además se han puesto de acuerdo que es importante”. “Nosotros dentro del gobierno hemos creado dentro de la jefatura de Gabinete una unidad para mirar las cuestiones de género de forma trasversal y que todas las políticas de gobierno tengan una mirada de género”, indicó.

Y agregó que “no sólo hay que hacer la capacitación sino poner manos a la obra para que aquellas cosas que reivindicamos después las operativicemos todos los días, también me parece súper importante tenemos que sentirnos orgullosos de que las dos instituciones más importantes de la ciudad están mirando en políticas públicas de largo plazo, como el acuerdo del bicentenario y estas cuestiones”.

“Van a ser muy ricas seguramente las experiencias que se van a vivir en las capacitaciones, esperemos que todos nos podamos sentir orgullosos de este primer paso que estamos dando”, resaltó.

En tanto, Gisela Giamberardino expresó su alegría de la firma del convenio y de que “podamos estar hoy tomándonos tan en serio la cuestión de género en la vida social”.

“No es verdad que todos seamos iguales, por eso tenemos que encontrar el modo de que podamos acceder a una vida con equidad libre de violencias”, indicó y agregó que “lo que buscamos es construir una sociedad mejor, me parece que lo estamos logrando y vamos a seguir en este compromiso, esta es una etapa más, que institucionaliza, responsabiliza y el da cuerpo a la política con perspectiva de género”.

“En esta primera etapa estaremos compartiendo los encuentros con el Ejecutivo para que después podamos avanzar con el Legislativo, sería interesantísimo formar al Sistema Integrado de Salud Pública, y un montón de otros profesionales que están en constante relación con la ciudadanía”, resaltó.

Después, Luciano Grasso aseguró que “estamos culminando una etapa que tiene todo un proceso de construcción de una política pública que más allá de las diferencias que en su momento fueron discutidas en el seno del Concejo Deliberante tuvo como común denominador la búsqueda del objetivo que es un municipio que reflexione, deconstruya y reconstruya nuevos imaginarios, discursos y sobre todo prácticas en materia de políticas de género, de igualdad, de equidad y me parece que en ese sentido el proceso fue más que enriquecedor”.

“Empezar a transitar una sociedad menos violenta”, dijo Giamberardino

Respecto a los detalles de la implementación del convenio, Matilde Vide señaló que “se hizo un convenio general donde las dos partes coinciden en que sea una relación recíproca donde ponemos el programa de Género a cargo de la implementación de la Ley Micaela en conjunto con la Dirección de Políticas de Género y el concejo asesor y a cambio de eso la universidad percibirá un canon que es algo inicial, que es el equivalente a 30 horas cátedra”.

Giamberardino agregó que  “este acuerdo es para la primera etapa, la remuneración se revisará la cláusula en oportunidad del avance de una segunda etapa de implementación, el presente convenio tendrá duración de un año, y si ninguna de las dos partes tiene nada en contrario se renueva automáticamente”.

En cuanto a la importancia de su implementación, señaló que “se enmarca en que hace unos años que a partir del triste femicidio de Micaela García el Estado nacional toma la responsabilidad de formar a toda la administración pública en perspectiva de género, el inicio tuvo que ver con evidenciar la falta de perspectiva de género que había en ese momento y que sigue teniendo en su mayoría el ámbito de la Justicia”.

“Sabemos que los femicidios siguen, tenemos datos muy espantosos, se evidencia que se dan porque la violencia machista es un rasgo estructural de las sociedades, los varones están en situación de mayores posibilidades y estatus de acceder a ámbitos de poder, eso ha ido consolidando una desventaja en las mujeres y la población LGBTIQ”, planteó.

Y aseguró que si bien no basta con una capacitación, destacó que “sí es un buen inicio y es una propuesta para empezar a repensarnos. Es el paso para empezar a transitar una sociedad menos violenta. Seguimos hablando que matan a una mujer cada 20 horas”, recordó.

Vide agregó que “la planta del Municipio de Tandil es muy grande y heterogénea, y esta capacitación es necesaria, vemos que todas las víctimas tienen contacto con una parte del Estado y ahí tiene mucho impacto esto”.

“Nos falta muchísimo como sociedad y nos falta bastante como Estado”, admitió y detalló que son más de 3 mil personas las que abarcará la capacitación.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario