fbpx Lunghi lo hizo de nuevo – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Lunghi lo hizo de nuevo

El Eco

La cuarentena y sus fases ya no se cumplían en la práctica, con el riesgo que implica la pérdida de autoridad a la hora de impartir normas y mensajes que son desoídos por razones varias, desde el desinterés irresponsable, la falta de empatía con el otro, pero también empujados por una desesperante situación económica y asfixia incluso psicológica.

El porqué, mejor sin dudas deberían responderlo los sociólogos que, lamentablemente, no fueron –al menos no se conoce- consultados  como sí los infectólogos, sobre todo a la hora de concebir, comprender, el comportamiento de una sociedad a la hora de responder a decisiones que, al parecer, si no es por miedo difícilmente conciban cambiar sus usos y costumbres.

En ese escenario, el Municipio, con su decisión de romper con ese esquema provincial, a primera vista parece buscar recuperar aquella autoridad con sus representados, armonizando nuevas reglas de juego con los sectores afines.

Seguramente quedará la duda para aquellos que desconfían o directamente discrepan con la gestión de la pandemia y más allá también, sobre qué grado de representatividad tuvo –tiene- la consulta acordada para patear el tablero –una vez más- y rebelarse del sistema aplicado por la Provincia, pero la audaz decisión política podría tener que ver con recuperar un control social que, al decir del comportamiento de gimnasios y otras yerbas, iba rumbo a un estado anárquico.

Se trata, claro, de una jugada políticamente riesgosa (ni olvido ni perdón en Provincia). Sanitariamente, entre las fases y el semáforo, los parámetros no son tan distintos, en vez de medir solo el número de contagios, se monitoreará la capacidad de recurso humano y material para eventuales pacientes que requieran internación. De hecho, se asemeja y mucho a lo que Nación adujo a la hora de defender la plausible anticipación de la cuarentena, con aquello de ganar tiempo precisamente para reforzar el sistema sanitario precario con que se contaba y así sufrir los menos muertos posibles en un partido que ya se sabía perdido.

Entonces, tampoco se está frente a la revolución separatista lunghiana, apenas matices para convivir con un virus indescifrable que, con fortuna, se podrá contener el año próximo con una vacuna.

En el borrador de los decretos que finalmente Lunghi ayer oficializó, se alude a consideraciones atendibles que, en el fondo vuelven a apelar a la autonomía a la hora de decidir.

Se argumenta, que el diseño de políticas públicas generales, rígidas y uniformes, como instrumento de regulación ante la ausencia de normas que propendan al cuidado de la salud de los ciudadanos en momentos excepcionales como el que atraviesa el país actualmente, “resulta útil y fundado inicialmente, pero desaconsejable con el transcurso del tiempo, por la falta de adecuación a la realidades propias de cada ciudadanía. Que este escenario epidemiológico variable exige de los gobiernos locales el deber de adecuar el ejercicio de las políticas públicas nacionales y provinciales a los contextos actuales de cada una de las comunidades que integran el Partido que representan”.

Lunghi lo hizo de nuevo. El curso de la pandemia y los humores políticos medirán el costo que asumió. A priori, al decir de las repercusiones primeras, hay un fuerte respaldo ciudadano. Los detractores, aguardan agazapados.

Guillermo Liggerini

Guillermo Liggerini

Sec. de Redacción El Eco de Tandil

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Comentarios

  • Hay que estar atentos a la cantidad de positivos que vayan apareciendo. El porcentaje de positivos en Tandil respecto a las muestras diarias analizadas es muy alto, y puede empeorar rápidamente si desestiman las acciones recomendadas por los infectolólogos y epidemiólogos.

  • Es anticonstitucional. Los periodistas deberian explicar esto, las consecuencias son altas para el municipio. Este franco tardio….

  • Codesido, aunque no coincidimos, venías bien, aún desde mi disenso. Te fuiste a los caños acusando de corrupto al autor de la nota, de “empleado”. Es una bajeza, para el autor y también para el Intendente. Pero estamos acostumbrados, viniendo de ustedes. Una ex Concejal K, en otro medio, lo acusa de “empleado de la Cámara Empresarial”. Ay, mamacita. Que pobreza argumental, cuanto odio acumulado en 17 años, que hace eclosión ahora, una vez más.

  • Llamativo que el secretario de redacción de un diario salga al ruedo en medio de la controversia Municipio, Provincia y Nación a poner paños fríos. Si no hay tanta diferencia entre el sistema de las fases y el del “semaforo” … Para que se hace?. Habla de que era necesario adecuar a la realidad de cada ciudadanía? El coronavirus nos llegó como a cualquier y diversa ciudadania del mundo ( no somos excepcionales).
    Me parece que el punto nodal tiene que ver con la prevención. Acá dice que se evaluará la capacidad de recurso humano y material sanitario para tener en cuenta cierres o aperturas? Creo que olvida que la secuencia es a la inversa: en la medida en que la apertura se vaya realizando con precaución se logrará menor contagio y mayor capacidad de respuesta del servicio de salud.
    En fin. Habla de detractores que aguardan agazapados al final?…. Sigo preguntándome porque escribe así el secretario de redacción de un diario… (Será empleado de Lunghi este buen señor?)…

  • Yo solo se q la gente no es totalmente conciente de q esta enfermedad no es broma. No te podes curar en una semana del covid. Esto es una locura.

  • De todos modos es más facil darle con un caño al intendente, por ser separatista. Porque la gente lee títulos, nada más.
    Y nadie vió que es lo mismo que las fases… o tal vez hasta un poco mejor.

    • PERO EXACTO !!! Lo digo en un comentario en otra sección, no hay gran diferencia con lo ya conocido: si la cosa no funciona, que no se puede saber, para atrás a lo loco, así está previsto. LIGGERINI, bien escrito como siempre, y lo de “los detractores aguardan agazapados” del final, no lo van a estar mucho, la gran mayoría ni lee el comunicado -ni tampoco tu editorial-, porque son larguitos, solo alcanzan a un mensaje de celular como límite de capacidad, pero ya salieron a zapatear, incluso funcionarios nacionales como Méndez en estos días, metiéndose en temas para los que habría que preguntarse qué formación, que título tiene, para descalificar la tarea de médicos, infectólogos, de un notable como GENTILE. A mí ni se me ocurriría contradecir a los asesores de Alberto F. porque soy un ignorante, solo puedo ver si las medidas sirven o n, y hasta por ahí nomás. Por estos lares no ocurre lo mismo.

Deja un comentario