fbpx Secuestraron 38 vehículos en un operativo realizado en las inmediaciones del Lago del Fuerte – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Secuestraron 38 vehículos en un operativo realizado en las inmediaciones del Lago del Fuerte

Personal policial y de Control Urbano Vehicular realizaron un operativo de tránsito en la zona del Lago del Fuerte en el que secuestraron 38 vehículos y labraron un total de 58 infracciones.

El Eco

Personal policial y de Control Urbano Vehicular llevó a cabo el pasado domingo por la madrugada un operativo de de tránsito en la zona del Lago del Fuerte en el que secuestró una gran cantidad de vehículos e infraccionó a otras tantas personas por circular sin la documentación requerida

En el marco de la pandemia del coronavirus y debido a las restricciones que aún rigen a fin de resguardar la salud de los ciudadanos, los más jóvenes suelen congregarse en diferentes puntos públicos de la ciudad -principalmente los fines de semana por la noche-, teniendo en cuenta que los boliches todavía no fueron habilitados.

Uno de los sitios de encuentro más frecuente para estas reuniones sociales suele ser la zona del Dique, donde varios jóvenes se reúnen en motocicletas o autos, lo que despierta el malestar de los vecinos de la zona.

Tras reiteradas quejas, el comisario Diego Gauna, de la Primera, coordinó con Walter Villarruel, director de Control Urbano Vehicular, un  gran operativo que contó con el apoyo de la Policía Local, de Caballería y del GAD.

Si bien el procedimiento afectó a varios residentes de la zona, como suele ocurrir cada vez que se despliega una tarea de esta índole en cualquier parte de la ciudad, los resultados fueron “muy positivos”: se secuestraron un total de 38 vehículos – 22 autos y 16 motos- y se labraron un total de 58 infracciones.

“En la zona del Lago, a la altura de Fugl y Suecia, se vienen produciendo juntadas, mucha cantidad de autos y motos. Y en realidad ya veníamos coordinando desde hace una semana con la Policía, haciendo operativos en distintos horarios. Y esta vez terminando el sábado, a la madrugada, hicimos uno que lo coordinó la Primera con el comisario Gauna”, contó Villarruel en comunicación con El Eco Multimedios.

Resaltó que “los resultados fueron más que importantes” y que continuarán trabajando a fin de lograr controlar definitivamente la situación. Asimismo, agregó que las tareas del fin de semana les demandaron mucho tiempo y que, de hecho, el último rodado que trasladó la grúa hasta el Depósito lo hizo a las 7.30 de la mañana.

Las faltas

Refirió el director de Control Urbano Vehicular que encontraron diferentes faltas en los vehículos secuestrados y que lamentablemente, como suele ocurrir, muchos motociclistas lograron evadir el control y escapar de la zona cuando divisaron a los agentes.

Según expuso, en la mayoría de los casos los responsables incumplían más de una norma. Lo que primó en el control a las motos fue la falta de casco, de seguro y de licencia; mientras que en los autos se encontraron con muchas VTV vencidas, falta de seguro y de documentación en general.

“Mucha gente andaba sin papeles porque no los poseía, porque se los olvidaron o porque los dejaron en algún lugar. Igualmente hubo una gran cantidad que cuando llegamos a hacer el operativo se fueron. Pero la idea era controlar la situación porque los vecinos ya habían hecho algunos reclamos”, contó.

En ese sentido, manifestó que hubo varias denuncias en la Policía y que, afortunadamente, el fin de semana se logró controlar el desmadre. Por ello, aseveró que continuarán llevando adelante este tipo de operativos en diferentes horarios, días y zonas.

Alcoholemia e inadaptados

Lamentó Villarruel que no pudieron hacer el test de alcoholemia a los presentes ya que, por motivo de la pandemia y las medidas sanitarias adoptadas, el Inti no tomó durante el 2020 los dispositivos de alcoholímetro para hacer la calibración. Recién retomó las prácticas hace un mes y todavía están calibrando la aparatología de Control Urbano Vehicular.

Explicó el director del área que las calibraciones se deben hacer cada seis meses para que las actualizaciones sean convalidadas por el Juzgado de Faltas. Y como en este momento no estaban disponibles, no pudieron hacer los análisis.

De todas formas, manifestó que en los próximos días ya les entregarían uno de los dispositivos, de modo que en el transcurso de la semana volverán a hacer los controles de alcoholemia.

 

En lo que refiere al accionar de los infraccionados, que en reiteradas ocasiones suelen actuar de forma indebida, reconoció que como el despliegue policial era muy amplio “esas situaciones se atenuaron muchísimo”.

“Siempre hay algún inadaptado que encara, que se va. En esa zona tenés el condicionante del boulevard, pero a las motos realmente no les importa mucho”, señaló y agregó: “Igualmente siempre hay discusiones y pretextos de que estaban en el lugar porque iban de pasada, cuando uno sabe que en realidad hacía ya más de una hora que se encontraban ahí”.

Finalmente, le pidió disculpas a los vecinos porque una vez que intervinieron, la cinta asfáltica quedó totalmente inhabilitada y quienes residen en las cercanías de la zona debieron dar la vuelta porque no podían pasar.

“Cuando llegamos había alrededor de 200 o 250 vehículos, entonces a veces el control se hace en perjuicio de aquellos que tienen que ir o que tienen que pasar por un motivo real y no para hacer algo que la norma no permite”, concluyó.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario