fbpx Tres hombres asaltaron a una mujer y la dejaron atada, en su casa de Lamadrid y Avellaneda – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Tres hombres asaltaron a una mujer y la dejaron atada, en su casa de Lamadrid y Avellaneda

Los delincuentes tocaron timbre y aprovecharon que la víctima, de 82 años, les abrió. La maniataron con pañuelos y la dejaron tirada en el piso de una habitación. Buscaban dinero y revolvieron toda la casa. Sólo se llevaron 800 pesos y dos teléfonos.

Mariano Leunda

La inseguridad volvió a golpear a uno de los sectores más vulnerables de la comunidad, ayer, cuando tres delincuentes asaltaron a una conocida vecina de 82 años, en su casa de Lamadrid 34, entre Avellaneda y Juncal. Los hombres revolvieron toda la finca, pero sólo se llevaron 800 pesos y dos celulares.

El atraco se produjo minutos después de las 15. Con un ardid, tres hombres engañaron a la víctima, María Rifé, y accedieron al interior del domicilio, donde ataron a la mujer y se dedicaron a revisar las dependencias, en busca de dinero.

Al tocar el timbre, uno de los ladrones, que eran hombres jóvenes y bien vestidos, le preguntó a la vecina si se alquilaba una propiedad lindera. Confiada, ella les abrió la puerta y cayó en la trampa que le habían preparado.

Una vez adentro de la vivienda, ataron a la señora de pies y manos con pañuelos, y la dejaron tirada en un dormitorio. Mientras tanto, le gritaban y le exigían que dijera dónde había plata. Sin embargo, la mujer sólo tenía en su poder 800 pesos, que los entregó.

El pedido de auxilio

Una vez que los ladrones abandonaron el lugar, María Rife logró arrastrarse desde la habitación hasta el living y comenzó a golpear la ventana que da a la vereda de Lamadrid. Un grupo de chicos que pasaba por el lugar escuchó el pedido de auxilio y solicitó ayuda.

De inmediato, se acercaron hasta la escena del atraco varios móviles de la Policía y una ambulancia del SAME, que revisó a la víctima y constató que no era necesario trasladarla al Hospital.

Afortunadamente, María Rife no sufrió golpes ni lesiones de gravedad, aunque evidenciaba algunos moretones en las muñecas producto de las ataduras.

La investigación

En la escena del atraco se presentó la doctora Viviana Chambrillón, ayudante de la fiscalía, y personal de Policía Científica que permaneció largo rato en busca de rastros que puedan servir para dar con los autores del hecho.

Además, un efectivo de la policía visitó a distintos vecinos para preguntar si habían escuchado u observado alguna situación extraña que pudiera vincularse con el asalto.

Por otra parte, la integrante de la fiscalía y policías revisaron imágenes de las cámaras de vigilancia de un taller de carrocería y pintura que está ubicado a metros de la vivienda donde ocurrieron los hechos. Sin embargo, los malhechores habrían huido hacia el lado opuesto, es decir, en dirección a Juncal.

Una zona castigada

En la cuadra del robo se reunieron varios vecinos, preocupados por María Rifé, una vecina muy querida que hace muchos años que vive allí, y por la seguridad de la zona. De inmediato, los frentistas organizaron un grupo de Whatsapp para comunicarse y advertir cualquier movimiento extraño.

Enrique, uno de los vecinos, se acercó hasta el móvil de El Eco Multimedios para hacer público el pedido de cámaras de seguridad en la arteria, que se encuentra desprotegida y presenta gran caudal de tránsito.

“Lamentablemente esto ya es reiterativo. Han robado en Lamadrid al 200 hace 45 días, de 17.30 a 19 de la tarde. Ahora esto a las 15.30. Es necesario que pongan cámaras de seguridad para determinar quiénes son”, expresó.

Además, sostuvo que estos hechos se dan “a plena luz del día. Es una barbaridad” y agregó que algunos frentistas de la zona se reunieron y han colocado una alarma vecinal. “Nosotros nos estamos agrupando por el mismo motivo. Nos estamos reuniendo para pasar información, por lo menos para crear un grupo de Whatsapp”, dijo.

Insistió en que “es necesario poner cámaras. Es un barrio de mucha circulación y con estos hechos, realmente lo necesitamos”.

Sobre el robo que afectó a una vecina muy querida y conocida, dijo que “todos los recaudos que se toman son pocos, porque no sabemos si hubo inteligencia previa o no, pero realmente hay mucha gente circulado”.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

1 comentario

  • Tenemos que cuidarnos entre nosotros, sobretodo aquellos que son más vulnerables (ancianos, personas con movilidad reducida y aquellos que no pueden valerse por sus medios)… busquemos medidas efectivas.

Deja un comentario