fbpx Temas y lectores – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Temas y lectores

La estación del hedor, Tandil soñado

 

Señor Director:

 

Dicen que en Tandil existen dos estaciones: la del invierno y la de los trenes. Es por eso que el deseo más grande que tienen todos los ciudadanos que habitan este “Lugar soñado”, es que llegue el verano y el tiempo cálido lo más pronto posible. Todos, menos los vecinos que viven en las inmediaciones de la Planta Oeste de Tratamientos de Aguas Residuales, ubicada en la calle Chapeaurouge, cercana a la Ruta 30.

Desde hace más de dos meses, el olor que emana la planta es nauseabundo, insoportable y la llegada del verano trae consigo altas temperaturas que provocarán un aumento de esas emanaciones. Por eso, los vecinos del Barrio de los Docentes de Movediza (tanto los que ya habitan como los que van a construir), los que se encuentran pegados a la planta, como el vivero “El Penacho”, algunos del barrio del proyecto de Cáritas de San Cayetano, los vecinos del barrio de Suteba, no están esperando con alegría la llegada del calor porque en los pocos meses que faltan, los trabajos que prometió la gestión municipal, no van a poder solucionar el problema.

Un problema ambiental, de contaminación atmosférica por los gases que se desprenden debido a la descomposición de los barros acumulados no tratados. Un problema de salud por la potencialidad de vectores de infección (moscas, etc.), por la inhalación de olores fuertes (similar al de un huevo podrido), por las probabilidades de infección o de enfermedades por contacto con agentes patógenos.

Un problema de bienestar, porque en los días de mucho calor será imposible salir de casa o estar al aire libre. Un problema poblacional, porque el aumento de los habitantes provocará un incremento en las redes cloacales.

La planta existe ya desde hace unos años, con el aval municipal y provincial de que, en ningún momento, perjudicaría la vida de todos aquellos que soñamos con el techo propio. Sin embargo, los hechos contradijeron las palabras: se construyó la planta sin barrera forestal (luego de los reclamos de los vecinos se plantaron arbolitos que cumplirán su función dentro de unos diez años), por un problema técnico, las aguas pluviales se mezclaron a los residuos cloacales (se están comenzando a realizar las obras de By Pass para desviar las aguas pluviales al canal); en 2020, se proyecta la construcción de nuevas piletas en aproximadamente 200 metros desplazando simplemente el problema hacia los vecinos de Cerro Leones. Los vecinos tenemos la sensación de que así como no se realizaron evaluaciones sobre el impacto ambiental y su consecuente problemática hacia los seres que habitan la zona aledaña a la Planta Oeste, las soluciones temporales que presenta el Municipio sean meros parches en vez de una solución real del problema.

El verano se está acercando y el problema de la planta persiste. Los vecinos reclamamos acciones y plazos inmediatos e invitamos a los funcionarios públicos a acercarse al lugar para que vivan personalmente la situación que vivimos cotidianamente.

Transformando la frase de Alsogaray, los vecinos que estamos cerca de la planta vamos a tener que “pasar el verano….”

Los abajo firmantes reclamamos por una inmediata solución de esta problemática barrial:

Adela Rosa García. Adrián Plich. Agustina Chiacchio. Alejandra Álvarez. Alejandra Esains. Álvaro Álvarez. Andrea Igartúa. Andrea Ortega. Angelina J. Cappelli. Belén Thevenet. Carlos González. Cecilia Ojeda. Cecilia Papini. Christian González. Corina Borstelmann. David López. Débora Ciappina. Delfina Pissani. Diego Crededio. Diego Díaz. Diego Vaccaro. Diego Valero. Y siguen las firmas.

 

 

En la esquina

Señor Director:

Una muchacha lo espera bajo la lluvia de enero, el sauce llora en la brisa y le ofrece su sombrero. Las vecinas ya comentan que viene todos los años y que aguarda con paciencia que al fin pase por el barrio. Ella, firme en la vereda esperando a su añorado que aparece por la loma y la lleva a todos lados.

Hoy se la ve muy inquieta, piensa que no va a llegar. Las nomeolvides le canta: él nunca te va a dejar.

De pronto se ve a lo lejos de apariencia, bien sencillo, una muchacha lo espera… el colectivo amarillo!

Mónica Lagomarsino.

 

El que pierde a casa

Señor Director:

Ni vencedores ni vencidos, solo argentinos con miradas diferentes. La verdad absoluta no la tiene nadie, solo son intentos de sobrevivir cada uno desde su perspectivas. Argentina tiene todas las posibilidades de ser un gran país y sus habitantes, el derecho de vivir en paz en él.

La sociedad debe ser solidaria para que exista verdaderamente la “Democracia”, para ello debemos exibir honestidad, idoneidad y si tenemos la responsabilidad de representar a nuestro país en cualquier función del gobierno, debemos ser ejemplo de funcionarios, seamos peronistas, radicales, Cambiemos, Socialismo, Kirchnerismo, Izquierda, etc.

Perdió Mauricio Macri y todos sus dirigentes debieran dar el ejemplo, acompañándolo en su retiro (estamos hablando de todos aquellos que perdieron).

El Estado será eficiente en la medida que sus dirigentes cumplan sus funciones con eficacia y ejemplo. Para que los vencedores puedan ocupar sus puestos sin dañar la ya vapuleada economía de los argentinos. No lo hicieron los kirchneristas, parece que tampoco lo van hacer la gente de Cambiemos. Claro me olvidaba, que todos son argentinos. ¿Seguirá la grieta”.

Roberto Sánchez

DNI 5.314.211

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario