fbpx En clima de campaña, Lunghi recorrió obras y evaluó que la situación presupuestaria es problemática – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

En clima de campaña, Lunghi recorrió obras y evaluó que la situación presupuestaria es problemática

El jefe comunal Miguel Lunghi recorrió las obras de asfalto que se ejecutan con fondos provinciales en Linstown entre Pozos y Fleming. Aseguró que la crisis económica golpea duramente al presupuesto local y que deberán definir acciones en ese sentido. Destacó la prosecución de obras públicas y la contención a las áreas más sensibles.

Mariano Leunda

Sin que haya comenzado formalmente la campaña electoral hacia los comicios de octubre, cualquier acción que realizan los candidatos se direcciona a llevar agua para su molino y visibilizar sus puntos fuertes.

En actitud proselitista, el intendente Miguel Lunghi –quien va por su quinto mandato- recorrió la avanzada obra de asfalto localizada en Linstown entre Pozos y Fleming. La pavimentación de esa vía forma parte de un programa a cargo de la Dirección de Vialidad de la Provincia que incluye 60 cuadras de distintas zonas de la ciudad, y que es financiada íntegramente por el Gobierno bonaerense a partir de las gestiones realizadas por el Municipio.

Esta nueva infraestructura vial tiene el propósito mejorar la circulación del tránsito, y aliviar el perímetro de la ciudad para que no se generen congestiones o mayor caudal vehicular en las avenidas Brasil y Avellaneda, por ejemplo.

En un alto del recorrido, habló con El Eco de Tandil y destacó que las presentes obras se llevan adelante a través del coeficiente único de distribución (CUD), una herramienta que de acuerdo a una serie de parámetros -históricamente discutidos por intendentes y legisladores- se distribuyen los recursos que la provincia de Buenos Aires coparticipa automáticamente a los 135 distritos.

“En otros gobiernos es a través de gobiernos políticos o simpatías”, evaluó.

Un presupuesto municipal en aprietos 

El presupuesto 2019 para la ciudad fue confeccionado entre octubre y noviembre del año pasado, calculando un proceso inflacionario del 38 por ciento. La escalada inflacionaria que trepará a los 55 puntos y la devaluación que llevó el dólar a 60 pesos, depreciaron las partidas presupuestarias previstas y obligan entonces a pensar en nuevas formas de reconfigurar la asignación de fondos y distribución de recursos.

Preguntado sobre cómo llega el Municipio al 10 de diciembre en materia presupuestaria, aseguró que la situación es “difícil” y “problemática”.

“Todo aumenta y hay que mantener las cosas. El Hospital recibe drogas y medicamentos sin precio, pero no se puede dejar de atender, se compran igual y después veremos si se pagan con el 15, 20 o 30 por ciento de aumento. Vamos a tratar de llegar equilibrados y van a quedar obras sin hacer”, apuntó.

No será magia 

Además de los factores macroeconómicos se suma la duplicación de las partidas de ayuda alimentaria, de servicios y alquileres que emanan del área de Desarrollo Social, destinadas a contener el deterioro del tejido social.

En cuanto al bono extraordinario de 5 mil pesos pedido por el Sindicato de Trabajadores Municipales argumentó que se está cumpliendo con la recomposición salarial pactada en la paritaria 2019 que contemplaba aumentos en tres tramos para la segunda mitad del año del 19,5 por ciento acumulado.

“Las dos cosas a la vez no podemos, hay que ver cómo marcha la economía. Soy intendente, no soy Mandrake (el mago)”, lanzó.

Y con el fin de aumentar los esfuerzos en esta dirección, firmó recientemente una convocatoria al Consejo Económico y Social, fijada para el próximo lunes en el Teatro del Fuerte.

A partir de este llamado, la comuna pretende analizar el contexto reinante y evaluar cualquier medida que se considere positiva para hacer más leve el impacto de la crisis.  También se procederá a establecer ciertos ajustes en la órbita municipal, como la supresión de viáticos de viajes que deban hacer los funcionarios, congelamiento de planta y dejar sin cobertura los cargos vacantes.

El apoyo a Vidal 

Días atrás, el Intendente se reunió con la gobernadora María Eugenia Vidal y otros mandatarios del núcleo de Juntos por el Cambio para analizar cómo encarar la campaña tras la ostensible derrota en las urnas frente a la fórmula provincial del Frente de Todos encabezada por Axel Kicillof y la actual intendente de La Matanza Verónica Magario.

En este punto, Lunghi refirió que lo que vale es salir a la calle a escuchar a la gente y hablar con los vecinos para poder transmitir de manera cabal los logros de la gestión y recibir los reclamos.

Sin embargo, sostuvo que “son 60 días de campaña, no se va a cambiar mucho la historia. La gente tiene derecho con su voto a elegir un cambio si es que se va a mantener la diferencia de las PASO”.

Uno de los ejes cuestionados en dicho encuentro fue la parte económica y las dificultades de los ciudadanos para llegar a fin de mes, en oposición a la conformidad que los bonaerenses manifiestan con las obras públicas.

No se vive de cemento 

Uno de los bastiones sobre  los que se apoya la gestión lunghista es la obra pública, para intentar equilibrar otros flancos más débiles. Consultado acerca de otras fortalezas que se enmarquen por fuera de este espectro, el Intendente detalló el buen funcionamiento del polo sanitario encarnado en el Sistema Integrado de Salud Pública, pese a que aún resta completar la guardia en el CIC de San Cayetano y terminar 12 consultorios externos.

Además, enumeró las mejoras en las escuelas, que alcanzan a un universo de 40 establecimientos educativos del Partido y la construcción de siete escuelas. También informó que ayer firmó la transferencia de 18 millones de pesos para realizar la licitación pertinente y retomar los trabajos en el Jardín 927 de La Movediza, encuadrado dentro del Plan 3000 Jardines, cuya obra se paralizó hace más de un año.

“No es solamente asfalto lo que hemos hecho, un movimiento cultural anual permanente con muchos programas. A nivel educativo no  formal la Escuela de Idiomas, de Teatro, de Danzas. Hicimos 400 cuadras de gas en cuatro años”, prosiguió.

Los plazos fijos 

Mientras se respira un innegable aire de contienda electoral, Lunghi cargó contra la candidata a vicegobernadora Magario y se ubicó en las antípodas de su gestión al frente del municipio más populoso de la Provincia.

Contrapuso la extensión de servicios públicos de Tandil, del orden del 90 por ciento, al 40 por ciento de La Matanza. “Magario tiene alrededor de 10 mil millones de pesos en cajas fuertes y colocación de servicios del 40 por ciento. Prefiero tener las cloacas y no la plata en el banco”, dijo.

Aunque el secretario de Economía municipal Daniel Binando suele ser criticado por colocar fondos en plazos fijos, Lunghi deslizó que debe haber bajo esa modalidad un máximo de 300 millones de pesos, erario del cual permanentemente se saca dinero para afrontar gastos. En este sentido, indicó que la próxima semana se van a ir de esos fondos 80 millones de pesos para pagar sueldos y consideró de vital importancia contar con pequeñas reservas.

“Hay muchas obras son con fondos afectados. En la obra de las piletas del CEF 42 hay 14 millones de pesos y mientras se construye el techo, por ejemplo, ¿dónde vas a tener esa plata? Se coloca en el banco pero tiene movilidad, no como la de Magario”, objetó.

Orgánico hasta el final 

Hace un par de semanas, tras el ajustado voto a voto de Iparraguirre y el pediatra en las PASO, el candidato a intendente por el Frente de Todos declaró que la organicidad partidaria no debería ser un valor supremo frente a la calidad de vida de los ciudadanos, en alusión a la pertenencia de la UCR al espacio de Juntos por el Cambio que colocó a Mauricio Macri en 2015 en la presidencia y cuya alineación volvió a ser ratificada este año. En este punto, Iparraguirre sostuvo que Lunghi es corresponsable al conformar esa lista y abrazar esa idea. El debate se centra en que las vicisitudes económicas y sociales que los intendentes deben enfrentar hallan su génesis en la conducción nacional y deben absorber el impacto como pilotos de tormentas.

“Yo soy orgánico y la pelea la doy adentro. A los 18 años me afilié a la UCR porque considero que es un partido democrático, que ha luchado abiertamente por la libertad de todos y los derechos humanos. Debatimos más de doce horas en la convención y el voto de las mayorías dijo eso. No tenemos por qué saltar a otro lado, eso considero yo, puedo estar equivocado”, analizó el jefe comunal y aseveró que sigue luchando por lo que cree en el mismo partido en el que lo ha hecho toda su vida.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario