fbpx Confirmaron que en Tandil se secuestró un cañón antiaéreo valuado en 1.500.000 dólares – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Confirmaron que en Tandil se secuestró un cañón antiaéreo valuado en 1.500.000 dólares

Tandil fue parte de una investigación internacional por tráfico de armas, con un allanamiento y amplio despliegue de Gendarmería, personal de la Aduana y AFIP. Según consignaron los fuentes judiciales, la pieza de artillería robada en un arsenal militar argentino es un cañón antiaéreo Oerlikon. El destino sería una banda narco.

Imagen ilustrativa del cañón antiaéreo

El Eco

Tal se detalló en la edición pasada, personal de Gendarmería y de la AFIP llevaron a cabo el procedimiento en un domicilio de calle Haití al 1000 de la ciudad, donde reside Raúl Pressa, conocido por vender rezagos militares, al decir de los vecinos de la cuadra.

Según se encargó de difundir el Ministerio de Seguridad nacional, la pesquisa desarrollada desde octubre pasado sobre los integrantes de la red de tráfico de armas permitió a los investigadores determinar que la pieza más importante del arsenal estaba a punto de ser comercializada. “Un grupo narco brasileño, presuntamente el Comando Vermelho, había ofrecido US$1.500.000 por una pieza de artillería robada en un arsenal militar argentino: un cañón antiaéreo Oerlikon calibre 20 mm”, se consignó.

Al decir de los medios capitalinos, esa arma le habría dado a la banda que opera principalmente en las favelas de Río de Janeiro -y cuyo poder se expandió a Paraguay y busca introducirse en la Argentina- el poder de fuego necesario para derribar helicópteros policiales o enfrentar a los blindados militares usados en operaciones antidrogas. Ese cañón, cuyo origen es ahora investigado, estaba oculto en un predio ubicado en la cuidad. Allí no había municiones para esa arma. La red tenía separados el armamento y los proyectiles, se destacó.

 

El “Operativo Palak”

Asimismo, se informó que los 21 hombres detenidos en todo el país en el marco del denominado “Operativo Palak”, que descubrió una presunta organización que abastece armamento a grupos criminales brasileños y derivó en el secuestro de un arsenal cuyo valor es de entre 150 y 200 millones de dólares, son aficionados a las armas, practican tiro y poseen grandes colecciones en sus casas.

Fuentes ligadas a la pesquisa dijeron que el dato no pasó inadvertido a los investigadores, ya que los sospechosos fueron detenidos en lugares muy distantes de la Argentina como la localidad bonaerense de Martínez y las provincias de Santiago del Estero o Córdoba y todos tienen el mismo pasatiempo.

Uno de ellos es Ricardo Deisernia (53), apresado en su casa de la calle Pringles al 2500 de Martínez y supuesto líder de la banda, quien tenía un depósito con gran cantidad de fusiles, subfusiles y ametralladoras al que efectivos de Gendarmería llegaron al descubrir una puerta blindada detrás de un estante.

Cuando los efectivos entraron a la propiedad, el hombre estaba escondido en ese depósito y pedía que no filmaran las armas, las cuales estaban colgadas de la pared, como en exhibición, indicó un vocero.

Las fuentes indicaron que Deisernia tenía como actividad legal “reparaciones eléctricas del tablero e instrumental de autos, reparación y recarga de baterías, instalación de alarmas, radios, sistemas de climatización”, de acuerdo a lo que figura en varios registros.

Pero además establecieron que contaba con antecedentes judiciales en el país y en los Estados Unidos, donde registra causas en los estados de Florida y Ohio por importación y fabricación de armas de fuego y contrabando de bienes, excepto drogas, según surge de bases de datos públicas de la Justicia.

Otro de los detenidos es un odontólogo de Bahía Blanca que tenía un búnker detrás de su consultorio, donde se hallaron 45 armas, mecanismos para la formación de equipamientos de esas armas, rearmado de balas, municiones y cuchillos, según explicó el secretario de Seguridad, Eugenio Burzaco.

Al parecer, estos fanáticos se contactaron y montaron una organización que enviaba armamento a la ciudad paraguaya de Pedro Caballero y, de allí, llegaba a manos de miembros de Comando Vermelho y Primer Comando Capital, las más peligrosas organizaciones criminales de Brasil.

Paralelamente, la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, aseguró que el arsenal secuestrado ayer en múltiples allanamientos en distintas provincias del país está valuado en “entre 150 y 200 millones de dólares” y que aún resta abrir con explosivos un búnker donde creen que hay más armas escondidas.

“Estamos hablando en este secuestro de unas 1.200 armas, más pólvora para unos 400.000 proyectiles, más proyectiles, más cañones antiaéreos. Estamos hablando de una cantidad de plata impresionante”, dijo la ministra a radio La Red.

Bullrich remarcó que sólo uno de los cañones con balas antiaéreas que tenía la banda, “lo estaban vendiendo a dos millones de dólares”.

La ministra explicó que los 49 allanamientos realizados en la “Operación Palak” -denominada así por el nombre de uno de los barcos en los que venían las piezas de armas-, fueron parte de una segunda investigación, ya que en una primera etapa, en noviembre pasado, “se había encontrado a cuatro aduaneros que habían facilitado la entrada de estas piezas de armas”.

“Se abrió una investigación en paralelo, a cargo del juez Penal Económico Pablo Yadarola, y comenzaron a trabajar en toda la inteligencia de esta organización la Gendarmería, la AFI y la AFIP”, detalló.

La funcionaria agregó que en esta segunda etapa “comenzó a analizarse cómo era el circuito de armado, recepción de piezas y luego de exportación criminal de estas armas por (la localidad paraguaya de) Pedro Juan Caballero hacia Brasil”.

“El jefe de la primera parte de esta investigación estaba en comunicación con el jefe que fue detenido ayer en Martínez, que tenía un búnker atrás de su casa. Uno parecía que entraba como a una especia de lavadero y ahí había una alacena llena de cosas de comida y limpieza, se sacaba esa alacena y había una puerta blindada y atrás había un búnker con aire acondicionado especial para tener las armas”, contó.

Bullrich mencionó que “hay otro (búnker) al que todavía no se pudo entrar porque tiene una puerta con un blindaje que hay que sacarlo con explosivos”, aunque aclaró que está evaluando cuándo y cómo hacerlo.

Fuentes de la pesquisa dijeron que ese otro sitio donde se cree que hay más armas está en el partido bonaerense de Escobar.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

1 comentario

  • Humo, puro humo de “Campaña”. No quieren hablar de temas concretos, Inflación, Desocupación,Cortes de Energía, Medicamentos incomprables,Deuda externa, 60% de capacidad productiva PARADA, etc…
    Este es el tema, NO hablar de lo que hay que hablar.

Deja un comentario