fbpx El oficialismo aclaró que “no es actual” la idea de destinar el 50 por ciento del FAS a obras en salud – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

El oficialismo aclaró que “no es actual” la idea de destinar el 50 por ciento del FAS a obras en salud

El presidente de la Comisión de Salud, Luciano Grasso, salió a responder el planteo realizado por el Frente de Todos. Aseguró que no se trabaja sobre un proyecto de base sino que se busca alcanzar un texto consensuado. En tanto, actualizó las instancias de trabajo.

El Eco

Mientras se avanza en la instancia de elaboración de propuestas hacia el interior de los bloques que integran el Concejo Deliberante, la postura sobre qué destino tendrá el excedente de recursos afectados al Fondo de Ayuda Solidaria generó el primer punto en discusión entre oficialismo y oposición.

En medio de la discusión de la herramienta, que se logra a través de un tributo incorporado a la factura de luz y que se calcula a partir del consumo de cada abonado al servicio, ante la necesidad de ajustarla a la demanda actual, el bloque de concejales del Frente de Todos salió a manifestar su postura en relación a uno de los principales criterios a resolver.

Así, rechazó de plano la idea de destinar el 50 por ciento de los recursos recaudados a obras de infraestructura dado que no respeta el principio de solidaridad que le dio espíritu a la ordenanza.

Sin embargo, el concejal de Juntos por el Cambio y presidente de la Comisión de Salud, Luciano Grasso, salió a aclarar que no se trata de una propuesta formal ni actual del oficialismo, por lo que ratificó que se mantendrán las conversaciones en el ámbito creado semanas atrás para lograr un texto consensuado entre todos los actores.

En diálogo con El Eco de Tandil, el exdirector de Salud Mental de la Nación hizo un repaso sobre las consultad que se llevan adelante con vistas al próximo encuentro que se celebrará la primera semana de abril y trazó algunos aspectos que podrían llevar a un acuerdo.

Así, sugirió que la fórmula de consenso podría encuadrarse en el resguardo del objeto original del FAS, que durante el año “no se pueda tocar para otra cosa que no sea para tratamientos de alta complejidad” y, en el caso que se subejecuten los fondos, “poder autorizarlo para determinadas cosas, que es lo que hay que poner en discusión”.

“No es una propuesta actual”

La necesidad de abordar los lineamientos de la ordenanza tiene, como antecedente más cercano, un proyecto de ordenanza que oportunamente impulsó el concejal mandato cumplido Facundo Llano. En su tratamiento en comisión, se definió su envío al Ejecutivo para realizar las consultas correspondientes y, en respuesta, se remitió un informe con las devoluciones ante los distintos planteos.

En 2018, el Sistema Integrado de Salud Pública elevó su propuesta en la que incorporó la idea de destinar hasta el 50 por ciento de los recursos afectados al FAS para obras de infraestructura en materia sanitaria.

Grasso aclaró que “está descartado, no es una propuesta actual del Ejecutivo”, aunque reconoció que es un punto que deberá someterse a discusión.

En línea con las premisas expuestas por la oposición, agregó que “también estamos analizando mejoras en cuanto a los procedimientos y en la capacitación de los trabajadores de salud en términos generales”. De todos modos, uno de esos puntos es el excedente y para eso se evalúan distintas opciones.

El Frente para Todos “hace una propuesta de financiar con el excedente el Primer Nivel de Atención, que son los centros de salud”. Por eso, cuando llegue el momento de discutir este punto “lo analizaremos pero soy más de la idea de pensar no tanto en porcentajes sino en resguardar la utilización durante el año solamente para el objeto principal del FAS, la cobertura de tratamientos de alto costo, y el excedente poder utilizarlo a través de un pedido y autorización del Concejo Deliberante”, que en el último tiempo se realizó mediante la vía de excepción para invertir ese dinero en obras en salud.

“Poder llegar a un texto en consenso tiene que ver con dar un salto cualitativo en este sentido y dejar de lado las excepciones”, resaltó el concejal.

Etapas de avance del trabajo

Y ratificó la idea inicial, de mantener la discusión abierta en función de las diversas propuestas con miras a elaborar un nuevo proyecto de ordenanza que responda a las demandas actuales.

En esta instancia, y de acuerdo a los lineamientos planteados por la comisión, los distintos bloques se encuentran abocados a la elaboración de sus sugerencias en cuanto al objeto de la normativa, los destinatarios, el alcance de la cobertura de los tratamientos de alto costo, entre otros ejes.

En ese proceso, los integrantes del bloque de Juntos por el Cambio mantienen diálogo con profesionales de la salud y concejales mandato cumplido ante la necesidad de enriquecer el debate y ampliar las miradas, e incluso con beneficiarios de la herramienta.

Asimismo, la expectativa también a punta a definir concretamente si existe alguna prestación o tratamiento que cumpla con los requisitos incluidos en la normativa (ser de alto costo, que no se realice en el sistema público y que el paciente no tenga obra social o no la cubra) y que no logra acceder.

En efecto, Grasso adelantó que existe una “incipiente idea” en estudio para incorporar tratamientos vinculados a la salud bucal.

En la actualidad, y sin definiciones frente al hospital odontológico proyectado por el intendente Miguel Lunghi, el sistema público ofrece tratamiento que, en determinados casos, incluye la extracción de la pieza dental.

“Estamos analizando alguna línea de salud bucal” dentro del FAS, deslizó Grasso sobre la posibilidad de pensar acciones de este tipo que permitan ampliar las prestaciones y abordar el debate sobre qué hacer con el excedente de recursos.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario