fbpx La inseguridad vial se cobró las vidas de dos motociclistas en las últimas horas – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

La inseguridad vial se cobró las vidas de dos motociclistas en las últimas horas

Un violento accidente se produjo durante la mañana de ayer en el Parque Industrial de Tandil y dejó como saldo una persona herida y un joven de 21 años fallecido. Además, otro trágico episodio se registró en la noche del lunes, en el barrio de Villa Aguirre, donde un motociclista de 38 años perdió la vida luego de llevarse por delante a un perro.

El joven Axel Fredes perdió la vida luego de accidentarse en el Parque Industrial

El Eco

Un fatal accidente se produjo en la mañana de ayer, en la intersección de las calles 4 y 5 del Parque Industrial de Tandil (PIT), donde chocaron una motocicleta marca Bajaj y una camioneta Toyota Hilux, patente NMB 068. Producto del impacto, el conductor del rodado menor, Axel Fredes, de 21 años, perdió la vida; mientras que Alejo Molina (46), quien manejaba la camioneta, fue trasladado al Hospital Ramón Santamarina y sólo sufrió traumatismos leves.

Si bien no hubo testigos visuales del hecho, la funesta escena daba cuenta de que había sido un fortísimo acontecimiento. Vidrios rotos, cachas de la moto en el suelo y ropa desparramada de la víctima, como así también yacía en el piso una parte del poste de señalización contra el que se topó la camioneta antes de finalizar su marcha contra una alcantarilla.

Tras escuchar el ruido, trabajadores de plantas fabriles cercanas pidieron apoyo y desde el Servicio de Emergencias Policiales se contactaron con el Cuartel Central de Bomberos porque, aparentemente, uno de los involucrados había quedado atrapado. Sin embargo, una dotación a cargo del oficial inspector Germán Espíndola se hizo presente y constató que no su labor no era necesaria, ya que ambos protagonistas del siniestro habían sido derivados al nosocomio local.

En diálogo con este medio, los operarios que se acercaron hasta la zona contaron que lo que sucedió fue que, tras el encontronazo en la esquina, Fredes salió despedido y quedó aplastado por un portón, lo que motivó a los presentes a aproximarse y asistirlo.

Las hipótesis

El joven de 21 años trabajaba desde hacía unos meses en la compañía Sulvat SRL, dedicada a la tornería automática, mecánica y por CNC, cuya planta está ubicada dentro del PIT, en Calle 4 al 400, apenas unos metros delante de donde ocurrió el fatal episodio.

Si bien aún no se sabe con exactitud lo que ocurrió ya que la causa está siendo investigada, según manifestaron los uniformados y algunos trabajadores presentes, la moto circulaba a una importante velocidad.

Cabe resaltar que la gran mayoría de las arterias internas del Parque cuentan con lomos de burro o reductores para evitar la ligera circulación, teniendo en cuenta que la máxima permitida es de 20 kilómetros por hora. No obstante, justo en la esquina del accidente no había ninguna protección vial en la calzada.

Mientras se analizan las causas de la tragedia, las fuentes consultadas por este Diario evaluaron que lo que pudo haber acontecido es que, teniendo en cuenta que el derecho de paso lo tenía Molina, ambos conductores avanzaron a la velocidad en que circulaban y que, producto del sol, quien circulaba al volante de la Hilux se encandiló y no advirtió el paso del ciclomotor.

Al no haber testigos del accidente, los investigadores informaron que procurarán dialogar con los titulares de las empresas cercanas al lugar para solicitarles el acceso a las imágenes de las cámaras de seguridad.

Personas que todos los días asisten al PIT repararon en que es común observar vehículos a alta velocidad y estimaron que los protagonistas podrían haberse confiado, lo que derivó en el lamentable suceso.

La trágica escena

A medida que pasaban los minutos, cada vez eran más los trabajadores de empresas aledañas que se acercaban al lugar para preguntar qué era lo que había ocurrido y se sorprendían por el impactante escenario que advertían.

Los vidrios rotos sobre la Calle 5, las prendas de la víctima esparcidas por la zona y una mochila y el casco de Fredes tendidos junto a la camioneta que terminó sobre la moto, contra una alcantarilla, hacían prever el peor de los desenlaces.

Además, las condiciones de la Toyota indicaban que el encontronazo había sido realmente fuerte: una abolladura a la altura del tanque de nafta producto del impacto lateral contra un poste, los airbags saltados, el parabrisas astillado y la parrilla completamente destrozada.

Un perro causó la tragedia en Basílico al 1600

El lunes por la noche, en tanto,  se produjo otro lamentable episodio vial, en el que Leandro Gini, de 38 años, perdió la vida luego de accidentarse al toparse con un perro que cruzaba la calle Basílico al 1600, en el barrio de Villa Aguirre.

La víctima circulaba por la arteria mencionada en una motocicleta Energy 110cc, cuando no pudo eludir a un can que se cruzó en su camino y cayó al suelo.

Al lugar acudió personal de la comisaría Cuarta y una dotación del SAME, que lo asistió y posteriormente lo trasladó hasta el Hospital Municipal Ramón Santamarina, donde falleció minutos más tarde producto de las lesiones sufridas.

La despedida

Con el transcurso de las horas, amigos y conocidos de Leandro Gini expresaron su dolor en las redes sociales. Lo definieron por su bonhomía y como un “buscavidas”.

Gini se desempeñaba como seguridad en distintos eventos, como recitales y reuniones empresariales. Además, por las noches, se encargaba de realizar las pegatinas de afiches publicitarios en las calles de la ciudad. Desde marzo, todas estas ocupaciones se habían cortado a causa de la pandemia.

En este último tiempo, con la crisis que agravó la situación epidemiológica, también realizaba diligencias en su moto, medio que utilizaba para generarse una entrada económica y poder garantizar el pan para su familia.

 

El propietario del perro

y una eventual imputación

 

Respecto a las responsabilidades penales sobre el trágico hecho,  en el plano judicial se informó que se aguarda por las actuaciones tendientes a esclarecer con certeza las causales que provocó la caída del motociclista.

A más precisiones, con la recopilación de algunos testimonios de vecinos como también al hacerse de imágenes de cámaras de seguridad de la zona, se habría determinado sobre la participación del perro que se interpuso en el paso de la víctima en su trayecto, circunstancia clave sobre los motivos de la caída del motociclista.

En ese tren de la pesquisa, ahora se procura dar con el posible dueño de la mascota protagonista que, de ser identificado, la cabría la imputación del delito “Homicidio culposo”.

Cabe consignar que la situación de la problemática de la tenencia responsable de mascotas resulta un flagelo que las autoridades nunca han logrado atemperar con acciones concretas, generando problemáticas comunitarias delicadas y, en este caso, trágicas.

 

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario