fbpx Quedó detenido el abogado Castaño – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Quedó detenido el abogado Castaño

El Eco

En  las últimas horas, por orden del Tribunal Oral Criminal 1 de Azul, la policía procedió a la detención del controvertido abogado Claudio Castaño, quien deberá cumplir la pena que había fijado la justicia por un juicio celebrado en septiembre de 2019.

El abogado había arribado al debate acusado de defraudar a tres de sus clientes con el pedido de un dinero por fuera de los honorarios que serían para el pago de coimas tanto a funcionarios judiciales como policiales, en el marco de las causas en que estaban involucrados.

En efecto, el juez Gustavo Borghi, en coincidencia con lo que había postulado la fiscalía a cargo de Damián Borean, dio por probado los tres sucesos ventilados, independientemente de que en un par de ellos los propios damnificados cambiaron su postura en medio del debate en pos de beneficiar la situación de su otrora abogado.

Consecuentemente, resolvió condenar a Castaño a la pena de tres años y ocho meses de prisión de cumplimiento efectivo y el mismo lapso de tiempo quedó inhabilitado para ejercer como letrado. A la vez, se le fijó una multa de 40 mil pesos por el “ánimo de lucro” al quedarse con dinero de las víctimas que, como oportunamente se indicó, confiaron dinero en tren de coimear a funcionarios judiciales y así mejorar la situación procesal que les cabía para instrucciones penales que pesaban sobre ellos. Hechos, circunstancias, que merecieron el comparendo tanto de los agentes judiciales como policiales que habían sido señalados como destinatarios de dichos sobornos, quienes negaron remuneración “extra” alguna como así también contacto bajo ese tenor con el polémico abogado.

Cabe consignar al respecto, que también el magistrado ordenó restricciones de acercamiento respecto a aquellos presentados como víctimas y sus respectivas familias, bajo el espíritu de aquella ramificación que surgió en plena audiencia, cuando en un cuarto intermedio testigos denunciaron amenazas de parte del letrado tras lo que habían expuesto.

A la vez, el condenado debió fijar domicilio en la ciudad, acudir una vez por mes de la dependencia policial y no podía irse del país.

El viernes pasado, desde Casación se ratificó la sentencia citada, por lo que a pedido de la fiscalía se hizo efectiva la medida coercitiva. Así las cosas, una comisión de la DDI de Azul arribó a la ciudad y procedió a la detención de Castaño, quien por estas permanecía en la dependencia policial con destino a la ciudad vecina, a disposición del Tribunal y del Servicio Penitenciario, quien determinará la unidad penitenciaria donde será alojado.

 

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

1 comentario

Deja un comentario